lunes 30/11/20
Advertisement
COVID-19

Sanidad eleva a nivel 3 las restricciones en la ciudad de Toledo para frenar los contagios

  • Durante los próximos 10 días, prorrogables en función de la situación epidemiológica, se suprime el servicio de barra en los bares, se suspenden eventos culturales y deportivos, y cierran bibliotecas y museos.
  • Se recomienda a la ciudadanía limitar los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable y a un máximo de 6 personas, incluyendo los convivientes.
Durante los próximos 10 días la ciudad de Toledo se encuentra con medidas especiales de nivel 3.
Durante los próximos 10 días la ciudad de Toledo se encuentra con medidas especiales de nivel 3.
Advertisement

TOLEDO.- La Consejería de Sanidad, a través de la Delegación Provincial de Sanidad en Toledo, ha decretado medidas especiales nivel 3 para frenar la expansión de la COVID-19 en la ciudad de Toledo, donde en los últimos 14 días se han declarado 640 casos.

De este modo, con una tasa de incidencia acumulada de 754,1 casos por 100.000 habitantes en las semanas 43 y 44 (superior a la de las semanas previas, cuando se situó en 699,9 casos por 100.000 habitantes), las autoridades sanitarias han considerado necesario aumentar las restricciones, a pesar de que aún con datos provisionales la razón de tasas de incidencia entre estas semanas se situaría en 0,83, mostrando así, "en el mejor de los casos", una tendencia descendente próxima a la estabilidad en un escenario de elevada incidencia.

Así lo señalan desde la Consejería de Sanidad en un comunicado, en el que destacan también cómo en la semana 44 los casos de personas con 65 y más años de edad ascienden a 52, lo que representa el 17,9 por ciento de los 290 declarados, con una tasa de 363,2 casos por 100.000 habitantes mayores de 64 años, dato ligeramente inferior al de la semana 43, pero superior al de la semana 42.

Detallan cómo entre las semanas epidemiológicas 43 y 44 se han declarado en Toledo capital un total de 106 casos de COVID-19 en personas con 65 y más años (16,6 por ciento del total), lo que supone una tasa de incidencia acumulada en los últimos 14 días de 740,4 casos/100.000 habitantes mayores de 64 años.

Sumados todos estos factores: una tasa de incidencia acumulada en las semanas 42 y 43 (287,5 y 412,4 casos por 100.000 habitantes, respectivamente); una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 750 casos por 100.000 habitantes; una razón de tasas de incidencia con tendencia ascendente de la semana 42 a la 43, así como las elevadas tasas de incidencia en personas con 65 y más años de edad, y el peso relativo ascendente de este grupo de edad sobre el total de casos, se concluye que la ciudad de Toledo se encuentra "claramente muy por encima de los umbrales de alerta establecidos en Castilla-La Mancha".

Por todo ello, en  virtud del protocolo elaborado desde la Consejería de Sanidad, se considera necesario decretar las medidas de salud pública de nivel 3 durante los próximos 10 días, siendo prorrogables en función de la situación epidemiológica. 

Medidas entre las que se encuentra la supresión del servicio de barra en todos los bares, restaurantes y otros establecimientos de hostelería. Asimismo el aforo en locales cerrados dedicados a esta actividad se reduce al 30 por ciento del máximo permitido previamente.

En las terrazas, por su parte, el aforo se reduce al 50 por ciento del número máximo de mesas establecido previamente con distancia de al menos 2 metros entre las sillas de diferentes mesas, manteniendo en todo momento el resto de medidas establecidas en la normativa en cuanto a distancias de seguridad y agrupación.

En cada mesa o agrupación de mesas, además, la ocupación máxima se fija en 6 personas.

Por otra parte, la resolución contempla el cierre de bares, pubs, cafeterías, establecimientos de restauración y similares a las once de la noche.

Para garantizar el control de aforo y el mantenimiento de las medidas de seguridad, en establecimientos de hostelería queda prohibido el servicio a las personas usuarias que no se encuentren sentadas en las mesas dispuestas a tal efecto, tanto en el interior del local como en terraza, así como el consumo de comidas y bebidas fuera de estas.

Por otra parte, para las celebraciones posteriores a eventos como bodas, bautizos y otros de similares características, tanto las celebradas en locales de hostelería y restauración, como las que se lleven a cabo en otro tipo de instalaciones, tendrán limitado su aforo a 60 personas en espacio abierto y 30 en espacio cerrado, siempre garantizando el resto de las medidas recogidas en la regulación en vigor.

En establecimientos considerados como salas de bingo, casinos, salones recreativos y de juegos y locales específicos de apuestas se limitará el aforo máximo al 30 por ciento del establecido.

Asimismo se establece el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales; la suspensión cautelar de la actividad en los centros de día de personas mayores y personas con discapacidad, así como de servicios de estancias diurnas de personas mayores.

Se suspenden las visitas sociales en residencias de mayores, centros para personas con discapacidad grave, viviendas tuteladas de mayores y centros residenciales sociosanitarios. La entrada a estos centros de personas ajenas a los mismos se limitará a lo estrictamente necesario. 

Las viviendas supervisadas y las viviendas para personas con discapacidad quedan exceptuadas del cumplimiento de esta medida, pero deberán observarse todas las medidas preventivas generales (distanciamiento, uso de mascarillas, uso de soluciones hidroalcohólicas, y resto de medidas de prevención de posibles contagios).

No se permitirán salidas salvo razones de fuerza mayor en residencias de mayores y viviendas de mayores. A su regreso deberán permanecer en cuarentena durante el periodo que esté establecido en los protocolos en vigor en ese momento. 

Sí se podrá permitir el abandono definitivo o traslado temporal a domicilio familiar, siempre por un periodo superior al de vigencia de las medidas especiales en el municipio (es decir, no podrá retornar al centro mientras dichas medidas se encuentren en vigor), y previa realización de pruebas diagnósticas según lo establecido en la regulación previa y autorización de la autoridad sanitaria competente.

En otros centros residenciales sociosanitarios de personas con discapacidad, menores, o personas con TMG, estarán permitidas las salidas siempre que la persona no sea sospechosa o presente síntomas compatibles con COVID-19 y que el centro se encuentre libre de COVID en ese momento. Los responsables del centro deberán valorar la necesidad o conveniencia de que estas salidas se realicen acompañados por un profesional del centro.

Los trabajadores que tras un periodo vacacional o de ausencia de su puesto de trabajo superior a una semana se incorporen a residencias sociosanitarias y viviendas tuteladas/supervisadas u otros dispositivos residenciales sociosanitarios se les realizará como paso previo a su incorporación, una PCR para descartar la infección por COVID-19.

Por otra parte, se limita la permanencia de personas en lugares de culto en espacios cerrados mediante la fijación del 40 por ciento de aforo. Al aire libre se deberá garantizar la distancia de seguridad interpersonal y el resto de la normativa higiénico sanitaria sobre prevención y contención del COVID-19, no debiendo superar el número máximo de cien personas.

La resolución de Sanidad establece también que se reforzarán los controles para impedir el consumo de alcohol que no estuviera autorizado, así como de otras actividades no permitidas en la vía pública. En este sentido, subraya, la Comunidad Autónoma y la autoridad "aplicarán rigurosamente las sanciones correspondientes".

Será el Ayuntamiento el encargado de aumentar la vigilancia para detectar y sancionar estos comportamientos y actividades.

Entre las medidas decretadas se encuentra también la suspensión de actividades colectivas de ocio, tales como espectáculos, eventos culturales, deportivos, taurinos u otros que puedan suponer la concentración de personas y no estén reflejados en los otros supuestos contenidos en estas medidas.

Se suspenden las competiciones deportivas no federadas. Las competiciones de ámbito federativo podrán celebrarse sin la presencia de público, y conforme a los protocolos en vigencia en cada caso.

Se suspende la actividad de las escuelas municipales; mientras que en academias, autoescuelas y otros centros de formación no reglada el aforo se reduce al 50 por ciento del habitual.

Se decreta el cierre cautelar de cines, teatros y auditorios, así como de bibliotecas y museos

Los hoteles sólo podrán contratar el 50 por ciento de su capacidad y el uso de sus zonas comunes se verá limitado en su aforo al 25 por ciento.

En instalaciones deportivas de cualquier titularidad, el aforo máximo será del 20 por ciento en espacios interiores y del 50 por ciento en espacios exteriores.

Las piscinas municipales y otras instalaciones de este tipo para uso recreativo público, independientemente de su titularidad, quedan cerradas.

Los mercadillos reducen a un tercio el número de puestos previamente autorizados; se cierran parques, jardines y espacios públicos de características similares entre las diez de la noche y las ocho de la mañana.

En las tiendas y demás establecimientos comerciales, se extremarán las medidas higiénicosanitarias. Se deberá realizar higiene de manos con gel hidroalcohólico en la entrada del establecimiento. Los locales comerciales, incluyendo supermercados y centros comerciales, limitarán su aforo a un tercio del aforo máximo.

La ocupación de autobuses urbanos y taxis se limita al 50 por ciento.

Por último, se establece un seguimiento minucioso del aislamiento de todos los casos y contactos por parte de Epidemiología, Enfermeros de Vigilancia Epidemiológica y Equipos de Atención Primaria, solicitando la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad si así se precisara en casos concretos.

Si desde el Ayuntamiento, se tuviera conocimiento de otros locales o actividades, que pudieran suponer un riesgo de contagio, se informará de inmediato a la Delegación Provincial de Sanidad, para proceder a su cierre, prohibición o limitación, con el fin de frenar la transmisión virus.

Asimismo se recomienda a la ciudadanía limitar los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.

Advertisement
Comentarios