domingo 31.05.2020
COVID-19

Las altas por curación aumentan hasta las 3.378 mientras las hospitalizaciones siguen disminuyendo

  • Castilla-La Mancha lleva confirmados 15.151 positivos por COVID-19 desde el inicio de la crisis sanitaria, de los cuales 471 casos se han diagnosticado en las últimas veinticuatro horas.
  • El Gobierno regional trabaja junto al Instituto de Salud Carlos III en la capacitación de laboratorios de centros extrahospitalarios para la realización de PCR con el objetivo de aumentar el diagnóstico precoz, especialmente en la fase de desescalado del confinamiento.
Desde el inicio de la crisis casi 8.000 personas han sido hospitalizadas en la región.
Desde el inicio de la crisis casi 8.000 personas han sido hospitalizadas en la región.

TOLEDO.- El número de casos confirmados por coronavirus COVID-19 sigue creciendo en Castilla-La Mancha hasta alcanzar los 15.151 positivos, después de haber sumado 471 en las últimas veinticuatro horas. Nuevos contagios de los cuales 352 han sido detectados por PCR y 119 mediante test rápidos.

El mayor número de pruebas realizadas está haciendo que aumente la cifra de positivos confirmados, pero también está siendo exponencial el crecimiento de altas por curación atendiendo a criterios epidemiológicos 380 nuevas en las últimas horas, hasta alcanzar un total de 3.378. Cifra que en el caso de altas hospitalarias supera las 5.000.

Datos que ha confirmado este jueves el director general de Salud Pública, Juan Camacho, quien ha subrayado el significativo aumento experimentado en las altas desde el pasado 1 de abril, a la vez que continúa descendiendo el número de personas hospitalizadas.

Concretamente son 68 personas menos las que se encuentran ingresadas en los centros hospitalarios de la región por COVID-19 respecto a la jornada anterior, siendo el total de 1.799 pacientes en hospitalización convencional y 281 los que se encuentran ocupando camas de críticos al precisar ventilación invasiva, 13 menos en las últimas veinticuatro horas.

Por provincias, Ciudad Real cuenta con 594 pacientes hospitalizados, de los cuales 219 de encuentran en el Hospital General de la capital, 183 en el Mancha Centro, 69 en Tomelloso, 32 en Manzanares, 44 en el hospital de Puertollano y 47 en Valdepeñas.

Por su parte en la provincia de Toledo son 515 las personas hospitalizadas por COVID-19, de las cuales 412 se encuentran en el hospital de Toledo, 1 permanece en el Hospital Nacional de Parapléjicos y 102 en el de Talavera de la Reina.

En Albacete permanecen ingresados 406 pacientes, 288 de ellos en el Complejo Hospitalario de la capital, 20 en Almansa, 61 en Villarrobledo y 37 en Hellín.

En el Hospital Universitario de Guadalajara son 189 los hospitalizados, mientras que en el Virgen de la Luz de Cuenca permanecen ingresados 95 pacientes con coronavirus.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, Castilla-La Mancha acumula un total de ingresos hospitalarios de 7.987 casos, de los cuales han necesitado ingreso en unidades de críticos 503.

Todo un conjunto de datos que permite confirmar, "dentro de la enorme cautela" que precisa, que desde hace varios días se sigue una tendencia descendente en el número de pacientes hospitalizados en los distintos centros, de modo que "a día de hoy estamos por debajo del número de pacientes en hospitalización convencional que había el 23 de marzo".

Desde esa fecha, ha recordado Camacho, se ha registrado una curva ascendente, cuyo pico aproximadamente se alcanzó entre los días 30 y 31 de marzo, y desde entonces comenzaba el descenso.

Respecto a los casos críticos, el director general ha precisado que la ocupación de camas es "similar" a la que se tenía antes del 26 de marzo.

No obstante, Juan Camacho ha subrayado que no se trata de mostrar ningún "triunfalismo" el decir que estén mejor los hospitales, como tampoco se pretende que lleve a pensar que se ha superado completamente la prueba, que estemos lejos del peligro real de un repunte o de que pudiera producirse una nueva tensión sobre el sistema asistencial, "pero sí es cierto que hay una lenta y paulatina mejoría".

Algo en lo que considera que hay que agradecer, por una parte, "el descomunal trabajo llevado a cabo por todos nuestros profesionales del sistema sanitario", y por otra, "la solidaridad, paciencia, compromiso y tranquilidad demostradas en este algo más de un mes de medidas de confinamiento por el conjunto de la sociedad". Sacrificios que, atendiendo a los datos asistenciales, "están viendo sus frutos ahora".

1.796 FALLECIDOS

Por otra parte, el director general de Salud Pública ha señalado que hasta este miércoles se habían confirmado en la región, con la correspondiente prueba diagnóstica realizada, un total de 1.796 fallecimientos por coronavirus.

Por provincias, Ciudad Real acumula 674 defunciones, en Toledo se han registrado 463, en Albacete 344, en Guadalajara han muerto 168 personas por COVID-19 y en Cuenta 147.
Del total de fallecimientos, 636 corresponden a residentes en centros sociosanitarios de la región, tal y como ha confirmado Camacho.

Centros en los que se han diagnosticado un total de 3.029 positivos de infección por coronavirus desde el inicio de la crisis, en 211 residencias. De ellas 60 se encuentran en la provincia de Toledo, 55 en Ciudad Real, 34 en Cuenca y Guadalajara, y 28 en Albacete.

TRABAJO PARA EL DESESCALADO

En otro orden de cosas, el director general de Salud Pública ha anunciado que este miércoles tenía lugar la primera reunión auspiciada por el Ministerio de Sanidad del grupo de expertos que va a realizar propuestas para el proceso de desescalado del confinamiento.

En representación de Castilla-La Mancha participa en dicho grupo el gerente del Instituto de Ciencias de la Salud (ICS) de Talavera, Juan José Criado.

Asimismo ha apuntado que desde la Comunidad Autónoma se trabaja en el desarrollo de un documento de propuestas para ese desescalado, así como en la puesta en marcha de un grupo de trabajo propio que "asesore y produzca conocimiento a este respecto" para trasladarlo al Ministerio.

Camacho ha subrayado que determinar las estrategias más adecuadas para ese futuro es "complejo", y que debe realizarse de manera "coordinada y bien pensada", algo en lo que se va a poner todo el esfuerzo por parte de la región.

PCR EN CENTROS EXTRAHOSPITALARIOS

En esta fase de desescalado, apuntaba Camacho, será necesario un diagnóstico "aún más precoz" de la enfermedad, por ello desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se está "intentando aumentar la capacidad diagnóstica".

Para ello, avanzaba el director general, se trabaja ya en la "capacitación de laboratorios de centros extrahospitalarios", en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, para que puedan realizar PCRs.

En próximas fechas se podría hacer público el nombre y el número de laboratorios en los que se podrán llevar a cabo estas pruebas diagnósticas.

Comentarios
x