miércoles 24.07.2019
CRISIS EN LA FORMACIÓN NARANJA

Cs salta por los aires en Talavera ante el 'dedazo' en su lista y el aterrizaje de Girauta en la provincia

  • Dimite en bloque y pide la baja del partido más de la mitad de los miembros de la Junta Directiva Local de la formación de Albert Rivera a través de una dura carta contra sus superiores.
  • Entre los motivos, la imposición de una exconcejala del PP que vive a más de ochenta kilómetros de la ciudad como candidata a la Alcaldía y la llegada de Juan Carlos Girauta para ser cabeza de lista al Congreso por Toledo.

Imagen de la última asamblea de Cs en Talavera de la Reina celebrada a finales de febrero en su sede, pocos días antes de ser cerrada. ARCHIVO
Imagen de la última asamblea de Cs en Talavera de la Reina celebrada a finales de febrero en su sede, pocos días antes de ser cerrada. ARCHIVO

TOLEDO.- Cinco de los nueve miembros de la Junta Directiva de la agrupación local de  Ciudadanos en Talavera de la Reina ha presentado su dimisión y solicitado baja de la formación tras denunciar designaciones 'a dedo' de candidatos.

Y es que los últimos movimientos de la formación naranja en la región de cara a la construcción de sus listas para las próximas elecciones, aunque se hayan querido blanquear con primarias en algún caso, no han caído bien en un sector del partido que ve en estas decisiones un menosprecio al trabajo realizado durante los últimos años.

Decisiones que han acabado por hacer saltar por los aires la agrupación de Cs en esta localidad toledana, donde más de la mitad de su Junta Directiva ha renunciado a sus cargos en bloque para seguidamente anunciar que abandonan el partido.

Se desencadena así una nueva crisis en la formación de Albert Rivera, tras la vivida con el episodio de transfuguismo de sus dos únicos concejales electos, Jonatan Bermejo y Montaña Palacios, que se dejaron querer por el PP de Jaime Ramos ‑con concejalía y prebendas asociadas para cada uno de ellos‑ en contra de las directrices de la dirección nacional del partido.

Situación a la que la agrupación parecía haberse sobrepuesto, pero que a poco más de un mes para las generales y dos para las elecciones autonómicas ha sucumbido ante unas imposiciones de candidatos que, según denuncian los dimisionarios, nada tienen que ver con la Ciudad de la Cerámica ni la provincia.

Una renuncia en bloque que el hasta ahora secretario y portavoz de la agrupación, Carlos Alberto Martín, y los también hasta la fecha responsables de Relaciones con Asociaciones y Entidades, Política municipal, Ciudadanía y Movilidad, y Logística, Sandra Rodríguez, Fernando Medina, Carmen Bonilla y Gustavo de las Heras, respectivamente, han trasladado al más de un centenar de afiliados que Cs tiene en Talavera a través de una carta.

Misiva en la que los firmantes recuerdan cómo en mayo de 2017 asumieron, como miembros de la Junta Directiva de la agrupación local, el reto de recuperar "la credibilidad" de Ciudadanos en Talavera, después del "lamentable" episodio protagonizado por sus dos concejales electos y con él la desaparición del grupo municipal que les daba representación en el Ayuntamiento.

Trabajo en la que, según explican, desde el primer día han puesto todos sus esfuerzos para "servir de enlace" entre los ciudadanos y el partido, "escuchando y ocupándonos en recoger las necesidades de los vecinos de Talavera, individualmente o a través de su tejido asociativo".

Una tarea a la que aseguran haberse encomendado siempre "de manera afable y colaborativa", intentando que Ciudadanos Talavera fuese un "punto de encuentro" para todos los habitantes de la comarca, "donde pudieran aportar su granito de arena para mejorar la complicada situación socioeconómica en la que se encuentra la zona".

Para ello, manifiestan en la carta, se han servido de todas las herramientas que les permitían las limitaciones derivadas de la falta de representación en la corporación municipal. Aun así, en estos casi dos años los dimisionarios dicen haber elaborado propuestas de todo tipo, desde el ámbito de la seguridad al deporte, pasando por el urbanismo, la limpieza, el empleo y el medioambiente, a las que se han ido dando difusión a través de las redes sociales, los medios de comunicación o empleando el boca a boca, subrayan.

Una labor que sin embargo parece no haber sido valorada por la dirección nacional del partido, que decidía cerrar la sede de Ciudadanos en Talavera a partir del 12 de marzo. Una decisión que la Junta Directiva de la agrupación trasladaba a los afiliados el pasado 19 de febrero, a pesar de no comprender cómo "en vísperas de unas citas electorales de vital importancia para el futuro de Ciudadanos y de su posicionamiento institucional a todos los niveles" se adoptaba una medida así.

Pero no se dejaba a la agrupación solo sin sede, sino que también se vieron obligados a cerrar el chat oficial de afiliados de la agrupación en la aplicación de mensajería WhatsApp, manteniendo únicamente el canal de la aplicación Telegram, que únicamente permite al usuario ser receptor de la información.

Unas actuaciones que "privan" a más de un centenar de afiliados de la posibilidad de interactuar entre sí, restringiendo el debate interno, a la vez que "atentan contra la consolidación y expansión del partido" en una comarca de casi 150.000 habitantes.

Sin embargo, la gota que colmaba el vaso llegaba días después, con la designación por parte de la formación a nivel regional de la cabeza de lista al Ayuntamiento de Talavera para las elecciones del 26M, Susana Hernández, actual responsable provincial de programas y áreas sectoriales en el partido y concejala del Partido Popular en el Consistorio de Olías del Rey hasta 2017.

Una decisión de la que responsabilizan al secretario regional de Organización, Alejandro Ruiz, con la que consideran se pone de manifiesto "la falta total de confianza" en el trabajo realizado desde la agrupación talaverana durante los últimos dos años, al considerar como "mejor opción" para liderar la candidatura la de una compañera "totalmente desconocida" para el grueso de los afiliados, "desvinculada del día a día" de la agrupación y de la propia ciudad.

Se sienten "ninguneados" por los responsables provinciales y regionales de la formación, que han decidido colocar para optar a la Alcaldía a una persona que ni siquiera vive en Talavera, sino a más de ochenta kilómetros, en Olías del Rey.

Una elección que, según el ya exportavoz local de Cs, Carlos Alberto Martín, considera que no se ajusta a las necesidades y a la situación actual de Talavera, una ciudad que atraviesa una "situación excepcional" y que precisa de personas que conozcan de primera mano los problemas del municipio y tengan un contacto directo con el tejido asociativo talaverano.

PÉRDIDA DE IDENTIDAD Y VALORES

Consideran que la "regeneración" y la "búsqueda de talento" que propugna Ciudadanos no concuerdan con las "incorporaciones exprés" de políticos con actividad reciente en otras formaciones, ni tampoco con los "episodios de movilidad geográfica" que han concluido, "primarias mediante", con la designación de destacados miembros de la ejecutiva nacional como candidatos al Congreso de los Diputados por provincias "con las que no tienen ninguna vinculación".

Se refieren así al caso del hasta ahora portavoz de Ciudadanos en el Congreso y actual diputado por Barcelona, Juan Carlos Girauta, quien, como ya informó PeriódicoCLM, desde hace unas semanas ya estaba preparando su mudanza a Toledo para encabezar la lista por la provincia de cara al próximo 28 de abril.

Un candidato colocado por la dirección de la formación naranja, al que no obstante se ha hecho pasar por unas primarias, para respetar lo establecido en los estatutos del partido.

Los dimisionarios se suman así a la decepción que dicen les han trasladado numerosos afiliados y simpatizantes de Ciudadanos Talavera ante la "creciente pérdida de identidad", las prácticas que "apartan al partido de sus valores y le empujan peligrosamente a formar parte de aquello que queríamos combatir".

Asegura Martín que tanto él como sus otros cuatro compañeros sienten una mezcla de "tristeza y enfado" al tener que dejar así el partido. Asimismo, respecto a la posibilidad de que alguno de los dimisionarios se plantee incorporarse a algún otro proyecto político, Martín señala que "ahora es momento de pararse y reflexionar".

Comentarios
x