jueves 22/10/20
COVID-19

Sanidad decreta nuevas restricciones en Méntrida, Olías del Rey, Quintanar de la Orden y Villacañas

  • Estos cuatro municipios de la provincia de Toledo se suman a la veintena de localidades de Castilla-La Mancha en las que ha sido necesario implementar medidas especiales debido a la expansión de la pandemia.
  • Esta tarde se evaluará la situación de Villamalea (Albacete) al cumplirse los quince días desde el confinamiento, que podría levantarse si la evolución ha sido positiva.
Villacañas se suma hoy a la veintena de municipios de la región con medidas especiales por la COVID-19.
Villacañas se suma hoy a la veintena de municipios de la región con medidas especiales por la COVID-19.

TOLEDO.-  El aumento de casos en la última semana y las características de los mismos ha llevado a las autoridades sanitarias de Castilla-La Mancha a decretar medidas especiales para otros cuatro municipios de la provincia de Toledo, que serán de aplicación durante los próximos 14 días.

Quintanar de la Orden, Villacañas, Méntrida y Olías del Rey se suman así a la casi veintena de municipios castellanomanchegos en los que hasta el momento se han tenido que tomar "decisiones concretas" y ampliar las restricciones para tratar de contener el número de contagios.

Así, estos cuatro municipios se unen a las poblaciones de la provincia de Toledo donde se ha tenido que adoptar esta serie de medidas complementarias, como son Consuegra, Seseña, Illescas, Yuncos, Cebolla, Fuensalida, La Nava de Ricomalillo y Toledo capital.

A través de una Resolución, se propone el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales.

Asimismo, la supresión del servicio de barra en todos los bares y restaurantes de estas localidades. El aforo en locales cerrados dedicados a esta actividad se reducirá al 50 por ciento del máximo que estuviera establecido previamente.

Las terrazas de bares y restaurantes reducirán su aforo al 75 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente.

Además, se suspende la actividad en los centros de día y las visitas sociales en residencias de mayores, viviendas tuteladas y centros sociosanitarios.

Las actividades religiosas limitarán su aforo al 50 por ciento de su capacidad habitual.

El número de personas en velatorios y cortejos fúnebres serán de un máximo de 10 personas.

Se restringe el número de personas en eventos sociales como bodas, bautizos y comuniones a un máximo de 25.

Asimismo, se suspende la celebración de mercadillos y mercados al aire libre y se procede al cierre de parques y jardines con el objetivo de evitar cualquier aglomeración de personas que pueda suponer un riesgo para la transmisión del virus.

Por último, se recomienda a la ciudadanía la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.

Nuevas medidas que ha anunciado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en Toledo, para informar sobre la evolución de la pandemia de COVID-19 en la región.

Comparecencia en la que también ha apuntado que esta misma tarde se evaluarán los datos relativos a la localidad albaceteña de Villamalea, confinada desde el pasado 19 de agosto, con el objetivo de valorar la posibilidad de levantar dicho confinamiento.

Decisiones todas ellas a las que conduce el análisis de los datos registrados en los últimos 7 y 14 días, tal y como ha subrayado Fernández, del mismo modo que se hacía la semana pasada cuando se decidió decretar medidas especiales también en Toledo capital. 

Ciudad, ha precisado, que en la última semana ha registrado una tasa de incidencia de 160 casos por cada 100.000 habitantes -"el mismo nivel que cuando tomamos la decisión en Alcázar de San Juan", ha apuntado a modo de ejemplo el consejero-.

Restricciones que, al igual que en el resto de localidades, se podrán levantar en 14 días y volver a las limitaciones contempladas en el decreto, si los datos mejoran.

EVALUANDO GUADALAJARA Y ALBACETE

Por otra parte, el consejero de Sanidad ha apuntado también que están siendo evaluadas otras capitales de provincia, como Guadalajara o Albacete, en las que se ha registrado igualmente un aumento de casos en los últimos días.

En estas, sin embargo, aún no se ha superado "el umbral" establecido desde el Gobierno regional para plantear la adopción de medidas más restrictivas, que es de 100 casos por cada 100.000 habitantes.

En estos momentos, ha explicado el consejero, la incidencia acumulada regional está en 148 casos por cada 100.000, mientras que la estatal se sitúa en 190.

Preguntado al respecto, Fernández Sanz ha explicado que los contagios han crecido a lo largo de la última semana y ha apuntado que posiblemente el miércoles se puedan tomar decisiones tanto sobre estas dos capitales u otras poblaciones.

Será entonces cuando ya se tengan todos los datos de los municipios de la región, los cuales serán públicos a partir del jueves. A partir de ese momento estarán disponibles a través de la web de Sanidad los datos de los municipios con más de 1.000 habitantes.
 

Comentarios