Viernes, 22 de Junio de 2018 Actualizado: 13:01 h.

OBITUARIO

Fallece Antonio Molinero, el hombre que rescató al PSOE para los tomelloseros

Tristeza y consternación en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso por la muerte de su vecino Antonio Molinero Ortiz, histórico líder municipal del PSOE en la Transición y uno de los ideólogos socialdemócratas más importantes de La Mancha.

Antonio Molinero, destacado dirigente del socialismo tomellosero | periodicoclm.es
Antonio Molinero, destacado dirigente del socialismo tomellosero | periodicoclm.es

CIUDAD REAL.- En la mañana de este miércoles 7 de marzo ha fallecido a sus 71 años de edad Antonio Molinero Ortiz, tomellosero de pro y uno de los más destacados líderes políticos de la Transición en su municipio y en Castilla‑La Mancha. Transportista de profesión, estratega nato y provocador intelectual, Antonio ha sido a lo largo de su vida miembro de diversas Corporaciones locales, la de 1979, 1983 y 1999; fue teniente de alcalde y, entre otras concejalías, se encargó de la de Cultura.

Tras la dictadura fue impulsor del PSOE de Tomelloso y uno de los ideólogos socialdemócratas más importantes de La Mancha, siendo elegido líder local de los socialistas el 2 de diciembre de 1979. Ese mismo año, el de la primera Corporación democrática, Antonio se convirtió por primera vez en concejal.

Como efeméride curiosa destaca el hecho de que el día del Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 se resolvía su dimisión como miembro del Consistorio, que presidía Clemente Cuesta. Además, como anécdota, la Internacional Socialista sonó aquel día más fuerte que nunca en la Casa del Pueblo, donde Antonio acudió en solitario para salvaguardar la documentación del partido y sus militantes.

En 1983 volvió a ser elegido edil tras concurrir a las elecciones como número cinco de la lista de los socialistas tomelloseros, acompañando a Pedro Carrasco como cabeza de lista ‑pese a sus diferencias políticas‑, y a Francisco J. Martín del Burgo, Ovidio Cuerda, Rosendo Lara, Lorenzo Sánchez, Antonio Navarro, Roda de Paz, José María Moreno, Jesús G. Chicote, Fulgencio Quevedo, Juan Manuel Mateos, Victoria Jimena Sánchez, Francisco Cerezo, Jesús Dueñas, Ramón Huertas, Luciano Ruiz, Adoración González, Francisco Navarro, Francisco Almazán  y José María Jareño como integrantes del resto de la candidatura.

Aquella legislatura, que acabó con la dimisión del alcalde Pedro Carrasco y el retorno de Clemente Cuesta como primer edil, fue, sin lugar a dudas, una de las más intensas que se recuerdan en la vida política local.

En 1999, tras un período de descanso, volvió a la política con Valentín Ramírez, siendo nuevamente elegido concejal del Ayuntamiento de Tomelloso, ya con el ‘popular’ Carlos Cotillas como alcalde. Después de aquella legislatura, Antonio Molinero siguió acompañando a los socialistas en su labor interna, con sus sabios consejos y sus experimentadas opiniones.

Tras el cambio de siglo, en el periodo en el que el joven Adrián López fue secretario general de las Juventudes Socialistas, Molinero, como todos le conocían en los círculos políticos, apoyó y participó activamente en diversas actividades culturales y políticas de este colectivo, como por ejemplo el festival de música 'TomeRock'.

Y hasta el pasado 24 de febrero, Antonio acompañó a la familia socialista en una multitudinaria comida de hermandad, junto a la alcaldesa Inmaculada Jiménez y al secretario de Organización de los socialistas castellano‑manchegos y eurodiputado, Sergio Gutierrez.

La noticia del fallecimiento de Antonio Molinero ha llenado de tristeza y consternación a una ciudad que, con su marcha, queda huérfana de la extraordinaria oratoria, del ingenio y de la rebeldía que le caracterizaban. Sin duda, un vecino eterno.