Lunes 24.09.2018
ACCIDENTE DE TRÁFICO

Herido un guardia civil en Toledo tras estamparse con el coche patrulla contra una barandilla

  • El incidente se ocasionó en la localidad toledana de Carranque al partirse la barra de dirección del automóvil oficial de la Benemérita, que acumulaba más de dieciocho años de servicio y al que ni siquiera le saltaron los airbags.
  • La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha denunciado la antigüedad y falta de control de los vehículos que utilizan, pues en muchos casos superan los 500.000 kilómetros, han sufrido graves accidentes y han pasado decenas de veces por el taller.
Imagen del estado del vehículo patrulla tras el accidente que ha tenido lugar en Carrranque (Toledo). AUGC
Imagen del estado del vehículo patrulla tras el accidente que ha tenido lugar en Carrranque (Toledo). AUGC

TOLEDO.- Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido este martes en un accidente de tráfico con su vehículo patrulla al partirse la barra de dirección del mismo, lo que provocó que se estrellara contra una barandilla que divide la zona rodada de la peatonal en la localidad toledana de Carranque.

Así lo ha dado a conocer a través de una denuncia pública la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que achaca el incidente a la antigüedad del coche. Concretamente, desde el colectivo han desvelado que el automóvil accidentado llevaba dieciocho años de servicio, por lo que exigen a la Dirección General de Tráfico (DGT) que lleve a cabo la renovación del parque móvil con el fin de que los vehículos más obsoletos y con más kilometrajes vayan desapareciendo de las carreteras por el peligro que conllevan.

Ante esta situación, han recordado que llevan años denunciando el mal estado de los vehículos de la Benemérita y, en concreto, se han quejado de que tienen que conducir coches con más de 400.000 e incluso 500.000 kilómetros, que han pasado decenas de veces por el taller o que han sufrido graves accidentes y son "apañados" para continuar siendo útiles.

Para esta asociación de guardias civiles, "no es ético" que por una parte la DGT recomiende a los ciudadanos utilizar vehículos de menos de 200.000 kilómetros y con una antigüedad no superior a los diez años y, por otra parte, permita que "los que tienen que dar ejemplo tengamos vehículos tan envejecidos y sobrepasados de kilómetros".

En este sentido, explican que una de las "claves" para que estos vehículos sigan circulando a pesar de su antigüedad es "la ITV tan especial" que pasan, y critican que se siguen utilizando en "pésimas condiciones" porque no son sometidos a inspecciones como las del resto de utilitarios.

En concreto, han indicado que los vehículos de la Guardia Civil pasan la ITV en estaciones militares, "donde la cadena de mando sigue estando vigente y donde atienden la falta de medios y de inversión en material con unas revisiones menos restrictivas".

De hecho, este colectivo ha precisado que al vehículo accidentado ayer no le saltaron los airbags, y ha subrayado que "son los guardias civiles los que prestan servicios en los pueblos y son los que se juegan la vida con coches patrulla como el de Carranque en previsión de atender cualquier incidencia que necesita el ciudadano".

Comentarios
x