Imprimir

Un nuevo trasvase máximo al Segura caldea la cabecera del Tajo mientras los expertos buscan reducirlo

S. Jiménez | Agencias | 01 de julio de 2020

Pegatina antitrasvasista junto al canal a través del que se envía agua desde la cabecera del Tajo al río Segura. ARCHIVO
Pegatina antitrasvasista junto al canal a través del que se envía agua desde la cabecera del Tajo al río Segura. ARCHIVO
  • La comisión que decide estas derivaciones de agua al Levante aprueba mandar 38 hectómetros cúbicos en junio, algo que ha irritado a los ribereños, que hablan de traición por parte del Gobierno al tiempo que elevan sus quejas a la ONU.
  • El Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) pide reducir el volumen máximo a trasvasar ante las dificultades hídricas que atraviesa el Tajo, algo que la Junta considera un "pequeño, pero importante paso", aunque recurrirá también esta última derivación.

TOLEDO.- Un nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos ‑el máximo permitido‑ desde la cabecera del Tajo hacia el Levante ha sido autorizado por la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura para este mes de junio, aunque se abre la puerta a que este volumen pudiera reducirse en futuras ocasiones hasta los 27 hectómetros cúbicos.

Una decisión adoptada teniendo en cuenta el informe de situación elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), según el cual el 1 de junio el volumen de agua embalsada en Entrepeñas y Buendía era de 828,2 hectómetros cúbicos, quedando un volumen autorizado pendiente de trasvasar de 66,9 hectómetros cúbicos, siendo así el volumen de embalse efectivo de 761,3 hectómetros cúbicos.

Una cifra superior al umbral de 673 hectómetros cúbicos que corresponde al límite de situación hidrológica excepcional para el mes de junio, por lo que la derivación de agua se debía aplicar automáticamente atendiendo a la normativa vigente.

Nuevo trasvase que el Gobierno de Castilla-La Mancha ya ha anunciado que también va a recurrir, en consonancia con la posición que viene manifestando desde la legislatura pasada: derivación de agua para consumo humano sí, pero no para regadío.

Así lo ha confirmado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha subrayado que "no es el momento para trasvasar agua para regadío", al tiempo que recordaba que el agua es "caudal de vida" y un motor de desarrollo imprescindible para la región.

Considera  que mantener el trasvase en estos momentos es "incompatible" con la lucha contra el cambio climático, con el desarrollo sostenible y con la normativa vigente en materia de agua y medio ambiente.

Por ello, desde el Ejecutivo autonómico se va a seguir trabajando "por la derogación del Memorando de la señora Cospedal", ha recalcado Martínez Arroyo, algo que se producirá una vez estén en marcha los planes hidrológicos de cuenca el próximo año que aumentarán los caudales, siendo por ello "esencial" para la toma de decisiones el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Supremo.

Un aumento de caudales mínimos que para el río Tajo será fundamental, por lo que desde el Gobierno regional se trabaja junto con el Ejecutivo central para que esto quede bien reflejado.

En este contexto, en relación a la importancia del agua para el desarrollo económico, Martínez Arroyo ha detallado a modo de ejemplo que el valor de una tierra de regadío es tres veces mayor que en secano y la generación de empleo en una explotación de regadío es cinco veces el generado en explotación de secado. Castilla-La Mancha "necesita agua" para su desarrollo económico, el cual depende de este "bien escaso e imprescindible para la vida", ha sentenciado. 

"PEQUEÑO, PERO IMPORTANTE PASO"

Pero en el informe en el que se basa esta decisión de autorizar un nuevo trasvase, el CEDEX también propone que se rebaje la cantidad de agua trasvasable de la cabecera del Tajo de 38 a 27 hectómetros cúbicos cuando los pantanos de la zona estén en nivel 2 de alerta, a menos del 35 por ciento de su capacidad.

Asimismo también expone la conveniencia de elevar el umbral de aportaciones acumuladas que define el nivel 1 de 1.200 a 1.400 hectómetros cúbicos, mientras que para el resto de parámetros plantea que se mantengan en su valor actual.

En su informe, el CEDEX propone la adaptación de algunos parámetros de las reglas de explotación para minimizar las situaciones hidrológicas excepcionales, ya que constata que "la actual explotación del trasvase Tajo-Segura registra tal frecuencia de situaciones hidrológicas excepcionales (nivel 3) o de ausencia de recursos trasvasables (nivel 4), que en conjunto pueden llegar a suponer la mitad del tiempo de operación".

Esta circunstancia, "que desvirtúa el propio concepto de excepcionalidad", tiene como consecuencia una alta inestabilidad y una gran irregularidad en los volúmenes trasvasados, señala el CEDEX.

Asimismo apunta que a esta situación se ha llegado, en primer lugar, "porque la regla vigente no tomó en consideración las conclusiones del estudio de 2013, en el que se proponía modificar el volumen de trasvase en nivel 2 y reducirlo a 30 hectómetros cúbicos/mes, y se decidió mantener la cifra original de 38 hectómetros cúbicos/mes"; y en segundo lugar, a que desde la entrada en vigor de la norma "las aportaciones a los embalses de Entrepeñas y Buendía han experimentado un notable descenso".

Atendiendo a estas circunstancias, el CEDEX aboga por la conveniencia de actualizar y ajustar sus parámetros, de forma que la situación excepcional se presente con menor frecuencia y se restablezcan las probabilidades de presentación con las que inicialmente fue diseñada la regla.

Una propuesta a la que se ha referido también el consejero Martínez Arroyo, para quien se trata de "un pequeño paso pero importante", que ha agradecido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al considerar que "recupera el planteamiento técnico que en su momento se politizó con el Gobierno del PP".

En este sentido ha recordado que esa fue la recomendación del CEDEX entonces, cuando se aprobó el Memorando, pero no fue tenida en cuenta. Ahora, según ha matizado el consejero, desde el Gobierno central y el regional "trabajamos desde la perspectiva técnica".

Ha insistido así en que Castilla-La Mancha "va a ligar su desarrollo económico al agua y a defender el uso eficiente del recurso", algo que se va a realizar "con la mano tendida al Gobierno y al resto de España".

UNA NUEVA TRAICIÓN

Por su parte desde la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía lamentan que los trasvases continuarán hasta el mes de septiembre, cuando está previsto que den comienzo "las anunciadas obras de reparación en el embalse de La Bujeda".

En un comunicado han lamentado que la aprobación de esta nueva derivación de agua se produzca "el mismo día que la Unión Europea anunciaba que no tocará una coma de la Directiva Marco del Agua", volviendo así el Ministerio a "traicionar los intereses del río Tajo y la comarca ribereña".

Para el colectivo "cuando quieran cortar, en septiembre, ya no quedará agua que llevarse, porque planean hacer efectivos todos los trasvases pendientes durante los meses de julio y agosto, para no perder los derechos sobre ese agua".

Aseguran estar "cansados" de las "buenas palabras e intenciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera", quien hasta la fecha "no ha actuado nunca en defensa del Tajo, cediendo siempre a las exigencias de los regantes", pero aún menos -señalan- "en el secretario de Medio Ambiente, Hugo Morán, que tampoco ha estado nunca a la altura".

Desde la Asociación consideran que "vivimos un momento crítico en el que tanto el Tajo como el Mar Menor necesitaban de políticos valientes, capaces de tomar decisiones en defensa del Medio Ambiente y del patrimonio de los españoles", pero "la cacareada Transición Ecológica es un giro de 360 grados, fuegos artificiales y tiempo perdido".

En su opinión la reducción del volumen a trasvasar planteada por el CEDEX es "insuficiente" y creen que debería corresponder, como en nivel 3, "a criterios negociables, no a trasvases por defecto".

Al margen de esto, explican que mientras que el Gobierno de España continúa actuando "negligentemente", el proceso en Europa continúa su curso y la asociación ya ha elevado sus quejas hasta la ONU. "Llegaremos donde tengamos que llegar", afirman, al tiempo que consideran a los actuales responsables del Ministerio "igual de responsables que sus antecesores, porque tiempo han tenido de sobra para empezar a solucionarlo y han preferido ceder a las presiones del lobby de la agroindustria".

Concluyen el comunicado asegurando que no se rendirán "nunca".

Por su parte la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha calificado este nuevo trasvase como "una mala noticia para quienes defendemos nuestro río y las oportunidades de desarrollo en la cuenca del Tajo".

La regidora toledana recuerda que siempre han defendido el fin del trasvase Tajo-Segura "al considerar que se trata de una decisión injusta e insolidaria y no vamos a movernos de ahí". 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/politica/aprobado-nuevo-nuevo-trasvase-maximo-38-hectometros-cubicos-segura-caldea-cabecera-tajo-mientras-expertos-buscan-reducirlo/20200630191843011100.html


© 2020 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242