Lunes 20.05.2019

Albacete 2025

Es posible imaginar otro Albacete. Una provincia y una ciudad en el primer cuarto de siglo XXI. Otra ciudad abierta en el mismo territorio. Albacete puede crecer en calidad de vida y de los ecosistemas. Soñemos.

Una ciudad más habitable (eliminando el tráfico rodado en lo posible, solucionando el problema del aparcamiento con soluciones imaginativas dando alternativas), recuperando la ciudad ya construida (rehabilitando edificios y creando islas y cubiertas verdes dentro de la ciudad compacta). La ciudad compacta y vertical tiene muchas ventajas sobre la dispersa y horizontal y Albacete es compacta y vertical, pero tiene que solucionar el problema del coche, del aparcamiento. Hace algún tiempo se pensó que podría sufrir un crecimiento enorme, pero eso no sucedió y ahora existen grandes zonas urbanizadas o sin urbanizar, banalizadas,  sin personalidad solo para el enriquecimiento de unos cuantos. La ciudad más grande Castilla La mancha, y una de las más pobladas de la España peninsular podía convertirse en una ciudad más habitable, el Nueva York de la Mancha que decía Azorín, “por su progreso y modernidad”.  

En temas urbanísticos, se facilitará la rehabilitación integral del ensanche y los barrios periféricos para propiciar la reactivación del empleo en la rehabilitación de viviendas, incentivándolo con criterios de subvención similares a los aplicados para la vivienda pública y contemplando la participación vecinal como instrumento vinculante de gestión. Revisar el planeamiento municipal, cuando finalice el segundo cuatrienio del vigente PGOU, con el criterio de reducir la oferta de suelo destinado a uso residencia privado, aumentando el patrimonio público de suelo, y el reequipamiento de los barrios deficitarios. Es necesario otro modelo productivo, cimentado con la creación y asentamiento de empresas de base tecnológica en los Parques Científico y Tecnológico y Aeronáutico y Logístico. Estas empresas que den trabajo de calidad y fomentan la aparición de empresas satélites y servicios complementarios. En energía se apostará por el abandono de derivados del petróleo para calefacción y la introducción de energías limpias,  facilitando a las comunidades de propietarios la instalación de placas fotovoltaicas en las cubiertas de los edificios del casco urbano, y sobre todo en los polígonos industriales. Así bajará el precio de la factura de la luz y disminuirá el costo del alumbrado público, sirviendo como referente de sostenibilidad y sensibilidad respecto al cambio climático para otras ciudades europeas. Se realizara un informe de adaptación al cambio climático, analizando las infraestructuras críticas de la ciudad. Se mejorará el transporte público de la ciudad, con el incremento de la flota de autobuses municipales y su paulatina modernización con unidades de baja emisión de gases contaminantes. Se incentivará su uso mediante subvenciones a diversos colectivos, usuarios habituales del automóvil, como el de los trabajadores de los polígonos industriales de Campollano y Romica, para reducir el impacto del tráfico empleo-residencia y descongestionar el tráfico en el centro de la ciudad, contribuyendo a mejorar la calidad del aire. Se promoverá la utilización de la bicicleta como medio de transporte frecuente, con diversos incentivos, para que se extienda su uso, superando el concepto de carril-bici y compatibilizando el uso de la bicicleta y el automóvil, como ocurre en  capitales europeas como Ámsterdam o Copenhague. Se adoptarán todas las medidas correctoras necesarias para lograr una ciudad accesible. Se iniciará, con el acuerdo previo del pequeño comercio, un proceso paulatino de peatonalización de algunas calles del centro, con el objetivo de mejorar su paisaje urbano, creando pequeñas zonas ajardinadas, introduciendo biodiversidad en la ciudad, instalando diversos tipos de mobiliario urbano, y facilitando la creación de nuevas zonas de terrazas para la hostelería. Todo ello para ofrecer al viandante pasear por el centro o hacer sus compras con una mayor calidad ambiental, conforme a la tendencia generalizada del tratamiento de los centros históricos de la mayoría de las ciudades europeas. Se realizarán aparcamientos disuasorios. Se fomentarán las PYMES y el pequeño comercio. Se fomentará la biodiversidad y especies emblemáticas como los murciélagos que están prácticamente desaparecidos y las zonas verdes de la ciudad, proyectando un anillo verde en las zonas del perímetro de la ciudad, en los que la existencia de suelo vacante lo permita, para mejorar el microclima de la ciudad sobre todo en verano. Recuperar las actividades agrícolas tradicionales, ahora abandonadas, que se desarrollaban en las numerosas huertas que rodeaban Albacete, y orientadas a la puesta en marcha de cultivos ecológicos, de secano  y de regadío donde existan recursos hídricos disponibles.  Todo ello se hará con una planificación adecuada, basada en las mejores técnicas y ciencias disponibles, con nuevas tecnologías, mediante la potenciación del parque Tecnológico de Albacete, dando mayor protagonismo a institutos de planificación como el Instituto de Desarrollo Regional –IDR–, como instrumentos de desarrollo económico inteligente para la ciudad.  Todo esto se hará con participación pública, asumiendo que cualquier solución adoptada lo será en base a la participación pública, de forma que el protagonismo de los vecinos en el diseño de la ciudad sea totalmente vinculante. Este cambio hacia un modelo de desarrollo sostenible de la ciudad de Albacete, diversificará las actividades económicas, abandonando la dependencia del ladrillo, incentivando otras actividades en los diversos sectores productivos, priorizando las de marcado carácter social, que permitan incidir en la creación de empleo e incluya la variable ambiental en su diseño. Albacete sigue sin reconocerse como la ciudad más poblada de todo Castilla-La Mancha, con un peso específico y problemas diferentes a otras ciudades, con una Universidad que aunque importante, le faltan muchas titulaciones, que hacen que los jóvenes tengan que irse a otras provincias y con falta de inversiones en investigación y desarrollo. La propuesta de una Ciudad del Saber con una buena potenciación de la universidad, completando titulaciones y buscando excelencia académica. Con profesores de primera línea de otras universidades. Un modelo de desarrollo propio de una ciudad moderna, caracterizada por la sostenibilidad, que en un futuro pueda ser una referencia en la innovación tecnológica, con ferias y convenciones de carácter internacional, y referente también en el ámbito cultural con la programación de festivales internacionales de música y artes escénicas de primer nivel. Hay que trabajar para desarrollar la actividad en la celebración de ferias y congresos. En definitiva, una ciudad para el futuro.

La provincia tiene  el reto de ser cien por cien renovable, capaz de autoabastecerse  y exportar electricidad. Con suficientes molinos de viento con retribuciones justas de forma que favorezca a la gente y no a las empresas como hasta ahora y placas solares en todos los tejados capaces de dar energía a las familias y las empresas. Albacete fue la primera ciudad con luz eléctrica del país y una de las primeras en producción de energías renovables, llegando alcanzar casi el 10% del total nacional. Esta provincia también tiene importante retos, actualmente y en una parte importante de su territorio tiene densidades bajísimas de población. Y sigue el envejecimiento de la población rural y por la falta de oportunidades, la emigración sigue produciéndose, seguimos teniendo en algunas zonas las densidades de población más bajas de Europa. Un territorio donde se debe intentar el asentamiento de habitantes jóvenes, con  donaciones de tierras y de casas, con energía renovable gratuita, con aseguramiento de producciones agrícolas ecológicas para la administración en comedores y creación de asociaciones que permitan el desarrollo profesional en el medio rural de personas con un buen nivel de formación manteniendo su residencia en los pueblos. Hablamos de arquitectos (vivienda y urbanismo), informáticos (pueden realizar cualquier actividad de forma deslocalizada), ingenieros agrónomos y forestales. Esto se puede pensar que va contra la libre competencia, pero desde nuestro punto de vista, determinados trabajos se deben realizar desde el propio territorio, por gente que lo habita, lo sufre y lo quiere. Con un adecuado y estudiado desarrollo rural. Los planes de desarrollo rural anteriores han sido un fracaso. No han conseguido modernizar y transformar a mejor  el medio rural. El error es que no se ha realizado un estudio de potencialidad del medio rural. Cada zona es muy diferente y tiene un potencial: turístico, agrícola, natural, etc. Que es necesario conocer y cruzar con la realidad administrativa -comarca, municipio, agrupación, etc.- y la interrelación con los vecinos, se puede abordar un plan de desarrollo a largo plazo. Una provincia donde se fomente el turismo. El asociacionismo de los establecimientos y empresas de servicios dentro de una marca de calidad. Con unos principios básicos: buena imagen, excelente formación del personal, establecimientos muy cuidados, planes de actividades muy estudiados adecuados a los diferentes sectores de clientes, etc. El empleo que se genere debe de dejar de ser temporal y precario asociado a épocas concretas como la vendimia. Se solucionarán los problemas de depuración de aguas y mala calidad de aire que afecta a la salud de las personas, por ejemplo en Villarobledo, o en las zonas forestales de Elche de la Sierra los bosques sigue sin gestionar y sin  crear empleo todo el año con lo cual solo se contrata a los trabajadores en las épocas de incendios lo que incide en  el elevado riesgo de fuegos que desgraciadamente se materializa. En la zona de la Mancha oriental se solucionarán los problemas del agua por la falta de enfoque científico en la gestión de los acuíferos, mientras también falta información sobre los acuíferos de relacionados. Los proyectos de fracking se suprimirán para que no sigan  gravitando sobre los viñedos. En los límites de la provincia se encuentra el proyecto de Villar de Cañas (Cuenca) para albergar el  cementerio nuclear, también llamado con un eufemismo Almacén Temporal Centralizado, obviando los informes técnicos (hasta cuatro que demostraban los riesgos geológicos y la alta posibilidad de conexión de contaminantes entre los acuíferos circundantes y el Río Záncara) y que por supuesto es incompatible con todas las denominaciones de origen y agricultura ecológica de la mancha.

Se restaurarán los bosques, las aguas, y se adaptarán y luchará contra el cambio climático, y se diseñarán los ecosistemas que necesitamos en el siglo XXI.  Vamos a cuidar y reforestar muchas zonas sin bosques. Vamos a introducir  rebollos y quejigos y encinas,  y especies más maduras y con menor riesgo de incendio que favorezcan mayor biodiversidad.  Vamos a plantar setos vivos que sean cortaviento y que mejoren condiciones microclimaticas.  Vamos a recoger la leña, cuidar todas y cada una de las masas forestales, haciendo una selvicultura adaptada al cambio climático, fomentando la biodiversidad. Permitiremos la caza, pero una caza sostenible, una caza social. Con base científica. Quitaremos  todas las vallas cinegéticas que no hacen sino fomentar  la consanguineidad y desequilibrios de población. Diseñaremos ecosistemas manteniendo los equilibrios naturales que implican  los depredadores naturales. Limpiando las aguas, poniendo depuradoras en todos los pueblos, hasta los más pequeñitos, con filtros verdes y otros sistemas basados en soluciones naturales y que funcionen,  no como ahora, vamos a conseguir ríos limpios, ríos que no huelan, ríos en los que podamos bañarnos, como pasaba hace 50 años.  Vamos a revisar el Trasvase Tajo-Segura y el resto de trasvases. Vamos a intentar que poco a poco vaya disminuyendo. Tiene que haber agua en las cuencas que dan agua. No pueden quedarse sin agua. Vamos a dejar caudales ecológicos en todos los ríos. También vamos a dejar de sobreexplotar los acuíferos. Vamos a trabajar limpiando el aire contaminado de todas las ciudades. El compromiso contra el cambio climático, aunque incipiente para el gran problema que es,  aprobado en Paris demuestra que si se puede.. Haremos un plan de reducción de las emisiones, haremos un plan de adaptación al cambio climático, plantaremos bosques haciendo grandes infraestructuras verdes, , fomentaremos la biodiversidad  y restauraremos humedales,   no haremos nuevos AVES, ni despilfarraremos el dinero con aeropuertos como el de Ciudad Real. Bosques, agua energía, y todas estas actuaciones  generaran trabajo. Empleo verde. En el medio rural, en la agricultura, cuidando los bosques, aumentando la ganadería extensiva, pastoreando los campos, limpiando los ríos, rehabilitando y aislando viviendas, poniendo placas solares...  Vamos a cambiar el modelo productivo por uno más sostenible, con más I + D y menos contaminación, mas silicio y menos carbón, es decir más inteligencia y menos ineficiencia. Hay que generar empleo sin producir tanta contaminación como el actual una economía verde y sostenible. En definitiva vamos a restaurar la antigua abundancia de este país.

En definitiva se trata de conseguir que las administraciones e instituciones tienen que gastar el dinero en desarrollar planes de futuro que sean tractores y estos sean los que creen empleo.

No olvidemos que Albacete fue la primera ciudad española en contar con alumbrado público en 1888. Volver al carácter cosmopolita e integrador, de un cruce de caminos.  ¿Somos capaces de volver a atraer científicos, creadores, ingenieros, profesores de primer nivel internacional? ¿Somos capaces de conservar y diseñar ecosistemas para el siglo XXI?Somso capaces de gestionar de una forma sabía el agua y los bosques? ¿Podemos volver a hacerlo en 2015 para llegar a un 2025 más sostenible? ¿Volver a inventar el progreso? Creemos que sí se puede. Sí, se puede.

Fernando Prieto es candidato de Podemos al Congreso por Albacete

Comentarios
x