Miércoles 24.04.2019
ELECCIONES MUNICIPALES

Dimite el candidato de Unidas Podemos a la Alcaldía de Toledo y se da de baja de IU tras 23 años de militancia

  • La lista confeccionada por las direcciones regionales del partido morado e Izquierda Unida para el Ayuntamiento toledano se queda sin su cabeza de lista, Javier Mateo, quien ha renunciado al puesto a través de un duro comunicado contra la coalición.
  • El detonante de esta división interna ha sido la negativa de ambas formaciones a celebrar unas primarias a tres bandas para confeccionar la lista electoral, con la plataforma Ganemos como tercer actor en igualdad de condiciones.

El hasta ahora cabeza de lista de la coalición 'Unidas Podemos‑Izquierda Unida' al Ayuntamiento de Toledo, Javier Mateo. ARCHIVO
El hasta ahora cabeza de lista de la coalición 'Unidas Podemos‑Izquierda Unida' al Ayuntamiento de Toledo, Javier Mateo. ARCHIVO

TOLEDO.- No encabezará la lista de 'Unidas Podemos‑Izquierda Unida' al Ayuntamiento de Toledo y tampoco formará parte de otra candidatura alternativa. Así lo ha decidido Javier Mateo, portavoz de la plataforma Ganemos, concejal de Servicios Sociales en el Consistorio toledano y hasta ahora coordinador local de Izquierda Unida, para quien las direcciones regionales de IU y Podemos habían reservado el número 1 de la lista de confluencia ‑"de coalición" según él‑ de cara a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo.

Renuncia "por coherencia, por respeto" y por no compartir el modelo de coalición "excluyente" habiendo tenido al alcance de la mano la posibilidad de "una confluencia real" en la que tuvieran cabida todos.

Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado, después de que este jueves presentara una última contraoferta a ambos partidos para tratar de incluir a Ganemos en la coalición, sin ningunear así el trabajo realizado en los últimos cuatro años en el Ayuntamiento.

Un último intento que sin embargo era rechazado de pleno desde la dirección regional de Izquierda Unida, cuyo coordinador regional, Juan Ramón Crespo,  llegaba a calificar el movimiento de "trilerismo", tal y como recogía La Tribuna, mientras que desde Podemos su líder regional, José García Molina, seguía echando balones fuera y aseguraba que quien renunciaba ahora al proyecto planteado era quien debía dar explicaciones.

En su comunicado, Mateo recuerda cómo hace cuatro años se entendió el mensaje que llegaba por parte de asociaciones, colectivos y ciudadanía señalando que "solo con los partidos políticos" no se avanza y por ello debían abrirse a "compartir las decisiones con más gente".

Así nacía Ganemos en Toledo, un movimiento con el que tan solo unos meses después la izquierda obtenía en la capital regional "un resultado histórico", multiplicando por dos tanto el número de votos como de concejales, lo que les permitió sentarse "de igual a igual con otras fuerzas políticas para poner en marcha un gobierno municipal de cambio, de progreso y que pusiera a la gente y sus problemas en el centro del trabajo político municipal", subraya Mateo.

De este modo se ha podido hacer "políticas útiles para la gente" y demostrar que "somos capaces de hacer las cosas de otra manera".

"VUELTA A LA OSCURIDAD DE LOS DESPACHOS"

Sin embargo,  explica Mateo, llegaba el momento de "reorganizarse" de cara a la cita electoral, con estos últimos cuatro años de experiencia en gestión municipal a la espalda y en una posición "excelente" a la hora de "seguir sumando, de encontrar alianzas, de legitimar esta forma de hacer política y de incrementar el apoyo ciudadano".

Un camino abierto ante el que dos actores "clave" en este nuevo proceso electoral, como son Podemos e Izquierda Unida, han decidido "dar un paso atrás" y "deshacer" lo conseguido en estos años, organizando una coalición electoral que excluye la posibilidad de que los demás se pudieran sumar y aportar.

Y es que, aunque para Mateo el acuerdo entre ambas formaciones es necesario, bueno y oportuno, "no es suficiente".

Considera "difícil de entender" la "extraña estrategia" utilizada para convertir un buen principio, la coalición, "en el mal final" que supone dejar fuera al resto y "volver a la oscuridad de los despachos para confeccionar listas y decidir sin contar con nadie".

Algo totalmente contrario a lo que considera que debe ser "la forma de elegir, de legitimar un proyecto", una forma "inclusiva, participada y horizontal", en ningún caso "impuesta". Para Mateo, "la única forma de movilizar a la gente y comprometerla es darle un papel activo en la construcción del proyecto al que queremos que se sumen". De ahí que asegure que "esto nunca ha ido de quién iba en las listas, sino de la forma y el método que nos dábamos para hacerlas, para legitimarlas".

Es por ello que en noviembre de 2018 se proponía a ambas organizaciones activar un proceso de primarias conjuntas en IU, Podemos y Ganemos, que a su vez estuvieran abiertas a la ciudadanía que quisiera participar "con el fin de confeccionar las listas e incentivar la puesta en marcha de grupos de trabajo para el programa electoral".

Una propuesta para la que la única, y "decepcionante", respuesta fue un "silencio absoluto durante veinte días" y "solo cuando la presión se hizo más agobiante y en el último minuto" se producía una llamada telefónica "desechando sin razones la idea de las primarias y ofreciendo unos puestos en la lista que reflejaban de nuevo la falta de aprecio a todo lo que no fuera un partido político".

Para Javier Mateo se trataba así de "alargar el silencio" hasta que ya no hubiera tiempo material de reacción y se tuviera que asumir lo puesto "encima de la mesa". Algo a lo que el portavoz de Ganemos no está dispuesto: "Yo, así, no", señala en su comunicado.

En su opinión, "despreciar, ningunear y no aprovechar el trabajo de Ganemos" supone "creer que solo por tener unas siglas consolidadas se está por encima de quien, sin sigla alguna, quiere sumar, aportar y trabajar".

Así, si "jamás hubiera entendido ni admitido" la puesta en marcha de una alternativa electoral en Toledo en la que se dejara fuera a Izquierda Unida, tampoco admite que "se excluya al movimiento que supuso Ganemos".

Insiste en que no tiene sentido "diluir la autonomía de los colectivos locales", de quienes han estado a pie de calle, en un acuerdo regional, "salvo que lo que se busque sea mantener las viejas estructuras de partido a cualquier precio, incluso si ello supone dejar a gente por el camino".

De ahí que haya decidido renunciar a encabezar y participar en la candidatura de 'Unidas Podemos‑Izquierda Unida', al no verse capaz de liderar un proyecto "que no suma, que deja fuera a Ganemos y cuyas listas se han decidido en un despacho en el que se han barajado unos nombres, se han excluido otros y ni siquiera se ha hablado de programa electoral", ha sentenciado.

UN DESENLACE INESPERADO

Una decisión que no responde a una estrategia para reforzar su posición, puesto ya tenía asegurado el primer puesto de la lista, sino a una cuestión de "coherencia personal" y de "respeto a unos principios" a los que Mateo se niega a renunciar.

En este sentido, cabe recordar cómo hace poco más de dos semanas los responsables de Organización de Podemos e Izquierda Unida, María Díaz y Jorge Vega, respectivamente, salían en rueda de prensa para anunciar la confluencia de ambas formaciones a nivel regional y dar a la vez por hecho el acuerdo a nivel local en varias ciudades, entre ellas Toledo, donde el número 1 de la candidatura municipal sería para Javier Mateo.

Un anuncio que en un primer momento suscitó reticencias a nivel local en Podemos, desde la que siguieron defendiendo durante varios días que como candidato a la Alcaldía mantenían a quien había sido elegido por sus bases en primarias, Pedro Labrado. Una posición sobre la que posteriormente darían marcha atrás, conformándose con el puesto número 3 de la lista.

Salvado ese obstáculo, se abría otro frente en las negociaciones, el planteado desde Ganemos semanas antes, que insistía en su petición de un proceso abierto para la conformación de la candidatura municipal, además de la búsqueda de acuerdos en materia programática.

Petición que fue rechazada, llegando incluso la asamblea de Podemos a cerrar toda posibilidad de negociar con Ganemos, y a la que siguió un ultimátum por parte de la formación morada e Izquierda Unida cuyo plazo cumplía este miércoles. La asamblea de Ganemos rechazaba esa propuesta, que reservaba los puestos 5 y 6 para los otros dos concejales del grupo municipal, y respondía con una última oferta -ya en el lenguaje del reparto de puestos en el que IU y Podemos llevan instalados desde el principio- planteando que uno de cada tres lugares en la lista fuese para Ganemos.

Última estación de un largo via crucis que terminaba de la misma forma que las anteriores, con el rechazo por parte de las direcciones regionales de los dos partidos.

Una pelea por conseguir una candidatura única a la izquierda en la que todos fuesen unidos en la que Javier Mateo asegura haberse "dejado la piel", aunque no ha sido posible el acuerdo.

A pesar de ello asegura que no encabezará ni participará en ninguna otra alternativa electoral ni de partido político que conlleve la división del voto y el enfrentamiento entre compañeras y compañeros. "No es mi estilo, y nunca fue mi intención", precisa Mateo.

SOLICITA LA BAJA EN IU

Pero además de renunciar al puesto en la lista, con el ánimo de "no entorpecer" el trabajo de cara a las próximas citas electorales, Javier Mateo ha decidido también solicitar la baja de Izquierda Unida tras 23 años como militante.

A quienes tomen el relevo les desea que "consigan mejorar nuestro último resultado", el de Ganemos, y que "sean capaces de afrontar con valentía un gobierno del cambio para la ciudad de Toledo".

Termina Javier Mateo su comunicado pidiendo públicamente disculpas a quienes se hayan podido sentir defraudados por sus decisiones o por sus errores, al tiempo que agradece "desde lo más hondo" a quienes han estado a su lado "en los momentos más duros y complicados", enseñándole "qué es la lealtad, el compañerismo y el compromiso".

A pesar de todo ello, el hasta ahora coordinador local de IU, pide que el próximo 26 de mayo "nadie se quede en casa" y vayan a votar, como él piensa hacer.

Comentarios
x