Imprimir

El Tajo sufre el cuarto trasvase del año mientras su cabecera pierde agua a pasos agigantados

S. Jiménez | A. López | 09 de abril de 2019

Entrepeñas, embalse de cabecera del Tajo, en una imagen de hace dos semanas. Actualmente acumula menos agua. ASOCIACIÓN DE MUNICIPIOS RIBEREÑOS
Entrepeñas, embalse de cabecera del Tajo, en una imagen de hace dos semanas. Actualmente acumula menos agua. ASOCIACIÓN DE MUNICIPIOS RIBEREÑOS
  • El Gobierno permite una nueva derivación hacia el Levante desde Entrepeñas y Buendía, que solo en la última semana han perdido casi 6 hectómetros cúbicos y se encuentran a poco más del 23 por ciento de su capacidad total.
  • El Ministerio de Transición Ecológica prevé que los embalses entrarán en situación hidrológica excepcional a primeros de mayo, mientras que a comienzos de octubre el agua almacenada ya estará por debajo del mínimo legal trasvasable.

TOLEDO.- Reunida este lunes, la Comisión Central de Explotación del Acueducto del Tajo al Segura, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera, ha autorizado un trasvase para el mes de abril de 38 hectómetros cúbicos para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras del Levante. Se trata del cuarto trasvase autorizado en este 2019, mientras que en lo que va de año hidrológico ya se han alcanzado los 217,5 hectómetros cúbicos de agua derivados.

En un comunicado, el Ministerio ha informado de esta decisión, adoptada tras tomar en consideración el informe de situación elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) que indica que, a fecha 1 de abril de 2019, el volumen de agua embalsado en Entrepeñas y Buendía era de 600,7 hectómetros cúbicos.

También añade que, a esa fecha, quedaba un volumen autorizado pendiente de trasvasar de 11,7 hectómetros cúbicos, por lo que resulta un volumen de embalse efectivo de 589 hectómetros cúbicos, superior al umbral de 586 hectómetros cúbicos que corresponde al mes de abril.

Por tanto, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha constatado que el sistema se encuentra en situación de nivel 2, es decir, de normalidad hidrológica, y, por lo tanto, ha procedido a la autorización automática de un trasvase de 38 hectómetros cúbicos. Se cumple así la normativa vigente, concretamente el Memorándum, firmado por parte de gobiernos con mayoría absoluta del Partido Popular, tanto en esta región, con María Dolores de Cospedal al frente de la Junta, como en la Comunidad Valenciana y en Murcia.

Una decisión que se toma con las referencias del 1 de abril, aunque desde entonces hasta hoy, en este corto margen de tiempo, los embalses de la cabecera del Tajo han perdido agua a pasos agigantados en pleno invierno; concretamente 5,76 hectómetros cúbicos, cayendo así los recursos hídricos almacenados por debajo de la barrera de los 600 y situándose con 594,92 hectómetros cúbicos, lo que representa  solo el 23,62 por ciento de su capacidad total, que asciende a 2.518 hectómetros cúbicos.

Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo correspondientes a este lunes 8 de abril, el embalse de Buendía acumula 303,23 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone 1,99 hectómetros menos que la pasada semana, y está al 17,78 por ciento de su capacidad total, que es de 1.705 hectómetros cúbicos.

En el pantano de Entrepeñas, el volumen de reserva de agua ha bajado 3,77 hectómetros cúbicos en los últimos siete días y almacena 291,69 hectómetros, que suponen el 35,87 por ciento de su capacidad total de embalse, que se sitúa en 813 hectómetros cúbicos.

Además, en las conclusiones del informe del Cedex, se indica que la cabecera del Tajo entraría en situación hidrológica excepcional, que es nivel 3, a primeros de mayo, y que se mantendrá en esa situación el resto del semestre

Durante esos meses se podría trasvasar el volumen máximo de 20 hectómetros cúbicos al mes hasta septiembre, en el que las existencias solo permitirían trasvasar 9,3 hectómetros cúbicos.

Por tanto, el informe señala que durante el primer trimestre (abril‑junio) se podrían trasvasar, como máximo, 78 hm3 y durante el segundo trimestre (julio‑septiembre) otros 49,3 hm3, es decir, a lo largo de todo el semestre se podrían trasvasar 127,3 hectómetros cúbicos como máximo. 

Con estos volúmenes de trasvase, las reservas al finalizar el semestre, en septiembre de 2019, serían de unos 382 hm3, por lo que, si se cumplen las hipótesis de cálculo establecidas en la regla de explotación, el sistema se podría encontrar en nivel 4 a comienzos de octubre, que dejaría a la cabecera del Tajo por debajo del mínimo legal trasvasable.

El informe también señala que en los meses transcurridos del presente año hidrológico, la aportación acumulada es de unos 305 hectómetros cúbicos y se mantiene por debajo de la media de aportaciones desde 1980 hasta la actualidad, que es de 407 hectómetros cúbicos hasta marzo. 

LOS RIBEREÑOS, DESAMPARADOS

Este nuevo trasvase, sumado a la disminución del agua acumulada en la cabecera del río y a las pésimas previsiones hidrográficas para los próximos meses, que ha vuelto a colmar la paciencia de los ribereños. Concretamente, la Asociación de Municipios de Entrepeñas y Buendía ha lamentado que "tan sólo tres hectómetros cúbicos obligan a trasvasar 38, esa es la lógica y la justicia del Memorándum que no modifica este Gobierno".

Los ribereños han dicho sentirse "desamparados" y han criticado "la nula acción" del Ministerio de Transición Ecológica que, a pesar de contar con datos y sentencias que podrían ayudar a dar el paso, "no se atreve a legislar en contra del mayor atentado medioambiental de la historia de España".

En este sentido, el presidente del colectivo, Francisco Pérez Torrecilla, ha dicho estar decepcionado porque el Gobierno central, en nueve meses, "ha sido capaz de lo mejor y de lo peor: ha aprobado por decreto muchas cosas buenas para los ciudadanos, sobre todo los más necesitados, pero por otro lado ha sido muy cruel con una parte de esos ciudadanos muy necesitados de justicia hídrica".

"En este caso ha sido muy cruel precisamente con la parte más necesitada y desfavorecida, que somos nosotros”, ha lamentado Pérez Torrecilla, quien también ha recordado que por el canal del trasvase "circula más agua que por el propio Tajo"

“Si de verdad quieren cumplir con la directiva marco europea del agua, si les importan el Tajo, el Segura, el Mar Menor y la huerta tradicional murciana, tienen que hacer algo antes de las elecciones, porque han tenido nueve meses para hacerlo y las promesas no sirven cuando se fía tan largo, el ciudadano desconfía con razón y la ruina no espera a nadie”, ha advertido Pérez Torrecilla, que ha invitado a la ministra Teresa Ribera y visitar la zona y "conocer de primera mano el alcance de la tragedia que vivimos, para que nos explique su supuesto plan de ruta”.

Los ribereños han sentenciado de esta forma que el Levante ya cuenta con infraestructuras, "pagadas por todos los españoles, que se infrautilizan, para combatir la falta de agua", en referencia a las desaladoras.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/medio-ambiente-agricultura/tajo-sufre-cuarto-trasvase-ano-autorizado-gobierno-mientras-cabecera-pierde-agua-pasos-agigantados/20190409141841009484.html


© 2019 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242