Imprimir

El 97 por ciento de los positivos desde el 11 de mayo han sido diagnosticados por rastreo

S. Jiménez | 22 de junio de 2020

El Gobierno regional destaca la labor de las unidades epidemiológicas.
El Gobierno regional destaca la labor de las unidades epidemiológicas.
  • Los equipos de vigilancia han confirmado 1.503 casos, se han identificado a 11.190 contactos y actualmente se realiza seguimiento a 3.183 personas.
  • El consejero de Sanidad hace un llamamiento a extremar la responsabilidad y cautela tras la entrada en la nueva normalidad, y advierte de que la escalada "se puede y se debe" plantear si hay nuevos brotes.

TOLEDO.- El 97 por ciento de los positivos por COVID-19 que se han confirmado en Castilla-La Mancha desde el pasado 11 de mayo han sido diagnosticados precozmente, gracias a la Atención Primaria y los servicios de epidemiología de Salud Pública.

Así lo ha señalado en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha detallado cómo el cambio en la vigilancia epidemiológica planteado hace algo más de un mes, con la puesta en marcha de equipos específicos de vigilancia y rastreo, se han podido confirmar 1.503 positivos, de los cuales se ha identificado a 11.190 contactos, siendo en estos momentos 3.183 personas a las que se está realizando seguimiento.

En este sentido Fernández Sanz ha resaltado la actividad desarrollada por parte de las enfermeras de rastreo y los servicios de epidemiología de las delegaciones provinciales con el objetivo de encontrar casos sospechosos "lo antes posible".

Ésta es "la gran diferencia" respecto al inicio de la pandemia, cuando "se diagnosticaba en los hospitales cuando las personas llegaban enfermas".

"Antes los casos se detectaban en el hospital", mientras que hoy "sin venir al hospital" se ha identificado a más de 1.500 positivos, así como a sus contactos y casos sospechosos. "Esa es la gran diferencia, un gran cambio que nos permite estar más tranquilos".

A pesar de ello, ha insistido el consejero, "nadie está libre" de poder contagiarse, por lo que es necesario estar "más pendientes".

 Por ello ha instado a toda persona que presente algún síntoma que pudiera tener relación con la enfermedad, que "acuda a su centro de salud", de modo que se pueda poner en marcha el protocolo de detección precoz.

En este contexto el consejero de Sanidad ha realizado un llamamiento a la responsabilidad y la cautela de todas las personas que residen en Castilla-La Mancha y de aquellos que van a visitar la región. "Siempre son bienvenidos", ha precisado Fernández Sanz, "pero exigimos distancia social de seguridad, uso de mascarilla, lavado de manos e higiene respiratoria", de modo que "entre todos" se haga más fácil "no tener que escalar", sin tener que dar "ni un paso atrás", sino todos hacia adelante.

Y es que, al igual que ha sucedido en tres comarcas de Huesca, en caso de producirse algún rebrote también se podría plantear una escalada.

Preguntado al respecto, Fernández Sanz ha subrayado que es algo que "se puede y se debe hacer", puesto que ahora al poder realizar PCR y test rápidos con mayor facilidad se puede determinar "a qué personas, grupos o sectores aislar".

En este sentido ha detallado que los profesionales de Salud Pública tienen un procedimiento de escalada ya establecido, de modo que se aplicaría atendiendo al "sector menor" posible.

En esta línea ha explicado que son "muchos" los brotes que se producen en todo el país, pero que no llegan a tener la consideración de brote o rebrote, puesto que se confina únicamente a la unidad familiar en la que se han detectado los casos.

Consideraciones que ha hecho el consejero de Sanidad durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional, tras la entrada de Castilla-La Mancha en la nueva normalidad.

Un nuevo paso tras las cuatro fases de la desescalada en el que se debe ser "más responsable y cauto que nunca", respetando para ello las medidas de distanciamiento social, el uso de mascarilla y extremando las medidas de higiene.

Fernández Sanz ha recordado que desde este lunes no sólo los niños "pueden volver a jugar en los parques infantiles", sino que también pueden empezar a recibir visitas los mayores en residencias libres de COVID.

Dos visitas semanales por parte de una persona -puede ser la misma o diferente-, de una hora de duración, y para las que es necesario solicitar cita previa, ha recordado el consejero.

Medidas con las que "poco a poco" se irá "abriendo la mano", permitiendo también las visitas en aquellas en las que pueda haber algún caso de COVID, siempre y cuando se puedan articular las medidas de seguridad necesarias.

Algo que ahora no se está en condiciones de plantear, ha reconocido Fernández Sanz, aunque se avanzará "poco a poco".

Pasos que ya se han dado en las viviendas tuteladas de mayores, cuyos residentes pueden ya salir y relacionarse fuera de ellas.

Por otra parte el consejero ha recordado algunas de las medidas contempladas también en el decreto aprobado el viernes por el Consejo de Gobierno, entre las que ha destacado la desaparición del límite de aforos para el pequeño comercio, así como para las terrazas de bares y restaurantes, aunque en el interior de estos, en mesa y en barra, se mantenga en el 75 por ciento.

Respecto a esta medida, el consejero ha señalado que visto "el comportamiento responsable y educado de las personas que ocupan estos sitios" se ha planteado "dejar que siga siendo igual", siempre con esa responsabilidad y teniendo "mucho cuidado".

Y es que, ha apuntado, "el aforo lo debe establecer la propia vida", y aunque no están permitidos grupos de más de 25 personas, las terrazas podrán estar ocupadas hasta el máximo permitido en sus correspondientes licencias.

Desde el Gobierno regional consideran que es "mucho mejor" que todas aquellas actividades que se puedan realizar en el exterior, se celebren así. "Es uno de los motivos por los que las terrazas cobran importancia", ha insistido Fernández Sanz.

Un decreto que será "reformulado" en función del comportamiento que vaya teniendo la pandemia; cuestiones a revisar, como por ejemplo las relativas al deporte, que a lo largo de esta semana se detallarán en consenso con el sector.

En este sentido ha precisado que no se va a saltar ninguna norma, sino que se trata de ver "qué hacemos en lo pequeño", pero "teniendo en cuenta las recomendaciones del Consejo Superior de Deportes, las normas nacionales y lo establecido para la asistencia a eventos".

Medidas todas ellas que se han puesto en marcha coincidiendo con el fin del estado de alarma, que también ha devuelto a todo el país la movilidad.

Pero esta apertura de las condiciones no debe llevar a bajar la guardia, sino que ante ellas se debe "ser más responsables y cautelosos".

ROZANDO LOS 18.000 CASOS CONFIRMADOS

El consejero ha recordado así que en las últimas tres semanas el número de fallecimientos diarios "oscila entre 0 y 4", siendo ya tres las jornadas en las que no se ha registrado ninguna muerte por COVID-19 en la región. Este sábado se contabilizaba una en la provincia de Toledo, y los datos del domingo recogen dos fallecimientos, uno en Ciudad Real y otro en Albacete.

 Junto a ello Fernández Sanz ha apuntado también otro dato significativo, como el hecho de que las UCIs de la región lleven dos semanas sin tener que ingresar a nadie por coronavirus, mientras que en la camas de agudos son "entre 1 y 6" las que se utilizan cada día.

Datos que "nos permiten mantener esta esperanza", ha subrayado el consejero.

Castilla-La Mancha roza así los 18.000 casos confirmados mediante PCR desde el inicio de la crisis sanitaria

En total ha detallado el consejero, ya se han realizado en la región más de 135.000 PCR; en las últimas semanas entre 1.500 y 1.700 diarias, de las cuales alrededor de una veintena al día se confirman como positivos.

Casos totales acumulados que representan el 7 por ciento del total registrado en el conjunto del país, siendo el índice de letalidad del 10,7 por ciento, cuando la media nacional se sitúa en el 11,5 por ciento.

Una mejora de los datos que es "muy buena" para afrontar la nueva normalidad.

Por otra parte, Fernández Sanz se ha referido también a los estudios de seroprevalencia que se están realizando entre los profesionales sanitarios, los cuales ya han concluido en Toledo y se está próximo a la conclusión en Ciudad Real y Albacete. Pruebas que se han realizado a 18.722 profesionales, de los cuales han dado positivo 3.092. De ellos 2.812 ya se encuentran curados, mientras que permanecen aislados 280.

ASISTENCIA SANITARIA

Junto a otros factores, esto hace que también se vaya poco a poco recuperando la normalidad en la asistencia, garantizando en todo momento "tener reversibilidad" en un máximo de 24-48 horas por si se produjera un rebrote.

"No podemos volver a la normalidad de repente", ha insistido el consejero, quien ha detallado que las intervenciones quirúrgicas programadas están realizándose ya por encima del 60 por ciento, las revisiones en consultas de hospital están "prácticamente" llevándose a cabo con normalidad y para las pruebas diagnósticas se ha establecido un triple turno "allá donde más demanda tenemos".

Asimismo ha explicado que ya se han reiniciado los tres programas de screaning de cáncer (mama, cérvix y colon), que la hemodinámica funciona con normalidad y en los hospitales de día oncohematológicos incluso se registra un 0,2 por ciento más de actividad.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/toledo/97-ciento-positivos-11-mayo-han-sido-diagnosticados-rastreo/20200622180014011074.html


© 2020 periodicoclm.es | Periódico de Castilla-La Mancha

Email: [email protected] | Teléfono: 644.883.242