Imprimir

Octubre sin tregua al trasvase con la cabecera del Tajo tocando fondo y el Levante marcado por las lluvias

S. Jiménez | 08 de octubre de 2019

Imagen de archivo del canal del trasvase del Tajo al Segura, a su paso por la localidad albaceteña de Tobarra. GREENPEACE
Imagen de archivo del canal del trasvase del Tajo al Segura, a su paso por la localidad albaceteña de Tobarra. GREENPEACE

La derivación para este mes roza el máximo trasvasable para una situación hidrológica excepcional como la que se registra desde el pasado mes de mayo y se produce tras la 'gota fría' sufrida por la cuenca receptora en septiembre.

TOLEDO.- Con el Levante aún recuperándose de los estragos causados por las intensas lluvias de hace unas semanas y la pérdida de miles de litros de agua que originaron, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, órgano dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica en el que se deciden las derivaciones hídricas, ha propuesto este martes un nuevo trasvase para el mes de octubre de 19,2 hectómetros cúbicos. Miles de litros de agua que viajarán desde la esquilmada cabecera del río Tajo hacia un Segura marcado por la 'gota fría'.

Esta propuesta se ha realizado hoy en el marco de la reunión mantenida por la Comisión y para la que se toma como referencia el informe de situación elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), según el cual a 1 de octubre, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía -embalses de cabecera del Tajo- era de 454,6 hectómetros cúbicos, coincidente con el de embalse efectivo, al no haber volúmenes autorizados a trasvasar pendientes de envío.

Datos que hasta este martes 8 de octubre han empeorado considerablemente. Así, según ha publicado la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), los pantanos de Entrepeñas y Buendía han perdido solo en la última semana 0,6 hectómetros cúbicos, y se encuentran a tan solo el 18,06 por ciento de su capacidad total.

De este modo, al ser el volumen inferior al de referencia de 613 hectómetros cúbicos correspondiente al mes de octubre, se constata el mantenimiento de la situación hidrológica excepcional o nivel 3 iniciada el pasado mes de mayo. Un nivel en el que, según recogen las reglas de explotación del trasvase, corresponde al Ministerio para la Transición Ecológica la posibilidad de autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada.

Desde la Comisión explican que con el objetivo de integrar paulatinamente los criterios técnicos que objetivan y dan transparencia a estas decisiones, es por lo que se pidió al CEDEX dicho criterio técnico de cara a la aplicación de las reglas del trasvase cuando las reservas están en situación de excepcionalidad.

Concretamente, este organismo propone un método basado en la disponibilidad a tres meses de los volúmenes trasvasables y que, en esencia, procura que las reservas conjuntas en Entrepeñas y Buendía no desciendan por debajo de los 400 hectómetros cúbicos.

En este caso, según recoge el informe del CEDEX, la aplicación trimestral de la regla de explotación permite deducir que el sistema se mantendría durante estos tres meses la situación hidrológica excepcional, pero solo se podría mantener el volumen mensual máximo de trasvase de 20 hectómetros cúbicos durante los dos primeros meses, siendo el volumen máximo que se podría trasvasar en el trimestre de 57,6 hectómetros cúbicos. Es por ello por lo que, de acuerdo con el método previsto para el nivel 3, el trasvase resultante para el mes de octubre es de 19,2 hectómetros cúbicos, que es el finalmente propuesto por la Comisión.

Una nueva derivación de agua que roza el máximo permitido para el nivel 3 y que es ligeramente superior a la autorizada el pasado mes de septiembre, cuando el Levante estaba sufriendo los devastadores efectos de la DANA, el Boletín Oficial del Estado publicaba la autorización por parte de la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, de un trasvase de 16,1 hectómetros cúbicos.

Entonces, según las previsiones realizadas, se contemplaba que el trimestre septiembre-noviembre finalizaría con los embalses de la cabecera del Tajo con unas reservas de 409 hectómetros cúbicos. Un volumen de agua embalsada muy próximo a la línea roja que marca la imposibilidad de realizar trasvase alguno, fijada en el Memorándum en 400 hectómetros cúbicos, y que determina el paso del nivel 3 al 4.

No obstante, desde la Comisión se sigue considerando viable una nueva derivación de agua, y de los 19,2 hectómetros cúbicos propuestos, se precisa que, en aplicación de las reglas de explotación del trasvase, los primeros 7,5 hectómetros cúbicos del total trasvasado se destinarán al abastecimiento urbano.

Por otra parte, durante la reunión celebrada este martes en la sede del Ministerio, la Mancomunidad de Canales del Taibilla ha presentado un informe sobre las actuaciones llevadas a cabo con motivo de las lluvias torrenciales del pasado mes de septiembre. Un informe en el que se destaca el hecho de que el trasvase, en esos días, tuvo un papel fundamental en la resolución de los problemas de abastecimiento, tanto de cantidad como de calidad del agua.

En este sentido explican que las aguas trasvasadas permitieron incrementar las fuentes de suministro y suplir la disminución de producción de las desaladoras que se habían visto afectadas por las fuertes inundaciones.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/octubre-tregua-trasvase-cabecera-tajo-tocando-fondo-levante-segura-marcado-lluvias/20191008202337010068.html


© 2019 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242