Imprimir

La Junta apoya un trasvase de 20 hectómetros cúbicos a Las Tablas de Daimiel para garantizar su estado

S. Jiménez | Agencias | 20 de febrero de 2020

Humedal del Parque Nacional en estado crítico. ARCHIVO
Humedal del Parque Nacional en estado crítico. ARCHIVO
  • El Ejecutivo autonómico considera "responsable" respaldar la petición realizada desde la Comisión Mixta de Parques Nacionales y el Patronato, debido a la "crítica situación" en la que se encuentra este humedal, con tan solo 74 de sus 1.750 hectáreas inundadas.
  • Los ecologistas rechazan el trasvase al considerar que se trata de una medida coyuntural, cuando lo que se necesitan son medidas estructurales que ordenen la agricultura en el Alto Guadiana.

TOLEDO.- El humedal ciudadrealeño de Las Tablas de Daimiel se encuentra en una situación crítica, con apenas el 4 por ciento de su superficie inundada, sufriendo los efectos de seis años de sequía y la sobreexplotación del Acuífero 23 para usos agrícolas. Una situación ante la que desde el Patronato del Parque Nacional se ha lanzado un SOS, apoyando la solicitud realizada por la Comisión Mixta de los Parque Nacionales para que se deriven 20 hectómetros cúbicos de agua a través del acueducto Tajo-Segura, sirviéndose para ello de la conducción a la Llanura Manchega.

Derivación de agua que vendría a paliar la situación en la que se encuentra este espacio protegido, que únicamente mantiene encharcadas 74 hectáreas de las 1.750 con las que cuenta en total, frente a las 450 hectáreas que tenía inundadas el año pasado por estas fechas.

Un planteamiento que también es compartido por el Ejecutivo castellanomanchego, cuyo consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha defendido que la obligación del Gobierno es garantizar su "estado ecológico", por lo que suscriben lo que este jueves se aprobaba por consenso en la Comisión Mixta. Una iniciativa sobre la que habrá que adoptar una decisión en la próxima reunión, para elevarla a la Comisión de Explotación del trasvase que será la que tenga que decidir al respecto.

Así lo señalaba durante la visita que realizaba a la Diputación Provincial de Ciudad Real, donde recordaba que ha recordado que la propia normativa el Plan Rector del Parque Nacional define "de manera muy clara actuaciones que se pueden llevar a cabo" y entre ellas,  se encuentra el trasvase y la puesta en marcha de los sondeos de emergencia.

De este modo, para garantizar el estado ecológico de Las Tablas es necesario "tomar partido y actuar en responsabilidad", lo cual en este caso pasa por apoyar esa petición de trasvase.

Un apoyo que sin embargo no supone una contradicción con la posición firme que mantiene el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page respecto al trasvase Tajo-Segura, la cual "es clara".

En este sentido advertía que nadie debe equivocarse, ni tampoco pretender, "desde la hipocresía, hacer demagogia al respecto", puesto que la posición frente al trasvase es la que ya se dejó clara en la Mesa del Agua, "no queremos contribuir desde Castilla-La Mancha a ningún desastre ecológico" alimentando trasvases que "causen desastres ecológicos como el del Mar Menor".

Escudero recordaba asimismo que hay una sentencia "muy clara" del Tribunal Supremo en la que se indica que "se deben garantizar los caudales ecológicos mínimos para el río Tajo", y aunque se apoyará, "como no puede ser de otra manera", derivaciones para consumo humano, no se hará con "trasvases para desastres ecológicos".

Finalizaba el consejero subrayando que lo que está claro es que hay que tomar una decisión "urgente" respecto al humedal del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, y que desde el Ejecutivo regional se va a "velar por preservar su valor ecológico".

También desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se pronunciaba su vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, quien preguntado al respecto en Cuenca, aseguraba que la situación es "bastante complicada" y destacaba la necesidad de estudiar "si técnicamente es viable" que puedan llegar esos 20 hectómetros cúbicos a Las Tablas de Daimiel.

"Creemos que puede ser una de las soluciones", afirmaba, al tiempo que incidía en que "no es la primera vez que se ha hecho una derivación de agua" y en que "tenemos la responsabilidad, entre todos, de mantener el ecosistema" de este espacio natural "único en el mundo".

Por ello apuntaba que "si técnicamente es viable", el Gobierno de Castilla-La Mancha estaría "de acuerdo".

"ESCENARIO DE GUERRA AMBIENTAL"

Una decisión que sin embargo no recibía el apoyo de los grupos ecologistas con representación en el Patronato, justificando su voto en contra en la necesidad de abordar una profunda reforma del regadío en la cuenca del Alto Guadiana.

Lo señalaba así el portavoz de los grupos ecologistas, Rafael U. Gosálvez, quien detallaba cómo en el Patronato se había puesto de manifiesto que el acuífero actualmente no tiene reservas para atender la demanda de usos legalmente reconocida por la Confederación Hidrográfica del Guadiana. Concretamente el Acuífero 23 presenta un déficit de agua de 1.275 hectómetros cúbicos.

Colectivos que consideran que este espacio protegido vive "un escenario de guerra ambiental", en el que continúan los incendios de turbas en el cauce del río Guadiana, mientras que en el interior del parque se registran ya colapsos de tierra en la zona de 'Los Tablazos'.

Junto a ello, se está también a punto de perder a una especie tan singular como es la masiega, que en este espacio protegido contaba con una amplia presencia.

Gosálvez explicaba que en el Patronato del Parque Nacional se daba a conocer un informe "demoledor" por parte del Instituto Geológico Minero de España (IGME) sobre la situación en la que se encuentra la cuenca alta del río Guadiana en cuanto a recursos hídricos.

Informe en el que se revela que "se están consumiendo recursos, incluso, a un ritmo más alto que lo que se perdió en los años 1996-1997 tras un ciclo húmedo". Por ello consideran que los escenarios recogidos en la legislación actual, que van desde la batería de pozos hasta el trasvase, "no son la solución a los problemas de Las Tablas de Daimiel".

En este sentido subrayaba que lo único que se plantean son "medidas coyunturales", mientras que lo que se precisa son medidas estructurales, que "pasan por la reconversión de la agricultura en la cuenca del Alto Guadiana".

"Estamos mirando hacia otro lado y pidiendo un trasvase de otra cuenca que no está en una situación boyante, cuando el problema real que tenemos está basado en una agricultura que a todas luces resulta insostenible en este territorio", argumentaba Gosálvez.

Y consideraba necesario que las administraciones públicas, como la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, "que en el Patronato no ha abierto la boca", tomen "cartas en el asunto" de forma decidida "para ordenar de una vez la agricultura en el Alto Guadiana y conseguir que sea sostenible con la conservación de los espacios naturales".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/medio-ambiente-agricultura/junta-apoya-trasvase-20-hectometros-cubicos-tablas-daimiel-garantizar-estado/20200214201712010565.html


© 2020 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242