martes 14.07.2020
DESESCALADA

Toda la región estará en fase 3 desde el lunes, pero aún sin movilidad entre provincias

  • Toledo, Ciudad Real y Albacete pasan a la última fase de la desescalada el día 15, pero la unidad territorial para ellas no se pedirá por parte del Gobierno regional hasta más adelante.
  • El presidente García-Page hace un llamamiento a extremar la prudencia porque de otro modo será "el primero" en pedir "echar marcha atrás" en la desescalada si se producen incumplimientos que lleven a una nueva extensión del virus.
Toledo, Ciudad Real y Albacete siguen teniendo movilidad restringida al ámbito provincial.
Toledo, Ciudad Real y Albacete siguen teniendo movilidad restringida al ámbito provincial.

TOLEDO.- Toda Castilla-La Mancha se encontrará en la fase 3 de la desescalada desde el próximo lunes, 15 de junio, después de que el Ministerio de Sanidad haya confirmado el paso a ella de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Albacete.

Así lo ha confirmado el Ministerio de Sanidad atendiendo a la petición planteada por el Gobierno regional, que de este modo completa en todo el territorio autonómico las fases de la desescalada, quedando a partir de este momento en su mano la decisión sobre las medidas a aplicar para dar por finalizada la desescalada y entrar de lleno en la "nueva normalidad".

Un nuevo cambio de fase que llega también a estas tres provincias y que por el momento no llega acompañado de la movilidad entre todas las provincias de la región. 

Y es que aunque  el Gobierno regional había apuntado su intención de pedir al Ejecutivo central que una vez que toda Castilla-La Mancha se encontrara en fase 3 se permitiera la movilidad entre todas las provincias, y que incluso este jueves el presidente regional, Emiliano García-Page, apuntara lo que beneficiaría esta situación a los numerosos "pueblos limítrofes" existentes, finalmente se ha optado por la prudencia y no se ha solicitado ese extremo.

Al respecto se ha pronunciado también hoy en Uclés (Cuenca), donde asistía a la reapertura de un establecimiento hostelero. Allí ha señalado que "no va a poder haber comunicación directa entre todas las provincias hasta que no se apruebe por el Estado".

Una decisión que el jefe del Ejecutivo autonómico ha justificado en la intención de la Administración regional de ir "con cierta tranquilidad" y aproximarse a la recuperación "con mucha prudencia, con responsabilidad".

Por su parte el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado esta tarde que el Gobierno regional solicitará la unidad territorial para estas tres provincias, "las que mayor movilidad y mayor número de habitantes tienen", pero lo hará "un poquito más adelante", ya que la movilidad "es la parte más importante del contagio" y hace al virus "estar presente o no entre nosotros".

De este modo Toledo, Ciudad Real y Albacete mantienen las restricciones de movilidad y únicamente estarán permitidos los desplazamientos dentro del ámbito provincial, mientras que en Cuenca y Guadalajara ya desde el pasado lunes se pueden mover entre ambos territorios.

Sí entran en vigor, sin embargo, el resto de medidas ya vigentes en Cuenca y Guadalajara desde el 8 de junio.

De este modo desde el lunes en estas tres provincias desaparecen las franjas horarias para pasear y hacer deporte; los bares y restaurantes podrán alcanzar una ocupación de hasta el 50 por ciento en mesa, se podrá utilizar la barra y en las terrazas tendrán permitida una ocupación de hasta el 75 por ciento del aforo.

Asimismo los locales y centros comerciales podrán alcanzar un 50 por ciento de su aforo y el 40 por ciento en sus zonas comunes, aunque se mantiene el horario prioritario para mayores de 65 años.

Por su parte los centros deportivos tienen la posibilidad de albergar hasta un 50 por ciento de su aforo y se permite la práctica deportiva en grupos de hasta 20 personas sin contacto. El uso de vestuarios y duchas en ellos está también permitido.

En lo que respecta al turismo activo y de naturaleza se permite su práctica en grupos de hasta 30 personas, ya sea acompañados o con guía.

Respecto a las actividades de tiempo libre, tanto infantiles como juveniles, se establece un aforo máximo de 200 personas pero siempre teniendo como límite el 50 por ciento del aforo permitido al aire libre, y un tercio -hasta 80 personas máximo- en los espacios cerrados.

Además en esta fase se permite la apertura de discotecas y locales nocturnos con servicio de mesa y barra a un tercio de su aforo, aunque no se podrá usar la pista de baile.

Museos, cines y espectáculos culturales pueden volver a recibir visitantes y espectadores a un 50 por ciento de su aforo, mientras que las visitas a monumentos están permitidas por grupos de personas que convivan en un mismo hogar sin limitación o hasta un máximo de 20 personas si no existe esa relación.

Finalmente también se amplía el número de personas permitidas en reuniones, hasta 20, manteniendo en todo momento la distancia física y siendo recomendable el uso de mascarilla.

Medidas que suponen un alivio de las restricciones planteadas hasta ahora, pero ante las que el presidente regional ha instado a extremar la prudencia porque "soy el primero que pediré echar marcha atrás si hay incumplimientos o desvío de las normas de responsabilidad que nos traigan como consecuencia una extensión del virus", ha advertido García-Page.

Comentarios