sábado 5/12/20
Advertisement

La legislatura de Cospedal, la más negra de la democracia para Cuenca

Si echamos la vista atrás y hacemos un resumen del significado de esta legislatura me faltaría espacio en el blog y tiempo para poder comentar la desidia y el abandono que esta tierra ha sufrido durante estos cuatro años bajo la legislatura de Cospedal.

Advertisement

Nos ha traído el cementerio nuclear que nadie quería, incumpliendo su propia palabra. Y la lectura de esto es que sólo buscaba mantener su cargo de Secretaria General del PP. Además, ha desmantelado el dispositivo de lucha contra incendios forestales, que permitía, además de limpiar y vigilar nuestros montes, estabilizar la población en zonas como la Serranía de Cuenca. También, ha presumido de haber inaugurado un nuevo centro de salud, cuando la apertura de Cuenca IV fue a costa de cerrar el Cuenca III.

No puedo decir otra cosa más que esta legislatura ha sido la más negra de la democracia para nuestra provincia. Y es que estos cuatro años han dado como resultado la pérdida de casi 12.500 habitantes. Tenemos 1.864 parados más y 9.428 afiliados a la Seguridad Social menos que cuando Cospedal llegó al Gobierno. Además, para culminar todas estas cifras, se ha despedido a 2.273 empleados públicos y el 36% de la población conquense está en riesgo de pobreza (según Cáritas). La falta de expectativas laborales y de futuro de muchos jóvenes ha convertido Cuenca en la provincia española que más habitantes ha perdido en términos relativos entre 2011 y 2014 (con una pérdida del 5,6% de la población).

El paro registrado ha seguido aumentando en la provincia y Cuenca ha pasado de tener 17.194 desempleados en mayo de 2011 a 19.058 en marzo de 2015. Además, prácticamente la mitad de los desempleados de la provincia de Cuenca ya han agotado su prestación o subsidio.

Del Boletín Estadístico de Personal al servicio de las administraciones públicas, elaborado por el Ministerio de Hacienda, se desprende que Cuenca ha pasado de 14.513 trabajadores a 12.240, lo que supone un 16% menos de empleados públicos en Cuenca. Este porcentaje es más del doble de media nacional, que es del 6%.

Actualmente, hay 708 docentes menos que antes de la llegada de Cospedal, pasando de 3.389 a 2.680. Esta reducción es cuatro veces más que la media de España. Mientras tanto y por el camino se han cerrado una treintena de escuelas rurales, comedores escolares, se ha suprimido el transporte escolar para miles de alumnos, y se ha eliminado la gratuidad de libros de texto. En el caso del campus de Cuenca de la UCLM es el que más ha visto reducido el número de profesores de toda la Universidad de Castilla-La Mancha.

El sector sanitario ha pasado de contar con 2.545 profesionales a 2.005. Es decir, se han despedido 540 profesionales sanitarios en la provincia, casi un 22%. Esta es la provincia en la que, en términos relativos, más trabajadores sanitarios han sido despedidos; cuatro veces más que la media nacional, que es del 5,50%; y el doble que la media regional, que es del 9,09%; uno de cada cinco profesionales sanitarios que trabajaba en la provincia de Cuenca ha sido despedido por Cospedal. Esta reducción de profesionales repercute claramente en la calidad de los servicios que se prestan y en este caso debemos de fijarnos en el hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca; uno de los más castigados de la región con diferencia. No puedo obviar tampoco los problemas en la Atención Primaria, ya que en muchos pueblos hay incidencias diarias en la atención sanitaria, y es que se ha reducido la prestación en muchos municipios y, por primera vez, en muchos centros de salud hay lista de espera. Tampoco puedo dejar de lado sin detenerme en el intento de cierre de las urgencias nocturnas en muchos pueblos por parte del Gobierno de Cospedal; una decisión que finalmente frenó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ante los recursos presentados por ayuntamientos afectados.

Para finalizar mi artículo sobre la ‘Legislatura más negra’, les recuerdo que incluso una de las reclamaciones históricas del PP en la provincia de Cuenca, el Conservatorio Superior de Música, se marchó a Albacete a pesar de haber sido comprometido para la capital conquense. Éste ha sido uno de los desprecios más significativos del Gobierno de Cospedal a Cuenca, a los que se suma el ‘machaque’ y el deterioro que causa a la imagen de la ciudad la televisión pública.

¿Y qué me dicen de la promoción turística? Nada. Ni un euro para esto. En provincias como Cuenca, cuya capital es Patrimonio de la Humanidad la inversión en turismo y en la promoción turística deberían haber sido la esencia para la llegada de turistas y visitantes. Y, a pesar de todo lo expuesto, lo recortado, y el sufrimiento generado a los ciudadanos de la provincia, ¿saben qué? Que el Ejecutivo de Cospedal ha duplicado en cuatro años la deuda de Castilla-La Mancha.

Advertisement
Comentarios