Imprimir

La Junta reclama más compensación al Estado por soportar el mayor gasto sanitario de COVID-19 del país

S. Jiménez | 02 de julio de 2020

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto a la portavoz de su Gobierno, Blanca Fernandez, en las Cortes regionales. ARCHIVO
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto a la portavoz de su Gobierno, Blanca Fernandez, en las Cortes regionales. ARCHIVO
  • Los datos publicados por Hacienda este martes demuestran que la región ha necesitado un esfuerzo económico tres veces mayor al que por población correspondería para poder hacer frente a la pandemia.
  • Ante esta inversión extraordinaria el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page insta al Gobierno central a repartir "en proporción los 16.000 millones de fondos puestos sobre la mesa para afrontar esta crisis.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha acapara el 16 por ciento de la factura sanitaria derivada de la COVID-19 en España hasta el mes de abril aun teniendo solo el 4,4 por ciento de la población del conjunto del país. Un esfuerzo tres veces mayor al que le habría correspondido en condiciones normales, ante el que "no se ha escatimado", ni en contratación de profesionales, compra de material o equipamiento, y que consideran debería ser compensado "en proporción" en el reparto los 16.000 millones de fondos adicionales puestos sobre la mesa por el Gobierno central.

Así lo ha considerado en rueda de prensa la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, quien ha subrayado el "esfuerzo sobrehumano" realizado por Castilla-La Mancha para afrontar la COVID-19, "también desde el punto de vista presupuestario", el cual ha quedado reflejado en los últimos datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda en relación al gasto sanitario.

En este sentido ha recordado que hasta el mes de abril la región había destinado 352 millones a gasto sanitario para hacer frente a la pandemia, lo que supone el 0,92 por ciento del PIB regional y "el mayor esfuerzo de todas las comunidades autónomas".

Un esfuerzo realizado por obligación, "porque teníamos una pandemia que estaba azotando muy duro", pero también "por convicción", ha destacado Fernández, ya que "la Sanidad pública es nuestra apuesta y aquel colchón que asegura la vida y la salud de las personas, con independencia de su cuenta corriente".

Por ello desde el Gobierno de Castilla-La Mancha no se ha escatimado en ningún momento ni en la contratación de profesionales sanitarios -también ha sido la región que mayor número ha contratado durante la crisis-, ni en compra de material ni en equipamiento sanitario. "No hemos escatimado en nada, porque entendíamos que era la prioridad y aún sigue siéndolo", ha sentenciado la portavoz.

Con estos datos en la mano, que confirman que Castilla-La Mancha ha sido la región que, en términos relativos, mayor gasto sanitario ha realizado en el marco de esta crisis sanitaria y la tercera en cifras absolutas, se puede comprender mejor la reivindicación del presidente regional, Emiliano García-Page, para que el reparto de los fondos extraordinarios puestos sobre la mesa por el Gobierno de España se realizara en relación a la afección de la pandemia. "Estos números evidencian el por qué de esa posición política en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha".

En este sentido Blanca Fernández ha recordado que la factura sanitaria COVID hasta abril fue de 2.238 millones de euros entre todas las comunidades autónomas, de los cuales el 16 por ciento correspondió a Castilla-La Mancha.

Sin embargo esta región tiene el 4,4 por ciento de la población española, lo que supone que "hemos hecho el triple de esfuerzo de lo que nos hubiera correspondido en condiciones normales". Es por ello que ese esfuerzo "tendría que haber sido compensado en proporción, en el reparto de los fondos adicionales".

No obstante, el compromiso de Castilla-La Mancha con la Sanidad pública "sigue siendo el de siempre", y por ello se verá, cuando se vayan conociendo más datos, que "la factura COVID engordó más en mayo, ha seguido haciéndolo en junio y va a seguir engordando todos estos meses", "porque forma parte de nuestra obligación y porque la lucha contra la pandemia, lamentablemente, no ha acabado todavía".

En esta misma línea se ha pronunciado el presidente regional, Emiliano García-Page, quien durante un acto en la localidad toledana de Illescas, se ha mostrado convencido de que, a la vista de estos datos, "nadie puede decir que no hemos tenido la mejor intención de combatir más que nadie, sin restricción, algo que nos ha quitado y que nos sigue quitando inmensos momentos de sueño".

García-Page ha apuntado que son ya muchos años "sufriendo en muchos sentidos", pero ha asegurado que, sin embargo, "estos últimos meses" han sido para él "los peores" tanto desde el punto de vista político como personal, "porque las cifras son absolutamente terroríficas" tanto en número de afectados y, especialmente, de fallecidos.

LLAMAMIENTO A LA VACUNACIÓN

Por otra parte, y siguiendo con el gasto sanitario, la portavoz del Ejecutivo regional ha detallado que en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada este martes el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, informaba de una inversión "histórica", de más de 11 millones de euros, para la compra de vacunas de la gripe y del neumococo.

Y es que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se considera que este año es necesario realizar "un esfuerzo muy importante" para intentar "alcanzar el máximo posible de cobertura en la población de riesgo y entre los profesionales sanitarios". "No podemos permitirnos que el sumatorio de infecciones respiratorias complique la salud de la población de riesgo, ni que sature la asistencia sanitaria", ha subrayado.

Por ello la portavoz regional ha realizado un llamamiento a la población en general,  muy especialmente a aquellas familias que tienen población de riesgo -personas mayores o con enfermedades crónicas-, para que se vacunen de la gripe. 

En este sentido ha subrayado que no solo se trata del esfuerzo que hace la comunidad autónoma para la compra de vacunas de la gripe y del neumococo, sino que "debe ser un esfuerzo conjunto de la sociedad en la concienciación de que este año las vacunas son más importantes que nunca".

Ha apelado así a la responsabilidad individual y la prevención, que es "la mejor manera de cuidar la salud, especialmente de las personas más vulnerables".

Fernández ha destacado cómo este año se ha incrementado un 25 por ciento el número de vacunas de la gripe adquiridas, alcanzando las 420.000 dosis de la tetravalente, "la más amplia y de más calidad del mercado", porque el Gobierno entiende que no se puede actuar de otra manera.

Junto a ello también se ha "multiplicado por diez" la adquisición de vacunas del neumococo, hasta las 210.000 dosis.

"Todo es poco para proteger la salud de la población castellanomanchega, especialmente de nuestro personal sanitario y de la población de riesgo", ha asegurado Fernández, para quien "la concienciación, la sensibilización y la prevención" está en manos de las familias a las que ha pedido que, llegado el momento de la campaña de vacunación, acudan a los centros de salud para hacerlo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/castilla-mancha-junta-reclama-mas-compensacion-estado-soportar-mayor-gasto-sanitario-covid-19-pais/20200701191453011114.html


© 2020 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242