lunes 30/11/20
La opinión de
David Llorente y Ariel Jerez
David Llorente y Ariel Jerez

¿No al fracking, pero sí a la minería de tierras raras?

El proyecto de fracking o fractura hidráulica en Guadalajara constituye una grave amenaza para la salud pública, el medio ambiente y el desarrollo sostenible en la provincia. Esta técnica de extracción de gas de la tierra utiliza productos químicos altamente tóxicos y contaminantes y requiere de un gran consumo de recursos hídricos en una zona con escasez de agua. El fracking forma parte de un modelo extractivista y de producción de energías sucias promovido por las élites que genera beneficios a corto plazo para unos pocos a costa de provocar grandes costes socioeconómicos y ambientales para la mayoría y las generaciones venideras.

El regadío de Cogolludo: 20 años de promesas incumplidas y despilfarro de dinero público

Guadalajara nos está ayudando mucho a Podemos en la tarea de repensar nuestro mundo rural. No es casualidad que nuestro I Encuentro Estatal de Círculos Rurales se celebrase en Molina de Aragón en noviembre de 2015 o que miembros destacados de ‘La Otra Guadalajara’, uno de los movimientos ciudadanos rurales más activos de España, hayan participado con especial protagonismo en la elaboración de nuestro programa rural y en la estrategia del Mundo Rural de Podemos. De hecho, nos han enseñado que un problema fundamental del mundo rural, asociado a la despoblación, es el despilfarro de dinero público a través de redes clientelares y la opacidad y el silencio impuestos por actitudes y prácticas caciquiles. Hemos podido ver con nuestros propios ojos en algunos pueblos cómo muchos simpatizantes de Podemos se sienten controlados y coaccionados a la hora de votar y cómo temen significarse por los problemas que ello les puede acarrear. Es triste que esto siga pasando en un mundo rural en el que se han invertido tantos millones de euros de dinero público para su modernización durante cuatro décadas de democracia bipartidista.

Hacia una gestión integral y sostenible del agua como bien público y derecho social

Como bien sabemos en Castilla-La Mancha, el agua es un recurso limitado y valioso, sometido a una presión creciente como resultado de políticas públicas irresponsables, de un modelo de desarrollo insostenible y de los efectos del cambio climático. El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy, que funciona sólo para lo que quiere, se niega a someterse al control democrático del Congreso, pero funciona a pleno rendimiento para aprobar un trasvase tras otro, además de adoptar otras decisiones también perjudiciales para nuestra región, como el cierre de Elcogas, la autorización de nuevas licitaciones para la construcción del Cementerio Nuclear o el recurso a la recuperación de la jornada semanal de 35 horas de nuestras empleadas y empleados públicos.