Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:02 h.

Las testigos de un edil del PP que denunció ser agredido, investigadas por delito de falso testimonio

Inicialmente respaldaron la versión del concejal, al que aseguraron no conocer, pero después confesaron que no vieron ninguna agresión y reconocieron ser sus amigas. El ‘popular’, portavoz en el Ayuntamiento de Torrijos, acusó a un sindicalista de atacarle y éste le denunció por lo mismo.

El concejal José Antonio Muñoz durante las fiestas de la Sementera en Torrijos. Archivo
El concejal José Antonio Muñoz durante las fiestas de la Sementera en Torrijos. Archivo

TOLEDO.- Se prestaron a testificar a favor de un amigo, al que aseguraron no conocer, y pueden terminar acusadas por falso testimonio. Este es el caso de dos vecinas de la localidad toledana de Torrijos, testigos a propuesta de un edil del Partido Popular en el proceso que éste mantenía con el presidente de la Junta de Personal Funcionario del Ayuntamiento, en el que ambos se acusaban mutuamente de agresión. 

Una causa que el juez ha decidido saldar con la absolución para ambos, pero decretando la instrucción de diligencias contra estas dos testigos por haber cometido presuntamente un delito de falso testimonio. 

 Así es como se ha cerrado el proceso abierto en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrijos, que considera no probadas las acusaciones de agresión, por lo que absuelve a ambos, al tiempo que insta al Decanato a instruir diligencias contra las dos testigos propuestas por el concejal y portavoz ‘popular’ en el Consistorio torrijeño, José Antonio Muñoz, al considerar que pudieron haber cometido un delito de falso testimonio, atendiendo a lo recogido en el artículo 458 del Código Penal. 

Así pues, el juez estima como único hecho probado que el 20 de junio de 2016, en torno a las 13.30 horas, el edil y el presidente de la Junta de Personal Funcionario, también sindicalista de Comisiones Obreras, Pedro Luis González, mantuvieron “una fuerte discusión” en la plaza de San Gil. Un encontronazo que estuvo motivado por “unas expresiones” que el concejal había vertido sobre el representante de los trabajadores del Ayuntamiento “en el ejercicio de una actividad particular” de su partido. 

Tras este enfrentamiento en la calle, el concejal denunció al presidente de la Junta de Personal y éste al edil, manteniendo ambos versiones opuestas de lo sucedido.  

Una y otra versión no pudieron ser avaladas por pruebas objetivas ni testificales, al menos “no en la forma necesaria para desvirtuar en contra de ninguna de las partes el derecho a la presunción de inocencia del que disfrutan en el proceso penal conforme al artículo 24 de la Constitución”, por lo que el magistrado ha decidido absolver a ambos. 

Pruebas testificales que por parte del concejal del PP sí se intentaron presentar, y que han terminado volviéndose en su contra. Así, la sentencia recoge cómo el relato ofrecido por ambas en la fase de instrucción, concretamente el 10 de octubre de 2016, es “de todo punto incompatible” con el testimonio que prestaron en el juicio oral, celebrado el 27 de marzo de este año. 

Inicialmente ambas respaldaron la versión del edil, al que aseguraron no conocer. Sin embargo, en el juicio oral, y una vez advertidas las consecuencias penales de faltar a la verdad, “las testigos alteran sustancialmente la versión de los hechos” y confesaron que “no vieron ninguna agresión física de nadie hacia nadie”. Además, una de ellas reconoció ser amiga del edil José Antonio Muñoz, y la otra admitió que sí le conocía.   

Es por ello que el juez pide al Decanato que el juzgado que corresponda dilucide si estas personas hubieran podido cometer un delito de falso testimonio, “bien en su declaración en sede de instrucción, bien en su declaración en el acto del juicio oral”. 

Sentencia a la que ha tenido acceso PeriódicoCLM y que ha valorado el sindicato Comisiones Obreras, cuyo secretario provincial, José Luis Arroyo, considera “evidente” que “las mentiras de los dirigentes ‘populares’ de Torrijos y sus testigos no se las creen ni los jueces”

Califica así como ”deplorable” que el PP “intente engañar a la justicia para perseguir a sindicalistas”, al igual que hizo en su momento intentando “engañar a los medios de comunicación y a la opinión pública difundiendo el mismo día de los hechos, sin esperar a la investigación y a la resolución judicial de las denuncias, un comunicado en el que acusaba, imputaba y condenaba al presidente de la Junta de Personal”, al tiempo que “exigía a todo el mundo que lo condenara también”, instando incluso al sindicato a “expulsarlo”, recuerda Arroyo. 

Señala además que “no es la primera vez” que las demandas judiciales contra sindicalistas por parte de los dirigentes del PP en Torrijos “quedan en nada” en los juzgados, mermando así la “credibilidad” de la formación. 

En este sentido, Arroyo recuerda la interpuesta contra él por el exalcalde Juan José Gómez-Hidalgo, a la que se suma ahora la del presidente de la Junta de Personal. 

Desde el sindicato aseguran que el PP de Torrijos “sabe que en la actual legislatura, con ellos en la oposición, se están produciendo avances sin precedentes en materia de relaciones laborales y empleo, tanto para el personal laboral como para los funcionarios”. Es por ello, insiste José Luis Arroyo, que “no se atreven a votar en contra ni del acuerdo marco ni del convenio colectivo ante la mesa general, aunque luego intenten manipular a la opinión pública con falsedades”. 

Finaliza Arroyo manifestando que las “cacicadas” de Gómez-Hidalgo y los suyos “fueron castigadas en las urnas por los electores", ante lo que "ahora solo les queda hacer la risión en los juzgados, hasta con testificales falsas".