Imprimir

García-Page reclama a su nuevo Gobierno "jerarquía" con la gente importante y "cercanía" para los ciudadanos

S. Jiménez | 10 de julio de 2019

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, posa en el Palacio de Fuensalida junto a su nuevo Gobierno. Foto: José Ramón Márquez
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, posa en el Palacio de Fuensalida junto a su nuevo Gobierno. Foto: José Ramón Márquez
  • El presidente de la Junta de Comunidades marcaba esta pauta cuando presidía el acto de toma de posesión de los diez miembros que junto a él componen el nuevo Consejo de Gobierno.

TOLEDO.- "Jerarquía con la gente importante" y "cercanía con los ciudadanos", esto es lo que ha pedido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a los miembros de su nuevo Ejecutivo que este lunes tomaban posesión en el Palacio de Fuensalida de Toledo.

Un equipo caracterizado por su "sencillez" y "coherencia", al que pide además que se mantenga "limpio" y "dedicado" a la responsabilidad que asumen al haber aceptado el cargo. Una apuesta continuista por parte de García-Page que "es lo que ha pedido la gente".

Bases ya marcadas durante la pasada legislatura y que el presidente regional quería subrayar también en la toma de posesión de los miembros del nuevo Gobierno autonómico, integrado por una vicepresidencia y nueve consejerías, de las cuales tres son de nueva creación.

Durante este acto, marcado por la amenaza de lluvia, prometían su cargo el vicepresidente José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina; la consejera de Igualdad y Portavoz, Blanca Fernández; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández; el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez; la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez; la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, y el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero.

Por la fórmula del juramento se decantaba por su parte -como ya hiciera el presidente García-Page durante la toma de posesión celebrada el sábado- el nuevo consejero de Fomento, Nacho Hernando.

Un equipo de "máquinas con corazón", resaltaba el presidente regional, a los que pide que su actitud sea "la misma" de puertas hacia dentro que hacia fuera, como lo han sido durante los últimos cuatro años.

Una intervención en la que Emiliano García-Page ha tenido también palabras de agradecimiento y recuerdo para los consejeros salientes de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, a quien le ha sido "imposible" convencer para seguir los próximos años; así como a las consejeras de Fomento, Agustina García -actualmente alcaldesa de Talavera de la Reina- y a quien la precedió, Elena de la Cruz, fallecida durante esta legislatura.

Palabras que también dedicaba a la que ha sido hasta ahora directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, que al igual que Felpeto deja su lugar en el Gobierno por decisión propia, y cuyo "enorme liderazgo" al ser "la persona que más entiende de igualdad entre hombres y mujeres en España" y ser "puro corazón", pone alto el listón.

A quienes repiten y a aquellos que se incorporan al Ejecutivo regional les ha recordado la importancia de mantener la "jerarquía" con "toda la gente que es importante en la región", pero a su vez hacer gala de "cercanía" para con el resto de ciudadanos. En este sentido, García-Page apuntaba que "uno puede tardar en reunirse con el presidente de no sé qué, pero no puede dejar de atender mañana o pasado mañana a un ciudadano que me pare por la calle".

Un Gobierno que mezcla "experiencia y renovación", subrayaba García-Page, en el que al igual que ya hiciera la anterior legislatura ha pretendido "mantener a la gente que, independientemente de su edad biológica y política, hace las cosas bien; además de arriesgar".

Una labor en la que ha considerado la ayuda "descomunal e irrepetible" de José Luis Martínez Guijarro, "que es el vicepresidente", apostillaba -marcando así distancias con la Vicepresidencia Segunda que ocupó Podemos durante la pasada legislatura-. De él destacaba la "seguridad" que le da, una persona "imprescindible" y que de no estar haría que "empezara a tener enormes problemas conmigo mismo", reconocía García-Page.

Por su parte respecto a la titular de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, el presidente la definía como "un descubrimiento extraordinario" en su vida política, cómo alguien que "no tiene que ver con la política" se ha implicado de tal manera en el proyecto. Una persona que "propone y habla con el corazón, y actúa con la cabeza", algo "complicado" de combinar, y que sin embargo destaca de Franco.

Entre los retos de su departamento el presidente regional destacaba la creación de otros 100.000 empleos, siendo ésta la estrategia más determinante para "propiciar oportunidad", al tiempo que tiene como encargo llegar a acuerdos "exigentes y eficaces".

Asimismo señalaba que algo a seguir "de cerca" en esta legislatura será el crecimiento "conjunto" de la región, por lo que se continuará prestando una especial atención a aquellas zonas y colectivos que "tienen más dificultad para correr al mismo nivel" que el resto.

Del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, destacaba el trabajo realizado para permitir que la región "haya pasado de estar muy mal a tener muchas opciones". De su persona destacaba su forma de ser, la capacidad de trabajo y empatía, así como su liderazgo técnico y emocional.

De su Consejería dependerá uno de los objetivos clave de esta legislatura, "avanzar de manera rotunda en la estrategia digital", algo esencial en una región tan grande como Castilla-La Mancha, donde es "determinante" que haya "cobertura universal".

Otro de los que repiten en el equipo de Emiliano García-Page en esta décima legislatura es el consejero Francisco Martínez Arroyo, que ahora a las competencias de Agricultura y Desarrollo Rural suma también las de Agua. De él destacaba su capacidad "contrastada" y su "solidez" en diversos ámbitos, por lo que "presumo de él bajito, no sea que en Madrid me lo quieran quitar", apuntaba García-Page, pues en la capital ya ha sonado el diversas ocasiones para ocupar alguna cartera en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Precisamente ha sido debido a su forma de ser, a su labor de interlocutor, lo que le llevaba a cambiar al departamento de Agricultura la gestión del Agua. Un ámbito en el que cree García-Page que esta legislatura "puede ser definitiva" y le gustaría que quien dirigiese la materia fuese Martínez Arroyo.

Todo ello sin descuidar el esfuerzo para que sigan llegando a Castilla-La Mancha fondos de Europa, como lo han venido haciendo los últimos 30 años. Una cuestión en la que "no vamos a arriesgar", al tiempo que apuesta por formar "un lobby de intereses" que vaya más allá de lo que se pueda imaginar.

Entre quienes también siguen en esta nueva legislatura García-Page destacaba el "encanto político" de la titular de Bienestar Social, Aurelia Sánchez. De su labor subrayaba la dificultad que ha entrañado "administrar la ansiedad de todo el mundo", llegando a pasarlo "mal" al tener que "decir a mucha gente que iba a crecer, pero mucho menos de lo que creían". Así se refería a ella como "eficacia, con un talante a prueba de su talento".

Por su parte del consejero de Sanidad, Jesús Fernández, subrayaba su "capacidad" y la "medicina" que aporta al resto del equipo.

NUEVAS INCORPORACIONES

Respecto a las nuevas incorporaciones al Gobierno regional, el presidente daba la bienvenida a los nuevos miembros, entre quienes se encuentra el exportavoz de la Junta Nacho Hernando, que asume la cartera de Fomento -la cual también ocupó en su día el propio García-Page durante 9 meses tras ser portavoz del Ejecutivo de Bono-, en sustitución de Agustina García.

Nuevo consejero del que el presidente destacaba su "enorme futuro" y del que quiere "disfrutar mucho" al ver "cómo gestiona tanto dinero, expectativas y trabajadores", en una legislatura en la que "se tiene que empezar a definir con claridad que la crisis se supera", para lo cual es preciso que los niveles de inversión se sitúen como antes de la crisis de modo que "la maquinaria está en pleno funcionamiento".

De Hernando también dependerá la "defensa" de infraestructuras que "no son nuestras" pero que "son claves" para el desarrollo de la región, tales como las grandes autovías y la alta velocidad, las cuales precisan que "se pelee como hace Nacho". Cuestiones que precisan que "se explique bien y que sea tozudo", apostillaba, subrayando al tiempo que es una persona a la que "quiero tener siempre cerca".

También en su departamento será "determinante" el impulso a la vivienda, la cual "se puede volver a convertir en un problema en España", advertía García-Page, así como los retos en materia de transporte, cuya organización será "la mayor inversión que hagamos" al permitir planificar los servicios "de manera más radial".

Por su parte la Portavocía del Gobierno, junto a la cartera de Igualdad, de nueva creación, es asumida por Blanca Fernández, una "magnífica persona" que además de "dar la cara por el Gobierno" será la responsable de "algo que lleva en las venas, la igualdad", destacaba Page.

Otra de las nuevas incorporaciones al Ejecutivo regional es la de Rosa Ana Rodríguez, exconcejal del Ayuntamiento de Toledo, que "sabe lo que es la Educación" y que cuenta con un "enorme reconocimiento" en la comunidad educativa toledana. Entre los objetivos que le ha marcado, aplicar la "dinámica" que Felpeto ha mantenido durante la pasada legislatura, "estar en lo grande y lo pequeño, tener que hablar con toda la comunidad, pero si mañana hay un problema, estar allí la primera", algo que Page asegura valorar "mucho" en los altos cargos.

Cometidos en los que se mostraba convencido que Rodríguez estará "a la altura de Felpeto" y "con su permiso y ayuda, muy por encima".

Del mismo modo daba la bienvenida al equipo al nuevo consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, "un crack dialéctica y personalmente", aseguraba Page, para quien este nuevo departamento deberá afrontar "el mejor reto de hoy y mañana", siendo "la consejería de nuestros hijos".

Un Gobierno para el que su presidente, Emiliano García-Page, ha pedido que "le exijan", que "no nos dejen reconfortarnos en la mayoría" y la "tranquilidad" que puede dar ésta. Que la ciudadanía "exija a todo el mundo", también a "todos aquellos que ellos van a ir nombrando", apostillaba.

Una petición de exigencia que iba al tiempo acompañada de una advertencia, puesto que aun siendo "un buen gobierno" -subrayaba- todos "saben que tienen las maletas hechas y que pueden cesar cualquier día", incluido él mismo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/emiliano-garcia-page-reclama-nuevo-gobierno-jerarquia-gente-importante-cercania-ciudadanos-castilla-mancha/20190709015005009871.html


© 2019 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242