Miércoles, 23 de Mayo de 2018 Actualizado: 20:53 h.

VÍDEO | MALTRATO ANIMAL

Detenida tras torturar hasta la muerte a un gato en la lavadora y colgar el vídeo en Instagram

La joven, de 19 años y vecina de Villarrubia de los Ojos, está acusada de un delito de maltrato animal por centrifugar al felino, algo que grabó y subió a las redes sociales. La Guardia Civil la ha detenido tras la denuncia de una protectora. 

CIUDAD REAL.- Tiene 19 años, es vecina de la localidad ciudadrealeña de Villarrubia de los Ojos, y ha sido detenida por la Guardia Civil acusada de un delito de maltrato animal, por haber matado un gato en una lavadora, aplicando la función de centrifugado. Una acción que la joven habría grabado y posteriormente colgado en Internet. 

Las investigaciones se iniciaban hace un mes y medio, cuando se recibía la denuncia procedente de una protectora, por la supuesta comisión de un delito de maltrato animal. Un hecho que había llegado a su conocimiento a través de unos vídeos publicados en Instagram, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en un comunicado. 

Grabaciones que fueron adjuntadas a la denuncia, en las que se puede apreciar como la joven introducía al gato en la lavadora e iniciaba un ciclo de lavado, que acababa con la vida del felino. 

Imágenes en las que se escucha también a la joven dirigirse al gato, al que dice "ahí te quedas" tras introducirlo en la lavadora y escuchar sus maullidos. 

"Señores, venimos a ver cómo va la lavadora para ponerla a tender", se la escucha decir, instantes antes de añadir detergente, al comprobar que el animal se lamenta desde el interior del electrodoméstico y sigue con vida. 

Según ella misma va relatando, el gato sobrevivió al primer lavado, por lo que sometió al animal a un segundo ciclo, del que ya no salió con vida

La publicación de este vídeo generó numerosos comentarios recriminando a la joven el maltrato al que había sometido al gato, tras lo cual la joven habría amenazado con seguir matando más animales con la foto de un perro, al que sujeta del cuello, y señala con la frase: "Próxima víctima. No queréis que mate gatos, mato perros". 

Así lo recogía a mediados del mes de marzo el Partido Animalista (PACMA), desde el que denunciaban lo sucedido, en un comunicado en el que ya identificaban a la autora del atroz vídeo como E.M.V.M., natural de Jaén. 

El colectivo anunciaba entonces su intención de denunciarla por maltrato animal, y que solicitarían para ella "una condena ejemplarizante". En este sentido señalaban que el Código Penal contempla una pena de hasta un año y medio de prisión en caso de maltrato animal con resultado de muerte. 

Desde el Partido Animalista apuntaban entonces la necesidad de garantizar el uso de todas las herramientas de protección y prevención frente a quienes maltratan y asesinan "de manera sádica y cruel", no ya solo por el deber moral de proteger a los animales, "sino porque este tipo de conductas suelen estar asociadas a patologías que convierten a estas personas en peligrosas para el resto de la sociedad". 

En este sentido, recordaban en su comunicado que "el FBI ya ha documentado que ciertas psicopatías, que degeneran en maltrato e incluso asesinato hacia las personas, se identifican en una primera fase por abusos y maltratos a animales". 

A esta denuncia inicial se sumaban otras seis, procedentes de diversos lugares de España, realizadas tanto por asociaciones protectoras de animales como de particulares. 

Desde la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, por su parte, explican que las investigaciones puestas en marcha permitieron llegar a identificar a una persona que había subido a la red los vídeos e imágenes denunciados. Asimismo, se habló con allegados a la persona investigada, lo que permitió a los agentes corroborar la autoría del hecho. 

La joven, vecina de la localidad ciudadrealeña aunque natural de Mengíbar (Jaén) era así detenida y acusada de un presunto delito de maltrato animal. Las diligencias instruidas han sido presentadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Daimiel. 

SIBA, EL ÚLTIMO CASO EN LA REGIÓN

Un nuevo caso de maltrato animal que se suma a otros conocidos recientemente en la región, como el de Siba, la perrita que murió envenenada en Albacete hace un par de semanas. Un caso que fue denunciado entonces por la protectora 'Dejando Huella', desde la que reclamaban medidas y protocolos a nivel local para agilizar la intervención en estos casos. 

Cabe recordar que en aquella ocasión el animal fue encontrado en la calle, agonizando, después de que una vecina presenciara a distancia cómo un hombre abandonaba en plena calle una bolsa de basura de grandes dimensiones. En su interior iba el animal, aún con vida, que previamente había sido envenenado.