miércoles 16.10.2019
SU FINALIDAD ERA FOMENTAR LA TAUROMAQUIA

La Diputación de Toledo pone a la venta una ganadería brava donde el PP despilfarró 484.500€

El actual equipo de Gobierno de esta institución ha iniciado la subasta de las vacas que García-Tizón compró para crear una ganadería en la que se criarían vacas usadas en la tauromaquia.

García-Tizón, a la derecha, durante una visita a una escuela taurina | Foto Archivo
García-Tizón, a la derecha, durante una visita a una escuela taurina | Foto Archivo

La Diputación de Toledo ha comenzado el proceso de venta de las 86 vacas que la institución compró, durante la presidencia del conservador García-Tizón, con el fin de crear una ganadería de reses bravas destinadas a la tauromaquia. Una medida que los socialistas han tomado con el fin de deshacerse de este pufo en el que el Gobierno del Partido Popular llegó a gastarse casi medio millón de euros del erario público.

El actual presidente toledano, Álvaro Gutiérrez, que no ve utilidad alguna en que la institución provincial tenga la propiedad de las reses, ha explicado que prefiere venderlas para añadir los beneficios de esta venta en el Presupuesto para 2016. Igualmente, espera que los animales se subasten “cuanto antes mejor”.

Gutiérrez ha insistido en que "no tiene ningún sentido" que esos animales sean propiedad de la Diputación, y de ahí la intención del nuevo equipo de Gobierno de ir "deshaciéndose de los animales". Para ello, la institución toledana se ha puesto en contacto con las diferentes ganaderías que tienen la intención de participar en la subasta.

Preguntado también sobre las calesas que compró Tizón para utilizarlas en el complejo, el socialista ha explicado que “no sabe qué hacer con ellas” y por el momento, se encuentran almacenadas en estancias de la Diputación. “Si estuviéramos en Sevilla se les podría dar uso”, ha ironizado el presidente.

El antiguo dirigente de la Diputación, Arturo García-Tizón, destinó 484.500€ en el complejo de El Borril. A pesar de que para justificar este gasto, el popular explicó en varios documentos que la finca tenía como fin “la conservación de la raza avileña”, la realidad es que la mayoría de las vacas eran bravas. Estas son destinadas a la cría de sementales para una de las conocidas pasiones de Tizón: la tauromaquia.

Cabe destacar que gran parte del proyecto estaba relacionado con los gustos personales de este alto dirigente conservador y actual número dos del PP al Congreso de los Diputados por la provincia de Toledo. Además, Tizón gastó miles de euros en adquirir calesas para después restaurarlas con la intención de darles uso en la finca.

No es esta la primera vez que Tizón llega a destinar el dinero de los contribuyentes en absurdos proyectos megalómanos o para su propio disfrute personal mientras se recorta en servicios públicos. El representante ‘popular’ también está siendo investigado por haber gastado casi medio millón de euros en reformar unos pisos que usaba para ver las procesiones del Corpus Cristi con simpatizantes del PP. Una interminable lista de despropósitos a la que se le une también el gasto de otros 400.000€ públicos en un barco que actualmente no tiene utilidad alguna.

Comentarios
x