sábado 23/1/21
OPERACIÓN CRUCIX

Cinco detenidos por los robos de crucifijos en una veintena de cementerios de Toledo

  • Un hombre con numerosos antecedentes y su pareja han sido detenidos en la localidad toledana de Guadamur, donde se han conseguido recuperar más de 2.200 kilos de piezas ornamentales, principalmente de bronce.
  • Otras tres mujeres han sido detenidas por la Guardia Civil en Humanes (Madrid) por un presunto delito de receptación de este material robado, cuyo valor se estima superaría los 450.000 euros.
En la operación Crucix se han recuperado más de 2.200 kilos de piezas ornamentales robadas en cementerios.
En la operación Crucix se han recuperado más de 2.200 kilos de piezas ornamentales robadas en cementerios.

TOLEDO.- La operación Crucix, puesta en marcha por la Guardia Civil tras la oleada de delitos cometidos en cementerios municipales en la provincia de Toledo, se ha saldado nueve meses después con la detención de cinco personas y la recuperación de más de 2.200 kilos de piezas, principalmente de bronce.

Agentes de la Benemérita procedían esta semana a la detención de un hombre y una mujer, ambos residentes en la localidad toledana de Guadamur, como presuntos autores de 27 delitos de robo con fuerza en las cosas que habrían sido cometidos en cementerios de 21 municipios de la provincia de Toledo.

Asimismo, tres mujeres más han sido detenidas en la localidad madrileña de Humanes por un delito de receptación en un centro de recuperación de materiales.

Una operación Crucix que se ponía en marcha el pasado mes de febrero, tras la alarma social generada en la provincia de Toledo a raíz de numerosos robos de crucifijos, santos, vírgenes o candelabros, la mayor parte de bronce, que se habían producido en varias localidades.

Un daño económico y sobre todo emocional a las víctimas, que suscitaron gran inquietud en toda la provincia, haciendo que la Guardia Civil pusiera en marcha esta operación.

Tras analizar los hechos, los agentes comprobaron que los mismos habrían sido cometidos por el mismo grupo de personas, las cuales accedían a los camposantos escalando los muros perimetrales, siempre por zonas de escasa o nula visibilidad al tránsito.

Asimismo se pudo comprobar que las piezas de ornato funerario que eran sustraídas mantenían siempre unos parámetros y características similares.

De este modo, la investigación permitió obtener indicios y evidencias sobre la relación directa de estos hechos con dos personas, un hombre y una mujer, que residen en la localidad toledana de Guadamur.

Según ha explicado la Guardia Civil en nota de prensa, durante el desarrollo de toda esta investigación se montaron distintos dispositivos de seguridad y vigilancia, al tiempo que se realizaron numerosas inspecciones en chatarrerías y centros de reciclaje.

En uno de estos centros, ubicado en la localidad de Humanes, en la provincia de Madrid, la Guardia Civil realizó una inspección y halló numerosas piezas de figuras ornamentales procedentes de estos robos, con un peso que alcanzaría los 700 kilogramos, que los delincuentes habían cortado con una radial para facilitar su transporte y ocultación, y que los responsables de este centro tenían almacenados en una zona más escondida por conocer su procedencia ilícita.

En otro registro en la localidad toledana de Guadamur, los agentes recuperaron unas 100 imágenes ornamentales de estas características en el patio de la vivienda, de las cuales 70 estarían cortadas y dispuestas para ser vendidas, todo ello con un peso aproximado de 1.500 kilogramos, principalmente de bronce.

De este modo, se procedía a la detención de un hombre, con numerosos antecedentes delictivos, y a su pareja, como presuntos autores de 27 delitos de robo con fuerza en las cosas cometidos en cementerios de la provincia de Toledo, así como de tres mujeres, responsables del centro de reciclaje, por un presunto delito continuado de receptación.

En esta operación Crucix, la Guardia Civil ha podido constatar el robo de al menos 861 cruces, además de otras figuras y ornamentos religiosos, con un valor superior a los 450.000 euros.

Estas cinco personas detenidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondiente de Toledo.

La operación ha sido llevada a cabo por efectivos del Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Mora, la Unidad Orgánica de la Guardia Civil de Toledo y la USECIC de la Comandancia de Toledo.

Por último, la Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone la Guardia Civil, 062, está las 24 horas a su disposición. Igualmente se informa de la existencia de la aplicación de móvil gratuita ALERTCOPS para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado.

Comentarios