miércoles 29.01.2020

¿Por qué se enciende el testigo de fallo del motor?

Si quieres saber por qué se enciende el testigo de fallo de tu motor, haces bien, la mayoría de las veces es preludio de no muy buenas noticias

 

¿Por qué se enciende el Testigo de fallo del motor?
¿Por qué se enciende el Testigo de fallo del motor?

Si no eres un experto en mecánica y tienes dudas sobre el encendido del testigo de fallo del motor, infórmate bien y evita consecuencias más graves en tu vehículo. 

La luz del testigo de fallo del motor puede encenderse por muchas razones. Si un coche pierde potencia, lo mejor es ponerse en contacto con un taller en Toledo para evitar males mayores.

¿Qué es el testigo de fallo del motor?

En la actualidad, un coche puede contar con unos 100 testigos aproximadamente. El que uno de ellos se encienda, no significa un problema grave. Simplemente, puede ser un aviso de falta de agua o aceite.

La cosa cambia cuando hablamos del testigo de fallo del motor. Ese es el que sí debería preocuparte. Su encendido, casi siempre, se debe a un verdadero problema.

Lo primero que hay que hacer es no perder la calma, hacer una lectura rápida del tipo de gravedad y encontrar una solución rápida y eficaz.

Para empezar, debes saber que si un coche se comporta de forma normal, es que el problema no es tan grave. Si por el contrario perdiera potencia, no tira, aparece humo o hace ruidos raros, hay que tomar medidas.

Principales causas por las que se enciende el testigo de fallo del motor 

De entre todos los avisos que pueden salir en el cuadro de mandos, el fallo del motor es el que, seguramente, te genera más pánico. No te alarmes, los motivos del encendido de avería pueden ser variopintos.

Es importante estar informado y al tanto de las principales causas que lo provocan, para saber, de forma precisa, qué es lo que puede estar fallando en tu coche.

Fallo en el sensor de oxígeno

Este sensor se ocupa de determinar la cantidad de oxígeno que hay en el flujo del sistema de escape del automóvil. Si no hay un adecuado mantenimiento o fugas en el refrigerante, el sensor puede estropearse.

Avería en la bobina de encendido

Esta bobina se encarga de proporcionar a las bujías la corriente necesaria para que puedan generar chispa y activar el mecanismo de combustión en el motor del vehículo. Esta es una pieza que se usa mucho y es imprescindible hacer un adecuado mantenimiento periódico.

Si esta pieza se estropea, la avería que se produce en el catalizador puede ser bastante grave.

Fallo en el catalizador

Esta pieza reduce la contaminación que se genera al expulsar los gases de escape mientras vamos conduciendo. El fallo puede deberse a una avería en el encendido o a que las bobinas o bujías no estén en buen estado.

Avería en las bujías

Las bujías deben cambiarse a los 100.000 km. Si esto no se hace, pueden estropearse. El problema también puede estar en los cables de las bujías, que pueden provocar fallos en el encendido del motor.

Avería en la tapa del combustible

Este problema tiene que ver con un mayor consumo del combustible. Esto trae consigo un aumento de las emisiones contaminantes.

Fallo del termostato

Si el termostato falla, el coche no detecta la temperatura del motor, por lo que dejará de regularla con el refrigerante.

Cómo evitar averías mayores

Para evitar consecuencias graves, hay que averiguar cuál es la causa concreta. De esta manera ser podrá tomar la decisión correcta que solucione el problema.

Lo más aconsejable es llevar el coche inmediatamente a un taller mecánico con experiencia y especializado en motores, puedes estar ante un problema más grave de lo que piensas, incluso irreparable.

Comentarios
x