martes 4/8/20
CORONAVIRUS

Más de 400 enfermeras investigarán nuevos casos de COVID y sus contactos desde Atención Primaria

  • La Junta traslada al Ministerio toda la documentación incluida la estrategia de seguimiento y control de casos y contactos, para que Albacete, Toledo y Ciudad Real puedan pasar a la fase 1 desde el próximo lunes.
  • Desde el Gobierno regional insisten en la importancia de la "responsabilidad" para seguir avanzando y aseguran que en abril, pese a las restricciones del estado de alarma, se ha detectado movilidad con las regiones colindantes "más allá de lo permitido".
La vigilancia y control de positivos por COVID será llevada a cabo por enfermeras en Atención Primaria.
La vigilancia y control de positivos por COVID será llevada a cabo por enfermeras en Atención Primaria.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ya ha puesto en marcha su estrategia de seguimiento y control de casos de pacientes COVID-19 desde Atención Primaria. Uno de los requisitos exigidos por el Ministerio de Sanidad para posibilitar el paso de la totalidad de la región a la fase 1 de la desescalada, y en la que serán protagonistas más de 400 profesionales de Enfermería llevarán a cabo una exhaustiva labor de investigación de casos y contactos.

Así lo ha señalado en rueda de prensa el director general de Salud Pública, Juan Camacho, quien ha apuntado que tanto la documentación de esta estrategia específica de vigilancia de casos y contactos, como el plan formativo de las enfermeras investigadoras y un pequeño resumen del proyecto de notificación mediante plataforma web, eran remitidos este lunes al Ministerio de cara a la evaluación de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo para su pase a la fase 1 desde el próximo 18 de mayo.

Un contexto en el que se implementa esta nueva estrategia de seguimiento y control de casos de pacientes con coronavirus desde Atención Primaria, que posibilitará una vigilancia "más exhaustiva y estructurada" de los positivos y de sus contactos.

Una estrategia que responde al cambio de procedimiento publicado por el Ministerio el pasado 6 de mayo, y que tiene continuidad en una orden publicada este mismo martes en el Boletín Oficial del Estado, estableciendo mecanismos para esa vigilancia.

Planteamientos entre los que se encuentra la "conveniencia" de realizar PCR en todos los casos sospechosos, así como la de llevar una vigilancia estructurada de casos y contactos.

En este sentido Camacho ha subrayado que desde Castilla-La Mancha se ha considerado que esta labor de vigilancia y seguimiento se debía llevar a cabo desde el ámbito de la Atención Primaria, "por su propia esencia y características", al ofrecer "una mayor accesibilidad y cercanía" al sistema sanitario por parte de los ciudadanos.

Un ámbito al que se le suma una nueva tarea, que será de vital importancia para una mayor "normalización" de la vida social y económica de la región, que llega acompañada de un aumento en la dotación de recursos.

En materia de capacidad diagnóstica, Camacho ha explicado que desde este lunes los facultativos de Atención Primaria pueden solicitar directamente la realización de PCR desde sus sistemas, sin necesidad de que intervenga otro facultativo.

Asimismo, más de 400 enfermeras del Sescam, que estarán ubicadas en principio en los recursos de Atención Primaria, pasarán a dedicarse "de manera específica", y junto a otras tantas profesionales de las unidades básicas de atención también encargadas de esa tarea, a notificar los nuevos casos, la realización de la correspondiente encuesta epidemiológica, la investigación de posibles contactos, así como el seguimiento y vigilancia de los mismos.

Una labor "esencial" que determinará la manera de trabajar en cuanto al control de la epidemia, ha subrayado el director general.

En total se trata de 427 enfermeras investigadoras, de las cuales 86 estarán en la provincia de Albacete, 108 trabajarán en la provincia de Ciudad Real, 32 lo harán en Cuenca, 52 en Guadalajara y 149 en la provincia de Toledo.

Una distribución que, "con alguna salvedad por cálculo de cupos y dispersión", corresponde aproximadamente con la ratio poblacional, ha apuntado Camacho.

Asimismo el director general de Salud Pública ha aprovechado la rueda de prensa para felicitar a los profesionales de la Enfermería, que hoy celebran su día internacional, y agradecerles su papel "imprescindible y digno de admiración" no solo en el contexto del reto que ha supuesto la epidemia de COVID-19, sino a lo largo de los años.

MOVILIDAD "MÁS ALLÁ DE LO PERMITIDO"

Durante su comparecencia el director general de Salud Pública, además de informar sobre los datos diarios de la evolución de la pandemia en la región, también ha querido señalar como algo "importante" desde el punto de vista epidemiológico el que, a pesar de las restricciones decretadas por el estado de alarma, según los últimos datos, "a lo largo del mes de abril se ha seguido produciendo una movilidad más allá de lo estrictamente necesario entre las regiones colindantes y la nuestra".

En este sentido Camacho ha apuntado que se ha detectado una significativa demanda de tarjetas sanitarias de desplazados para personas que tienen su residencia habitual en la Comunidad de Madrid, lo cual se traduce en que se ha ido "más allá de los permitido" respecto a la movilidad entre provincias por causa laboral. "Si hay tarjeta de desplazado, hay algo más", ha apostillado el director general. 

De ahí que desde el Gobierno regional se haya vuelto a hacer hincapié en la importancia de la "responsabilidad ciudadana", que es lo que ha hecho que "podamos estar en una situación mejor que hace un mes".

Una responsabilidad que en el escenario actual de cambio de fases y paulatina desescalada es "tanto o más importante" de lo que lo era en el confinamiento.

Por eso se vuelve a lanzar "un ruego" a la población, aun sabiendo de la "paciencia y solidaridad" de las que se ha hecho gala hasta el momento, para que ese sentimiento de responsabilidad "persista en el tiempo".

Comentarios