sábado 5/12/20
Advertisement
COVID-19

Castilla-La Mancha encara la desescalada tras cobrarse el coronavirus 1.500 vidas en el último mes

  • Desde el inicio de la pandemia se han confirmado en la región 2.677 muertes por COVID-19, de los cuales 1.116 eran residentes en centros sociosanitarios.
  • Desde el 7 de abril se ha duplicado el número de casos confirmados, hasta alcanzar los 22.567 positivos, y las altas epidemiológicas se han multiplicado por cuatro, acumulando un total de 5.895.
En las últimas veinticuatro horas se han confirmado una treintena más de fallecimientos en la región.
En las últimas veinticuatro horas se han confirmado una treintena más de fallecimientos en la región.
Advertisement

TOLEDO.- En el último mes 1.500 personas han fallecido en Castilla-La Mancha a causa del coronavirus, que en total se ha cobrado en la región 2.677 vidas. Un dramático balance que ofrecen los datos oficiales, en los que se recogen los fallecimientos confirmados mediante prueba diagnóstica por COVID-19, y al que día tras día se siguen sumando defunciones en la región. Un contexto en el que Castilla-La Mancha se prepara para encarar la Fase 1 de la desescalada, que comenzaría este lunes.

En las últimas veinticuatro horas se han confirmado 30 muertes más a causa del virus, la mitad de ellas en la provincia de Toledo, 7 en Cuenca, 5 en Ciudad Real y 3 en Guadalajara. Por su parte la provincia de Albacete no registraba ningún fallecimiento, algo que hace unos días sucedía por primera vez en Guadalajara.

Por provincias Ciudad Real acumula 1.012 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, mientras que en Toledo han fallecido 678 personas, en Albacete 470, en Cuenca 286 y en Guadalajara 231.

Del total de fallecidos 1.116 eran residentes en centros sociosanitarios de la región, tal y como reflejan los datos ofrecidos este jueves por el Gobierno regional a través de la Dirección General de Salud Pública.

En un total de 231 de estos centros se ha confirmado algún caso  y son 5.500 los residentes que han dado positivo hasta el momento.

Diagnósticos positivos que en el conjunto de la región suman 22.567 casos -algo más del doble de los que se habían confirmado hace un mes-, de los cuales 16.184 mediante PCR y otros 6.383 a través de test rápidos.

En las últimas horas han sido 401 los nuevos casos por infección de COVID-19 confirmados, 40 de ellos a través de PCR y 361 mediante test rápidos.

Según ha detallado la Dirección General de Salud Pública, hasta el momento en la región se han realizado 53.354 PCR y 74.217 test rápidos.

Del total de positivos, más del 35 por ciento se han confirmado en la provincia de Ciudad Real, que acumula 8.031 casos; en la provincia de Toledo ascienden a 5.076, en Albacete son 4.726, en Cuenca 2.638 y en Guadalajara suman 2.096.

Al margen del repunte en el número de positivos experimentado en los dos últimos días, el número de pacientes que permanecen hospitalizados con coronavirus sigue descendiendo, aunque de forma más pausada. En las últimas veinticuatro horas son 8 pacientes menos, siendo el total de 671.

Así, en la provincia de Ciudad Real permanecen hospitalizadas 252 personas, de las cuales  93 se encuentran en el Hospital Universitario, 92 en el Mancha Centro, 32 en Tomelloso, 4 en Manzanares, 5 en Puertollano y 26 en el Hospital de Valdepeñas.

Por su parte en la provincia de Toledo los pacientes con COVID-19 hospitalizados son 207, de los cuales 173 se encuentran en el Hospital de Toledo, 31 en Talavera de la Reina y 3 en el Hospital Nacional de Parapléjicos.

En la provincia de Albacete se ha reducido ya el número de hospitalizaciones a 129. Pacientes  de los cuales 106 están ingresados en el Complejo Hospitalario de la capital, 1 en el Hospital de Almansa, 16 en Villarrobledo y 6 en Hellín.

Finalmente en el Hospital Universitario de Guadalajara son 63 los pacientes que permanecen ingresados con coronavirus y 20 en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

También sigue su tendencia a la baja el número de pacientes que necesita respirador, que se sitúa ya en 122, lo que supone 10 menos en las últimas veinticuatro horas.

4.542 ALTAS DESDE EL 7 DE ABRIL

Por otra parte, el número de altas epidemiológicas sigue aumentando y son ya 5.895 las personas que se consideran curadas, 33 más respecto al anterior recuento.

Esto supone que en el último mes, desde el pasado 7 de abril, se han dado 4.542 altas epidemiológicas en Castilla-La Mancha. Entonces, cabe recordar, el número de personas que se consideraban curadas en la región ascendía a 1.353.

En la provincia de Ciudad Real se han dado hasta el momento 1.904 altas, mientras que en Toledo son 1.792, en Albacete se han registrado 1.300, en Cuenca 544 y en Guadalajara 355.

Advertisement
Comentarios