jueves 25/2/21
Advertisement
COVID-19

Las restricciones de nivel 3 se extienden a los 204 municipios de la provincia de Toledo

  • La situación ha empeorado de forma significativa en las dos últimas semanas epidemiológicas, con un escenario de transmisión comunitaria "muy intensa".
  • Bares y restaurantes deberán bajar el cierre a las diez de la noche; se cierran bibliotecas, museos, teatros y cines, y en los comercios el aforo será de un tercio del máximo permitido.
La ciudad de Toledo vuelve al nivel 3 junto al resto de la provincia, mientras sigue cubierta por la nieve. | FOTO: YOUTUBE GUARDIA CIVIL
La ciudad de Toledo vuelve al nivel 3 junto al resto de la provincia, mientras sigue cubierta por la nieve. | FOTO: YOUTUBE GUARDIA CIVIL
Advertisement

TOLEDO.- La incidencia de la pandemia en la provincia de Toledo va en aumento y las autoridades sanitarias han decretado medidas especiales de nivel 3 para los 204 municipios que la componen, incluida la capital regional, que vuelve así a ver incrementadas las restricciones.

Medidas que se establecen para un mínimo de diez días, periodo durante el cual se deberá mantener una estrecha vigilancia de los datos relativos a la incidencia de la COVID-19 en la provincia, de modo que de empeorar la situación se podría plantear un reforzamiento de las mismas.

Una situación, cabe recordar, a la que ya se ha visto abocada esta misma semana la provincia de Ciudad Real, en la que además de decretarse el nivel 3 de medidas de contención, éstas se han reforzado con el cierre perimetral municipio a municipio y el adelanto del toque de queda a las diez de la noche.

La de Toledo se convierte así en la tercera provincia castellanomanchega sometida en su totalidad a medidas de contención de nivel 3, después de que este viernes también se hayan decretado las mismas para Albacete.

En el caso de la provincia de Toledo, Sanidad, a través de la Delegación Provincial, ha decretado la aplicación de las medidas de nivel 3 para tratar de contener el avance de la pandemia, después de que en las dos últimas semanas epidemiológicas (del 28 de diciembre al 10 de enero) se hayan declarado un total de 3.881 casos de COVID-19 (2.165 en la primera semana del año), lo que supone una tasa de incidencia acumulada en 14 días de 558,5 casos/100.000 habitantes.

A ello se suma que esta tasa de incidencia entre una y otra semana ha crecido un 26 por ciento; que los casos registrados entre personas mayores de 64 años supongan el 20 por ciento del total y un creciente porcentaje de pruebas diagnósticas positivas, unido a un nivel de ocupación de las camas de críticos de casi el 36 por ciento.

Datos que sitúan a la provincia de Toledo "muy por encima" de los umbrales de alerta establecidos en Castilla-La Mancha y en España. 

Según detallan las autoridades sanitarias, la provincia se encuentra en un escenario de trasmisión comunitaria muy intensa, lo cual exige la adopción de medidas de nivel 3 en todos los municipios de la provincia.

De este modo Toledo capital vuelve al nivel más alto de restricciones, en el que ya se encontraban numerosas localidades.

EL CIERRE SE BAJA A LAS DIEZ

Entre las principales restricciones que plantea el nivel 3 se encuentra la obligatoriedad de bajar el cierre a las diez de la noche en bares, pubs, cafeterías, restaurantes y similares.

Asimismo se establece la suspensión de la actividad en el interior de bares, restaurantes y cafeterías, que podrán únicamente atender a su clientela en las terrazas, para las que se establece una reducción del aforo al 50 por ciento del máximo previsto, siempre y cuando se respeten las distancias de seguridad de al menos 2 metros entre las sillas de diferentes mesas, así como la normativa en cuanto a agrupación.

Excluidos de esta medida quedan aquellos locales y establecimientos que por sus características presenten un servicio que se pueda considerar esencial o no sustituible: servicios de hostelería de hospitales y clínicas para sus usuarios y profesionales; servicios de restauración de establecimientos hoteleros para uso exclusivo de los clientes alojados en los mismos; servicios de hostelería en empresas y lugares de trabajo para uso exclusivo de empleados, así como el servicio de comedor escolar en guarderías y colegios de Educación Primaria.

En todos ellos, no obstante, queda suspendido el servicio de barra y su aforo será un tercio del fijado habitualmente. 

Asimismo se contempla el cierre de locales de juego y apuestas, bingos y establecimientos similares.

Por otra parte, como medidas complementarias, se decreta la suspensión de actividades colectivas de ocio, tales como espectáculos, eventos culturales, deportivos, taurinos u otros que puedan suponer la concentración de personas.

Las competiciones de ámbito federativo podrán celebrarse sin la presencia de público, y conforme a los protocolos en vigencia en cada caso. En ningún caso se podrá autorizar el traslado de estos eventos a otras localidades que se encuentren en un nivel inferior de medidas de restricción.

Se podrán celebrar competiciones deportivas no federadas siempre que no se supere el grupo máximo de 6 personas.

Academias, autoescuelas y otros centros de formación no reglada disminuirán su aforo máximo al 50 por ciento del habitual.

Por otra parte, se establece el cierre cautelar de cines, teatros y auditorios en toda la provincia, así como de bibliotecas y museos.

Los hoteles podrán seguir con su actividad, aunque únicamente pudiendo contratar el 50 por ciento de su capacidad, limitando el uso de sus zonas comunes al 25 por ciento.

Respecto a las instalaciones deportivas, de cualquier titularidad, el aforo máximo será del 20 por ciento en espacios interiores y del 50 por ciento en espacios exteriores.

Mercadillos y mercados al aire libre deberán limitar el número de puestos instalados a un tercio del previamente establecido, debiendo asegurar una distancia de seguridad entre puestos de al menos 4 metros.

Los parques, jardines y espacios públicos de características similares permanecerán cerrados entre las diez de la noche y las ocho de la mañana.

En lo que respecta al comercio, se deberán extremar las medidas higiénico-sanitarias, y se limitará el aforo a un tercio del máximo -incluidos supermercados y centros comerciales-.

En autobuses urbanos y taxis la ocupación se limitará al 50 por ciento.

Desde Sanidad se recomienda a la ciudadanía limitar los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.

Comentarios