Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:02 h.

Muere el hombre de Guadalajara que sufrió graves quemaduras en el incendio del catamarán de O Grove

El varón, de 70 años, ha fallecido en el complejo hospitalario de A Coruña a consecuencia de complicaciones derivadas de sus lesiones. Junto a él también resultó herida su pareja, que permanece ingresada en estado grave, y otras 36 personas de las 52 que iban a bordo.

Agentes de la Guardia Civil junto al catamarán incendiado en O Grove. EFE/Archivo
Agentes de la Guardia Civil junto al catamarán incendiado en O Grove. EFE/Archivo

TOLEDO.- El hombre de Guadalajara que resultó herido, junto con su mujer, en el incendio de un catamarán turístico el pasado 24 de julio en O Grove, en la provincia de Pontevedra, ha muerto en la tarde de este jueves como consecuencia de complicaciones derivadas de sus lesiones, según han informado fuentes de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia.

El fallecido, de 70 años, fue trasladado el mismo día del suceso en helicóptero al complejo hospitalario de A Coruña, donde permanecía hospitalizado en la unidad de quemados junto a su pareja, de 68 años, que todavía sigue allí en estado grave.

El incendio de la embarcación turística dejó un total de 38 personas heridas de las 52 que iban a bordo, 48 de ellos turistas y los otros cuatro de la tripulación.

Pese a ello, cabe recordar que el matrimonio guadalajareño fue el que sufrió las heridas más graves. Concretamente, ambos fueron hospitalizados con quemaduras de segundo grado en más del 40 por ciento de su cuerpo, aunque en un primer momento los sanitarios aseguraron que no presentaban complicaciones.

Las otras tres víctimas que aún siguen hospitalizadas son un matrimonio de Mataró (Barcelona), que permanece en el hospital Povisa de Vigo, y una mujer de Sevilla que hoy está previsto que sea evacuada a la unidad de quemados del hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza.

El resto de heridos que fueron atendidos en centros hospitalarios presentaban pronósticos de menos consideración, según explicó en su momento la Xunta. Siete fueron llevados al Hospital de Montecelo en Pontevedra, ocho al Hospital do Salnés, en Ribeira, una al Hospital Provincial de Pontevedra y otras dos al Hospital Domínguez, también en esa ciudad, y todas ya estaban dados de alta al día siguiente del incendio.

Los quince pacientes restantes fueron atendidos directamente en el centro de salud de O Grove o en el propio lugar del accidente sin que fuese necesario su traslado a instalaciones sanitarias.

El catamarán siniestrado solo llevaba operativo unos días, desde las Fiestas del Carmen.