domingo 31.05.2020
CORONAVIRUS

La Junta pone en marcha un plan específico de inspección en residencias de mayores

  • El objetivo es verificar y controlar el cumplimiento de todos los protocolos de actuación en los centros en relación con el coronavirus, para lo cual se han previsto en una primera fase medio centenar de inspecciones.
  • La consejera de Bienestar Social defiende el trabajo y el esfuerzo de los profesionales de las residencias de mayores, aunque advierte que si en algún centro "ha habido mala praxis", se tendrá que responder ante las consecuencias.
Las residencias de mayores se han visto especialmente golpeadas por el virus.
Las residencias de mayores se han visto especialmente golpeadas por el virus.

TOLEDO.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la puesta en marcha de un plan específico de inspección para las residencias de mayores, con el objetivo de "verificar y controlar" el cumplimiento de todos los protocolos de actuación ante la pandemia de coronavirus.

Un plan que se pone en marcha con 50 inspecciones en una primera fase, que serán llevadas a cabo por 21 inspectores -cuatro en cada una de las provincias, a excepción de Toledo donde serán cinco-, y con el que se pretende controlar la protección a los usuarios en los centros residenciales.

Así lo ha manifestado este lunes la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, quien ha detallado que la actuación de los inspectores se centrará en diversos aspectos, como supervisar los recursos humanos disponibles en cada centro para la atención directa a los usuarios; las condiciones higiénicas y de alimentación de los residentes; así como el cumplimiento de los derechos y deberes de los residentes dentro de los centros, dentro de la normativa del estado de alarma.

Del mismo modo, ha explicado la consejera, se analizarán las intervenciones realizadas en los centros debidas al coronavirus y si ha habido traslado de residentes a otros centros; la organización y distribución de los espacios en las residencias, así como el cumplimiento de los planes de actuación.

Por otra parte los inspectores también se encargarán de asesorar a los centros cuando tengan que tomar medidas, y se supervisará la información y cumplimiento de los procedimientos derivados del COVID.

Labores de vigilancia y control para las que los inspectores contarán con los equipos de protección necesarios para esas inspecciones presenciales, tal y como ha subrayado la consejera.

Con este plan específico se refuerza un 26 por ciento la inspección de los centros residenciales de personas mayores con relación al mismo periodo del año anterior.

Un ejercicio 2019 en el que a lo largo de todo el año se realizaron 1.189 inspecciones en alguna de las 379 residencias de mayores de la región, 155 viviendas de mayores, 131 recursos para personas con discapacidad o 72 recursos residenciales de menores.

Respecto a las residencias de mayores, la consejera de Bienestar Social ha detallado que se realizaron 895 inspecciones, de las cuales 169 en la provincia de Albacete, 250 en Ciudad Real, 99 en la provincia de Cuenca, 86 en centros de Guadalajara y 291 en la provincia de Toledo.

"REPENSAR" EL MODELO DE RESIDENCIAS

Durante su comparecencia ante los medios Sánchez ha querido romper una lanza en favor del trabajo cercano y esfuerzo que están realizando los profesionales en las residencias de mayores

La consejera ha subrayado que las residencias "tienen mucha vida", que sus residentes unas veces están allí porque quieren y otras porque tienen que ir. Son, en definitiva, "un hogar alternativo".

En este sentido ha apuntado que esta pandemia hará que se deba "repensar" su modelo. Y es que, ha insistido, "las residencias hoy no son como las de hace 30 años, pero tampoco como las del futuro". Por ello ha considerado que habrá que "adaptar distintos aspectos" a las nuevas necesidades.

No obstante Sánchez ha subrayado que "en general, el trabajo está siendo impecable, profesional, cercano a las personas mayores", y que "si en algún centro ha podido haber mala praxis, tendrán que responder a las consecuencias".

En este sentido cabe recordar que desde la Fiscalía se investiga penalmente a cinco residencias de mayores de la región "por la gravedad de los hechos ocurridos" en ellas.

Comentarios
x