Viernes, 22 de Junio de 2018 Actualizado: 13:02 h.

MANIFESTACIONES MASIVAS

El feminismo hace historia en Castilla‑La Mancha

Las calles de las cinco capitales de provincia se llenaron de mujeres este 8 de marzo para reivindicar su papel y reclamar políticas reales que garanticen la igualdad. Más de 40.000 personas, según los organizadores, participaron en estas marchas feministas de la región.

Manifestante con megáfono en la marcha feminista de Toledo | Foto: Ernesto Moñino
Manifestante con megáfono en la marcha feminista de Toledo | Foto: Ernesto Moñino

TOLEDO.- Castilla-La Mancha registraba una participación masiva en las manifestaciones que se desarrollaron este jueves 8 de marzo en sus cinco capitales de provincia con motivo de la huelga feminista convocada en el Día Internacional de la Mujer. 

Manifestaciones en las que se estima que participaron en torno a 44.000 personas, lo que supone una cifra histórica en las habituales movilizaciones del 8 de marzo, y que han alcanzado participaciones similares a las que se registraron con el 11-M y la Guerra de Irak, algunas de las más concurridas que se recuerdan en los últimos años. 

De acuerdo con los datos facilitados por los organizadores de las protestas, la manifestación más concurrida fue la de Guadalajara, con unos 15.000 participantes, mientras que en Albacete, Toledo y Ciudad Real se han manifestado 10.000 personas en cada ciudad, y en Cuenca unas 3.000. 

Cifras que desde la Delegación del Gobierno rebajan considerablemente, apuntando a un total de 21.000 participantes, de los cuales 7.000 correspondieron a Ciudad Real, 6.000 a Albacete, 3.200 a Guadalajara, 3.000 a Toledo y 1.800 a Cuenca. Datos de participación demasiado ajustados para lo que realmente se vivía en las calles castellano‑manchegas. 

No obstante, se trata de cifras históricas para las habituales del Día Internacional de la Mujer, en una jornada que ha sido calificada como un gran éxito por las organizaciones que han convocado la huelga feminista, tanto la huelga general como los paros parciales. 

Manifestaciones que dejaban impresionantes imágenes, con una presencia mayoritaria de mujeres, que coreaban reivindicativos y alusivos a las condiciones laborales y sociales de la mujer, como "queremos empleo, trabajo nos sobra", "ni sumisas ni pasivas, mujeres combativas", "si nos tocan a una nos tocan a todas" o "no es no, lo otro es violación"

UN DÍA PARA LA HISTORIA 

La mayor parte de las manifestaciones daban comienzo en torno a las siete de la tarde, salvo en el caso de Toledo donde, además, ha habido dos que después han confluido en una única marcha. 

La primera de estas manifestaciones, que había convocado la Asamblea Feminista de Toledo, salía en torno a las seis de la tarde del Paseo de la Vega, desde donde se dirigía a la Plaza de Zocodover, donde se unía a la manifestación convocada por la Plataforma 8M. 

Encabezaba la marcha una pancarta con el lema 'Si nosotras paramos se para el mundo. Huelga feminista Plataforma 8M Toledo', tras de la cual marchaban representantes de colectivos de mujeres y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón

A ritmo de batucada, la marcha se desarrollaba en un ambiente festivo y reivindicativo hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento, que se quedaba pequeña para albergar a todas las personas que se sumaron a la manifestación. Buena parte de los participantes tuvieron que permanecer en las calles de acceso mientras se leía un manifiesto y se producían otras intervenciones de mujeres. 

Antes de la lectura del manifiesto se dirigía a los asistentes una trabajadora social, cuya hermana fue una víctima de la violencia machista, que resaltaba el carácter "histórico" de este 8 de marzo, "un día para la historia de la humanidad". Al tiempo agradecía a todos los asistentes y a quienes luchan "todos los días" por la igualdad real entre hombres y mujeres. 

Por su parte, la regidora toledana, Milagros Tolón, se dirigía a los manifestantes asegurando haber vivido muchos momentos emocionantes en su vida, pero como el vivido ayer "pocos".  "Hoy rompemos una barrera reivindicando la igualdad de derechos entre hombres y mujeres", señaló la primera edil, quien agradeció "a las mujeres anónimas, a nuestras madres y a nuestras abuelas, que nos han enseñado a ser mujeres valientes". 

El acto finalizaba con la lectura del manifiesto, en el que se reivindicaba la igualdad entre hombres y mujeres, se pedía el fin de "violencias, agresiones, marginaciones y exclusiones" y se reclamaba la diversidad "de mujeres libres en territorios libres". 

Por su parte, CCOO y UGT valoraban el alto grado de seguimiento en los paros laborales de dos horas que habían convocado ambos sindicatos, a los que se sumaron "las trabajadoras y trabajadores de las principales empresas de la industria, los servicios y las administraciones públicas". Llegando a asegurar que en las concentraciones celebradas por la mañana habían participado más de 20.000 personas. 

CON PARAGUAS Y CACEROLAS 

En Albacete la lluvia no fue impedimento para que miles de personas salieran también a la calle a reclamar la igualdad real. Entre la plaza de Gabriel Lodares y la plaza del Altozano discurrió la marcha, mayoritardamente de mujeres, que encabezaba una gran pancarta en la que se leía '8 de marzo #hacialahuelgafeminista'.  

Entre los participantes en esta marcha se encontraban el secretario general del PSOE albaceteño, Emilio Sáez, y la portavoz de Ganemos en la Diputación Provincial, Victoria Delicado

En la capital conquense ha sido también numerosa la participación en una marcha a la que se sumaban colectivos feministas como Comando Violeta y la Coordinadora Feminista. Una manifestación en la que también a ritmo de batucada, se corearon eslóganes como 'Lavar, planchar, también es trabajar' o 'Nosotras sí que somos manada'

Una marcha reivindicativa en la que también hubo lugar para el recuerdo de las víctimas de la violencia machista, por las que se reservó un espacio en la comitiva para un gran lazo morado. 

La calle Carretería fue el lugar elegido para la lectura del manifiesto en el que se recordó a las mujeres que en los últimos siglos han logrado "grandes victorias" consiguiendo los derechos de hoy, un trabajo que sin embargo "no es suficiente" y por el que "hay que seguir luchando". 

Por su parte la manifestación de Ciudad Real quiso dar un toque de atención sobre la violencia machista, con pancartas en las que se podía leer 'Hola, ¿hay alguien? Nos están asesinando', entre otros lemas. Una marcha que partía de la plaza de la Constitución y terminaba en la de Cervantes, donde se dio lectura al manifiesto del 8M. 

Cazos y cacerolas se unieron en la capital ciudadrealeña a la batucada para animar una manifestación en la que los políticos no tuvieron un papel protagonista, aunque sí estuvieron presentes. Lo hicieron así el vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina; el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, y la alcaldesa de la ciudad, Pilar Zamora

'No quiero tu piropo, quiero tu respeto' o 'Nos queremos vivas, libres y felices' fueron algunas de las proclamas de esta manifestación en la que las mujeres de Ciudad Real reclamaron políticas "reales y efectivas" que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencia contra las mujeres y una sociedad "libre de opresiones y explotación". 

GUADALAJARA, LA MÁS NUMEROSA 

Por su parte, la manifestación de Guadalajara, la más numerosa de las celebradas en la región, partía del Palacio del Infantado y se dirigió hasta la sede de la Subdelegación del Gobierno, en el Paseo de las Cruces.

Una marcha que contó con dos cabeceras, la primera de ellas bajo el lema 'Si nosotras paramos, se para el mundo' encabezada solo por mujeres y a la que seguía el espacio dejado por las que ayer no pudieron manifestarse, las mujeres asesinadas víctimas de la violencia machista. Tras esta primera cabecera femenina, marchaba una segunda a la que se sumaban ya hombres y niños. 

Un recorrido en el que se escucharon eslóganes como 'No son muertes, son asesinatos' o 'Mujer cuidadora, mujer trabajadora'.