Imprimir

Sanidad extiende las medidas especiales a toda la provincia de Toledo ante la proliferación de casos

S. Jiménez | 09 de septiembre de 2020

En las últimas tres semanas se han confirmado casi 3.000 positivos en la provincia. / FOTO: J.J. RAMOS/SESCAM
En las últimas tres semanas se han confirmado casi 3.000 positivos en la provincia. / FOTO: J.J. RAMOS/SESCAM
  • La provincia se encuentra en un escenario de transmisión comunitaria creciente, después de haberse confirmado alrededor de 3.000 positivos en las últimas tres semanas y con un aumento de ingresos en UCI del 350 por ciento.
  • Quedan suprimidas las visitas en residencias de mayores, limitado el aforo de bares y restaurantes, los supermercados y centros comerciales al 50 por ciento, al igual que las actividades religiosas de ámbito social y los espectáculos taurinos.

TOLEDO.- La Consejería de Sanidad ha decretado medidas especiales en toda la provincia de Toledo, ante la proliferación de casos por infección de COVID-19, tras constatarse en ella un escenario de transmisión comunitaria creciente.

Así lo recoge la resolución de la Delegación Provincial de Sanidad emitida este miércoles, por la que se amplían a toda la provincia las medidas que hasta la fecha se venían aplicando en Consuegra, Illescas, Seseña, Yuncos, Fuensalida, Olías del Rey, Méntrida, Quintanar de la Orden, Villacañas, Torrijos, Yeles, Mora y Toledo capital.

Y es que según la resolución consultada por PeriódicoCLM, entre las semanas 34 y 35 (del 17 al 30 de agosto) se declararon en la provincia un total de 2.073 casos de COVID-19, con una tasa de incidencia en la última de ellas "un 42,7 por ciento mayor que la media regional".

Una tendencia creciente que se ha mantenido en la semana 36 (del 31 de agosto al 6 de septiembre), en la que se declararon al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Castilla-La Mancha 876 casos, lo cual "con el natural retraso en la notificación no es aventurado suponer que el número de casos de la semana 36 superará ampliamente al número de casos declarados en la semana 35".

A ello se une el hecho de que desde mediados de mayo, cuando se pusieron en marcha de los equipos de rastreo, se han declarado en la provincia de Toledo 149 brotes, con un total de 984 casos confirmados, siendo la fecha del diagnóstico del primer caso en la mitad de los brotes "igual o posterior al 15 de agosto". Algo que indica "una tendencia claramente ascendente en el número de brotes y por tanto en la transmisión comunitaria del virus en múltiples escenarios", precisa en su informe el Servicio de Salud Pública.

Asimismo apunta que a 7 de septiembre, fecha en la que se elabora el informe, se tiene constancia de  positivos en 25 centros sociosanitarios de la provincia, 147 casos confirmados en residentes y en 79 trabajadores.

Pero también ha influido en esta decisión la situación hospitalaria. En este sentido precisa que al elaborar el informe, había 175 personas en hospitalización convencional por COVID-19 y 18 en UCI, y constata que "desde el 24 de agosto se ha producido un incremento del 196,6 por ciento en hospitalización convencional y del 350 por ciento en ingresos en UCI".

Motivos todos ellos que han llevado a decretar la ampliación de las medidas especiales a todas las localidades de la provincia.

De este modo, en materia de ocio, se decreta el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales; en bares, restaurantes y establecimientos de hostelería similares el aforo se reducirá al 50 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente y las terrazas de estos establecimientos al 75 por ciento, además de mantener las medidas de distancias de seguridad y agrupación.

Respecto a los centros sociosanitarios se procede a la suspensión cautelar de la actividad en los centros de día y servicios de estancias diurnas; se suprimen las visitas sociales en residencias de mayores, viviendas tuteladas de mayores  y centros sociosanitarios en los que residan personas consideradas vulnerables y la entrada a personas ajenas se limitará a lo estrictamente necesario.

No se permitirán salidas de residentes de estos centros salvo razones de fuerza mayor (asistencia sanitaria o deber inexcusable de carácter público), y siempre extremando las medidas de protección durante dicha salida y las de higiene a su vuelta.

Al reingreso deberán establecerse medidas de aislamiento para el residente durante 14 días, aunque los residentes con IgG positiva previa o que hayan superado el COVID-19 en el plazo de los seis meses previos (considerando caso con infección resuelta) no precisarán de dicho aislamiento preventivo.

A los trabajadores que tras su periodo vacacional se incorporen a las residencias de ancianos y viviendas tuteladas se les realizará, como paso previo a su incorporación, una PCR para descartar la infección.

Respecto a las actividades religiosas de ámbito social, todas las celebraciones religiosas limitarán el aforo al 50 por ciento de su capacidad habitual, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal.

Igualmente, se restringe el número de personas en velatorios y cortejos fúnebres a un máximo de 10, y en eventos sociales, tales como bodas y bautizos, a un máximo de 25.

Por otra parte la resolución establece también que se reforzarán los controles para impedir el consumo de alcohol que no estuviera autorizado así como otras actividades no permitidas en la vía pública.

También se suspenden los eventos deportivos con asistencia de público promovidos por el ayuntamiento, asociaciones, peñas o particulares y se valorará su autorización en caso de realizarse sin asistencia de público.

De igual modo, se establece un aforo máximo del 50 por ciento en cines, teatros y auditorios, así como en museos, bibliotecas y visitas a monumentos, y los hoteles sólo podrán contratar el 75 por ciento de su capacidad y el uso de sus zonas comunes se verá limitado en su aforo al 50 por ciento.

Asimismo se establece el cierre de las piscinas recreativas de uso público independientemente de su titularidad, mientras que en las piscinas comunitarias de bloque de edificios no se podrá superar el 25 por ciento de su capacidad.

Entre estas medidas especiales se decreta también la reducción del aforo de  los espectáculos taurinos al 50 por ciento del máximo autorizado previamente.

Podrán llevar a cabo su actividad mercadillos y mercados al aire libre con un máximo del 30 por ciento de los puestos habitualmente autorizados, mientras que supermercados y centros comerciales limitarán su aforo al 50 por ciento, manteniendo las mismas condiciones de higiene previstas para el pequeño comercio.

Sanidad ha recomendado a la ciudadanía la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo u convivencia estable, así como se limiten a un máximo de 10 personas incluyendo convivientes.

Todas las medidas reflejadas en este documento se aplicarán durante 14 días a partir de su firma, pudiendo prorrogarse hasta 28 días en función de la evolución epidemiológica de la enfermedad.

El comunicado ha concluido que si las circunstancias epidemiológicas y la evolución de la epidemia reflejaran un empeoramiento de la situación se adoptarían medidas complementarias a las ahora fijadas. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/toledo/sanidad-extiende-medidas-especiales-toda-provincia-toledo-proliferacion-casos/20200909084739011352.html


© 2020 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242