miércoles 20/1/21

El incendio en el cementerio de neumáticos obliga a desalojar la urbanización de 'El Pocero'

Aunque cerca de mil personas permanecen en el barrio, la mayor parte de los vecinos han decidido huir de las viviendas por sus propios medios.

La nube tóxica, vista desde la urbanización El Quiñón de Seseña | EFE
La nube tóxica, vista desde la urbanización El Quiñón de Seseña | EFE

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido evacuar a los vecinos de la urbanización El Quiñon, en la localidad toledana de Seseña, para evitar cualquier tipo de riesgo a la población ante la posibilidad de que la nube de humo producida a raíz del incendio del vertedero de neumáticos se extienda hacia la zona del barrio construido por Paco el Pocero.

Según el informe de la Unidad de Análisis y Planificación de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha, de acuerdo con el pronóstico meteorológico a partir de las 21.00 horas las condiciones de dispersión de la columna de humo son poco favorables, es decir, las condiciones meteorológicas favorecerán la concentración de elementos tóxicos a favor de viento y el riesgo de que llegue a la población.

Los habitantes de la zona que se expongan a la nube de humo del incendio podrían sufrir irritaciones en los ojos, en las vías respiratorias e intoxicaciones de diversa índole, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Para hacer frente a esta evacuación, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado el protocolo de actuación en coordinación con la Delegación del Gobierno y con el Ayuntamiento de la localidad a fin de movilizar los recursos necesarios de Guardia Civil y Policía Local, así como voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja.

El 80% de los vecinos ya han abandonado el barrio

La mayor parte de la población de la urbanización ha decidido huir por sus propios medios de las viviendas situadas en el barrio de El Quiñón, improvisando viajes para el fin de semana, por lo se prevé que se lleve a cabo la evacuación de las cerca de 1.000 personas que aún permanecen en sus viviendas.

Así, se dispondrá de 600 plazas de alojamiento, repartidas entre un pabellón polideportivo con capacidad para 100 personas en Seseña viejo y dos pabellones de colegios de la localidad de Esquivias, cada uno con 250 plazas.

El Gobierno de Castilla-La Mancha también va a movilizar cinco ambulancias para la evacuación de personas enfermas, así como una UVI móvil que permanecerá en el lugar, además de duplicar la guardia del equipo sanitario del centro de salud de Esquivias.

Para la evacuación de la población se va a disponer de un total de ocho autobuses, seis interurbanos y dos urbanos.

El Gobierno regional, que está en permanente contacto con la Comunidad de Madrid, mantiene activado el Plan Territorial de Emergencias de Castilla-La Mancha, en emergencia nivel 2, y volverá a hacer a primera hora una evaluación de la situación del incendio.

Comentarios