Jueves 25.04.2019
VÍDEO | OPERACIÓN POLICIAL

Detenidos cinco neonazis de Hogar Social por amenazar y acosar a policías y sus familiares en Toledo

Entre los arrestados se encuentra uno de los líderes de este grupo de extrema derecha en la capital castellano‑manchega, el cual cuenta con un amplio historial delictivo, así como dos menores que se encargaban de las amenazas y seguimientos a los agentes.

Armas y objetos incautados por la Policía a los cinco neonazis detenidos. PeriódicoCLM
Armas y objetos incautados por la Policía a los cinco neonazis detenidos. PeriódicoCLM

TOLEDO.- Pertenencia a grupo criminal y delito de odio, son los cargos que se imputan a los cinco neonazis detenidos por la Policía Nacional en Toledo por acosar y amenazar a varios agentes y a sus familiares. 

Entre los arrestados se encuentra uno de los líderes del colectivo de extrema derecha Hogar Social Toledo, con un amplio historial delictivo, que ejercía funciones de financiación, adoctrinamiento y captación de nuevos miembros para la organización. 

Así lo señala en nota de prensa la Policía Nacional, desde la que detallan que junto a él también se arrestaba a dos menores, que eran los encargados de amenazar y realizar seguimientos, físicos y a través de las redes, a los policías y miembros de sus familias, con el objetivo de intimidarles. 

A todos ellos se les detenía como presuntos autores de delitos de daños, coacciones, amenazas, delito de odio y pertenencia a grupo criminal, tras llevar varios meses realizando acciones de acoso e intimidación contra la vida familiar de varios agentes de la Policía Nacional de Toledo. Ataques que recibían “únicamente por su condición de agentes de la autoridad”, subrayan. 

Meses en los que los policías y sus familias han sido objeto de seguimientos que constituían “misiones o ritos de iniciación” para pasar a formar parte de grupos violentos. Acciones que, explica la Policía Nacional, eran realizadas con nocturnidad y portando prendas que dificultaran su identificación. 

En el marco de las investigaciones realizadas, los agentes pudieron localizar un chat de Whatsapp en el que los miembros del grupo se jactaban de las acciones delictivas cometidas. 

Una investigación que culminaba con la realización de tres registros domiciliarios en la capital castellano-manchega, uno de los cuales en la propia sede toledana de Hogar Social, ubicada desde hace unos meses en el barrio de Buenavista. 

Registros que se saldaban con la intervención de diverso material, entre el que se encontraban dos armas cortas, una de ellas de aire comprimido y otra detonadora; dos machetes, una navaja de grandes dimensiones, así como caretas, teléfonos móviles y varios soportes de almacenamiento informático. 

Durante el registro de la sede de Hogar Social Toledo, los agentes requisaron también diverso material empleado para la realización de pintadas. Asimismo, tal y como se aprecia en las imágenes difundidas por la Policía Nacional, es numerosa la simbología de ultraderecha que se exhibe en este local, empleado también por los miembros de la organización para los repartos de ayuda "solo para españoles" que realizan.

Un registro que se producía el pasado jueves, 16 agosto, cuando efectivos del Cuerpo Nacional de Policía se trasladaban hasta la sede del colectivo de ultraderecha -ubicada a tan solo unos metros de la Jefatura Superior de Policía- para practicar las diligencias oportunas.

Registros y detenciones que desde el entorno de Hogar Social se han llegado a relacionar con una supuesta campaña "de acoso y difamación" contra la organización 'patriota', como ellos mismos se autodefinen.

"SACAR A ESA GENTUZA DE LAS CALLES"

Numerosas son las reacciones que estas detenciones de miembros del colectivo neonazi han suscitado en las redes, entre ellas la del portavoz de Ganemos Toledo y concejal de Servicios Sociales en el Consistorio capitalino, Javier Mateo, quien ha señalado que "a esta gentuza hay que sacarla de las calles", lo cual se debe hacer "con la ley y la colaboración de todos".

Desde la formación han celebrado la actuación policial y la intervención de la Delegación del Gobierno, aunque piden que se mantenga la vigilancia “de este tipo de individuos, por su peligrosidad y para evitar que sigan aprovechándose de las situaciones de necesidad en las que viven muchas personas”.

Para su portavoz, la detención de estos miembros de Hogar Social demuestra que no se trata de una organización social, sino de un "grupúsculo neonazi que busca otras cosas".

VIOLENTOS Y PELIGROSOS

Desde Ganemos Toledo consideran que la ayuda que ofrece el colectivo es solo “una excusa para enmascarar su ideología fascista y sus actividades delictivas”. En este sentido, su portavoz recordaba el historial delictivo de algunos miembros de Hogar Social Toledo, así como su "peligrosidad, violencia y tintes neonazis".

Cabe recordar, en esta línea, que el líder de la delegación toledana de Hogar Social, Luis Zarza, fue condenado en 2016 por un delito de lesiones cometido dos años antes en Zaragoza, cuando junto a otras dos personas propinó una paliza con "cinturones claveteados" a un joven que salía de una discoteca.

Condena tras la que se llegó a un acuerdo con los agredidos, dejando saldado ese delito de lesiones pagando 6.160 euros, tal y como informaba Público el pasado mes de abril. Una cuestión a la que entonces Zarza restaba importancia, asegurando que él no había participado en la agresión; a pesar de o que reconocía que se había llegado a un acuerdo entre las partes, "pagué una sanción económica y ya está", precisaba entonces.

No ha trascendido si entre los detenidos se encuentra el delegado toledano de Hogar Social, aunque en el comunicado de la Policía Nacional sí se apuntaba que uno de sus líderes había sido arrestado.

Comentarios
x