Lunes 24.09.2018
PROSTITUCIÓN INFANTIL

Liberan a dos menores captadas en un instituto y obligadas a prostituirse en un club de alterne de Toledo

Las jóvenes, de 16 años, cursaban estudios de hostelería en Madrid y fueron engañadas con una falsa oferta de trabajo. La Guardia Civil detiene a dos hombres acusados de un delito de trata de seres humanos, para los que el juez ha decretado el ingreso en prisión.

Fotografía de la operación ejecutada por la Guardia Civil para liberar a las menores
Fotografía de la operación ejecutada por la Guardia Civil para liberar a las menores

TOLEDO.- La Guardia Civil ha liberado a dos menores españolas que estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución en un club de alterne de la localidad toledana de Mocejón. Las jóvenes, de 16 años, habían sido captadas mediante engaño en las inmediaciones del instituto madrileño en el que estudiaban hostelería, ofreciéndoles trabajo como ayudantes de cocina.  

Un delito de trata de seres humanos por el que han sido detenidos, en el marco de esta operación, dos hombres, de 44 y 52 años, que responden a las iniciales de J.M.G.L. y C.P.T., respectivamente, según ha informado la Benemérita. 

Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado mes de diciembre, tras la recepción de una llamada en la que se informaba de la presencia de dos menores de edad en dicho prostíbulo de la provincia de Toledo, las cuales podrían estar siendo obligadas a ejercer la prostitución. Se enviaba en ese momento una patrulla de la Guardia Civil para comprobar dicha información. 

Al acceder al local para su inspección, los agentes localizaron a dos chicas de 16 años que, según manifestaron se encontraban en ese establecimiento en contra de su voluntad y bajo amenazas. Las menores fueron acompañadas hasta dependencias oficiales, desde donde se contactó con sus familiares los cuales desconocían la situación en la que se encontraban las jóvenes. 

Ambas, según relata la Guardia Civil, informaron a los agentes de que el pasado mes de noviembre, cuando se encontraban en los alrededores de su instituto, un hombre se les acercó y les ofreció trabajo como ayudantes de cocina en un hotel de un pueblo de la provincia de Toledo. Convenció a ambas de que se trataba de una buena oportunidad para ganar dinero trabajando en el mismo sector en el que se estaban formando, y que además les permitiría compaginarlo con sus estudios. 

Asimismo, él sería quien las recogería para llevarlas hasta la localidad en la que se encontraba el supuesto hotel y también las devolvería a su domicilio. Un factor más que hizo a las jóvenes confiar en la propuesta, por lo que accedieron a quedar con él y conocer el hotel. 

Concertada la cita, el hombre las recogió y las acompañó hasta la localidad toledana. Una vez en el establecimiento, en la cocina, les comentó que tendrían que esperar unos minutos para conocer y entrevistarse con el "jefe", que les explicaría en qué consistiría su trabajo. 

Al llegar este segundo hombre, informó a las jóvenes de que su trabajo no estaría en la cocina, sino que tendrían que trabajar en la barra del bar con otras chicas, tomando copas con clientes y, llegado el caso, tendrían que consumir drogas y mantener relaciones sexuales con ellos, asignándoles una habitación. 

Un planteamiento al que las menores se negaron con rotundidad, explica la Guardia Civil, por lo que manifestaron su deseo de regresar a casa. Una petición ante la cual este hombre las habría intimidado mostrando una placa falsa de policía, amenazándolas a ellas y a sus familias.  

Estas jóvenes fueron trasladadas en varias ocasiones al club desde sus domicilios, evitando en todo momento cualquier tipo de acercamiento con los clientes. 

Una vez recabada toda la información, la Guardia Civil investigó a todas las personas relacionadas con este establecimiento, logrando identificar a dos hombres, por lo que se procedió a la detención de ambos. Cabe destacar, que uno de ellos intentó huir del local cuando iba a ser detenido

La investigación ha sido llevada a cabo por el Equipo EMUME (Equipos Mujer-Menor) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo. 

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Toledo que ordenó su ingreso en prisión

Desde la Guardia Civil agradecen la colaboración ciudadana y recuerdan que el teléfono de urgencias 062 está permanentemente disponible. Por su parte, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha agradecido a los agentes el trabajo "tan importante" realizado para liberar a las dos jóvenes.

Comentarios
x