martes 14.07.2020
ESTUDIO SEROPREVALENCIA

Tres provincias castellanomanchegas entre las seis más inmunizadas contra la COVID

  • Cuenca es la segunda provincia española que mayor tasa de inmunidad al virus ha desarrollado, el 14,2 por ciento, según la segunda oleada del estudio impulsado por el Ministerio de Sanidad y coordinado por el Instituto de Salud Carlos III.
  • Albacete y Guadalajara también superan el 10 por ciento de tasa de inmunidad, mientras que la media española se sitúa en el 5,21 por ciento.
Más de 5.100 personas han participado en la segunda oleada del estudio de seroprevalencia en Castilla-La Mancha.
Más de 5.100 personas han participado en la segunda oleada del estudio de seroprevalencia en Castilla-La Mancha.

TOLEDO.- Tres provincias castellanomanchegas se encuentran entre las seis que mayor tasa de inmunidad al virus causante de la COVID-19 han desarrollado en España. Cuenca, Albacete y Guadalajara se encuentran en este grupo de territorios en los que dicha tasa se sitúa por encima del 10 por ciento.

Así se desprende de los datos preliminares de la segunda oleada del estudio ENE-Covid19, impulsado por el Ministerio de Sanidad, apoyado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y coordinado por el Instituto de Salud Carlos III, y desarrollado por los servicios de salud autonómicos, según los cuales la tasa media española de inmunidad se sitúa en el 5,21 por ciento.

Según los resultados de esta segunda ronda del estudio, Cuenca es la segunda provincia española con mayor tasa de inmunidad entre su población, el 14,2 por ciento, únicamente por detrás de la provincia de Soria (14,7 por ciento).

Por su parte la provincia de Albacete presenta una prevalencia estimada de anticuerpos IgG frente al SARS-Cov2 en su población del 11,6 por ciento, y en Guadalajara la tasa de inmunidad al virus es ya del 10,5 por ciento.

Según el estudio, el 10,3 por ciento de la población de Castilla-La Mancha ha tenido contacto con el virus.

Resultados de una segunda oleada realizada entre el 18 de mayo y el 1 de junio, que concluye que más del 5 por ciento de la población española ha desarrollado inmunidad frente al virus que provoca la COVID-19.

Sin embargo este estudio arroja una marcada variabilidad geográfica, similar a la observada en la primera ronda, con prevalencias iguales o próximas al 10 por ciento tanto en la Comunidad de Madrid (11,4 por ciento) como en las provincias situadas en su entorno.

Así, junto a Madrid, Soria y las tres provincias castellanomanchegas, Ávila completa ese reducido grupo.

A él también se aproximan en tasa de inmunidad frente al virus las otras dos provincias de Castilla-La Mancha, Toledo y Ciudad Real, en las que según los datos de esta segunda oleada sus poblaciones se han inmunizado en un 8,8 y un 9,8 por ciento, respectivamente.

En lo que respecta al tamaño de los municipios, señala el informe que se ha detectado un leve incremento de esta tasa de inmunidad respecto a la primera oleada en las grandes ciudades (más de 100.000 habitantes), que han pasado de un 6,4 por ciento a un 6,8 por ciento.

Otros datos del informe dado a conocer esta tarde señala que el 80,5 por ciento de los participantes en el estudio que declara haber dado positivo por coronavirus en un diagnóstico por PCR hace más de dos semanas presentan anticuerpos IgG.

En los casos sospechosos, por su parte, la prevalencia de este anticuerpo aumenta con el número de síntomas y es particularmente alta en las personas que han sufrido pérdida de olfato (40 por ciento). En el caso de los participantes asintomáticos, a un 2,8 por ciento se les detectaron anticuerpos.

Por otra parte, existe un 0,8 por ciento de participantes que siendo negativos en anticuerpos en la primera ronda han seroconvertido en esta segunda, detectándoseles la presencia de IGG de la que antes carecían. En este punto destacan los casos de Ávila, Valladolid y Palencia, con valores cercanos al 2 por ciento y los de Madrid, Soria y Segovia con un 1,5 por ciento.

En el caso de las provincias castellanomanchegas la seroconversión en esta segunda ronda ha sido del 1,3 por ciento en la provincia de Cuenca; del 0,8 por ciento en Ciudad Real y Guadalajara; del 0,6 por ciento en Toledo y en Albacete del 0,5 por ciento.

Finalmente, el mapa de posibles casos con síntomas de COVID-19 en las últimas dos semanas muestra, en general, prevalencias inferiores a las de la primera ronda.  

Solo las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Granada, Madrid, Toledo (0,9 por ciento) y Las Palmas están en torno al 1 por ciento. Los posibles casos con síntomas de COVID-19 se refiere a personas con tres o más síntomas o con pérdida súbita de olfato.

5.177 PARTICIPANTES DE LA REGIÓN

Desde el Ministerio de Sanidad recuerdan que a los participantes en este estudio se les ha realizado una encuesta epidemiológica sobre COVID-19, un test rápido de inmunocromatografía y, a quienes accedieron, una extracción de sangre para determinar los anticuerpos IgG mediante inmunoensayo.

La combinación de ambas técnicas permite maximizar la representatividad y la calidad de la información, por lo que los resultados de estos informes preliminares son provisionales hasta la incorporación de los resultados obtenidos mediante inmunoensayo.

La inmunoglobulina G (IgG) es el tipo de anticuerpo que más abunda en el cuerpo. Se encuentra en la sangre y en otros fluidos, y brinda protección contra las infecciones bacterianas y víricas. Los especialistas pueden evaluar las concentraciones de inmunoglobulina en sangre para saber si una persona tiene una infección o si está protegida contra ella (es inmune a ella).

En esta segunda ronda del estudio han participado en todo el país 63.564 personas, una cifra superior a la de la primera oleada, en la que colaboraron 60.983.

En Castilla-La Mancha han participado 5.177 personas, frente a las 5.067 que lo hicieron en la primera ronda.

El objetivo del ENE-Covid19 es estimar la prevalencia en España de la infección por SARS-Cov2 mediante el estudio de la presencia de anticuerpos frente a este virus, causante de la enfermedad.

Comentarios