Miércoles 12.12.2018

¿Defender a los nuestros?

La sociedad no existe, solo existen individuos y familias”.
Margareth Thatcher

“Lo que tenemos que hacer es defender lo nuestro, y defender a los nuestros”.
María Dolores de Cospedal​

La señora Cospedal ha aparecido en la Convención Nacional del PP de este fin de semana indignadísima por la presunta falsificación del master de la señora Cifuentes. Aunque le sorprenda a los lectores, esa indignación no ha sido por los  estudiantes universitarios, que con mucho sacrificio sacan adelante sus masters y pueden ver un trato de favor, sino para defender a su amiga Cifuentes, de la cual cada día descubrimos nuevas informaciones que oscurecen aún más su versión.

Sorprende el cabreo, la vehemencia, el puño en el atril, de la secretaria general del PP. Un cabreo que no le hemos visto cuando en esta semana el gobierno en el que se sienta aprueba tres trasvases que desangran, una vez más, el río Tajo. Una vehemencia que no le conocimos cuando dejaba sin colegio o consultorio a miles de personas de nuestros pueblos. Un puño que no utilizó para paralizar los miles de despidos de trabajadores públicos que ordenó durante su mandato.

Pero lo  que más llama la atención e indigna de la señora Cospedal, es el llamamiento que hace a “defender lo nuestro y a los nuestros”. ¿A qué se referirá cuando habla de lo nuestro? ¿Quizá se trate de los suculentos negocios de su marido, el señor López del Hierro? ¿Y quiénes son “los nuestros”?  ¿Se estará refiriendo a los cientos de imputados que tiene el Partido Popular por toda España en los diferentes casos de corrupción? ¿A los que ya han entrado en la cárcel por sentencia firme? ¿A los que se han beneficiado de las políticas de privatizaciones?

Quizá nunca podamos contestar a estas cuestiones, pues solo la interesada tiene la respuesta. Lo que sí ha quedado demostrado es que esta lideresa se indigna más por defender a una amiga de un presunto caso de corrupción que por los ciudadanos de Castilla-La Mancha que sufrieron sus recortes. Algo que debería ser inconcebible en una sociedad democrática, en la cual  los representantes políticos deberían empatizar e intentar resolver los problemas cotidianos de sus representados.

Sin quererlo, a Cospedal le ha salido uno de los comentarios que mejor definen la ideología de  la actual dirección 'popular'. Hablan de defender a “los nuestros”, de defender a la familia de dirigentes del PP, defenderlos a toda costa, frente a la repulsa de la sociedad ante la corrupción, frente a la verdad. “La sociedad no existe, solo individuos y familias”, ya lo dijo Margareth Thatcher, sin sociedad solo queda defender a la familia.

Pero frente a “esos nuestros”, quedamos todos y todas, quedan los que cursan masters de manera presencial y no se los regalan, los que se pagan sus estudios con trabajos precarios,  los que se forman con esfuerzo para tener un futuro mejor, los que trabajan duro para llegar a fin de mes, los que quieren unos servicios públicos eficientes.Queda la mayoría social que Cospedal desprecia  y que, como demostró  en Castilla-La Mancha, no defiende.


Miguel González Caballero
Diputado del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha

Comentarios
x