Martes 25.09.2018
PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD

Catorce preguntas y respuestas sobre el cáncer de colon y su detección precoz

Más de 420 tumores malignos han sido detectados a través del Programa de Cribado de Cáncer de Colon y Recto puesto en marcha por la Junta de Castilla-La Mancha, y en el que ya han sido invitadas a participar más de 252.500 personas de la región.

Captura de la campaña impulsada por la Junta castellano‑manchega. PeriódicoCLM
Captura de la campaña impulsada por la Junta castellano‑manchega. PeriódicoCLM

¿Qué es el cáncer de colon y recto?

Es una enfermedad que se origina en la pared del intestino a partir de un pólipo intestinal que con el paso del tiempo puede aumentar de forma desordenada, pudiendo extenderse a otras partes del cuerpo en estadios avanzados. Este proceso puede tardar hasta 10 años en producirse. Esos pólipos pueden extirparse en sus fases iniciales de crecimiento, evitando así que evolucionen a cáncer.

¿Se puede prevenir este tipo de cáncer?

Está demostrado que el ejercicio físico y la ingesta de verduras y frutas, así como la disminución del consumo de grasas de origen animal, protegen de padecerlo.

¿Con qué frecuencia aparece?

El cáncer de colon y recto es el tumor más frecuente si se considera en conjunto a hombres y mujeres en los países desarrollados, ocupando el segundo lugar después del cáncer de mama en mujeres y el tercero en hombres después de los de pulmón y próstata.

¿Qué síntomas presenta el cáncer de colon?

El cáncer de colon y recto no suele causar ninguna molestia hasta que ya está muy avanzado. En sus fases iniciales, puede producir sangrado de forma intermitente, sin ocasionar molestias.
Algunos síntomas que se identifican como más frecuentes cuando hay cáncer colorrectal son:

• Cambios en el hábito intestinal, ya sea en forma de diarrea o bien de estreñimiento de varias semanas de duración.

• Emisión de sangre por el recto sin molestias anales, a veces coincidiendo con los cambios en el hábito intestinal mencionados.

En la mayoría de las ocasiones estos síntomas no serán debidos a un cáncer, pero para determinar la causa de los mismos su médico evaluará el historial personal y familiar, realizará un examen físico y podrá solicitar diferentes pruebas diagnósticas.

¿A quién va dirigido el programa de detección precoz?

El riesgo de padecer cáncer de colon y recto se incrementa a partir de los 50 años, siendo mayor el riesgo a mayor edad.

El programa de detección precoz de estos cánceres está dirigido a hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 50 a 69 años residentes en Castilla-La Mancha, que no tengan patología previa de colon y recto, y no se haya realizado una colonoscopia en los últimos cinco años.

¿Cómo puede participar en el programa?

Las personas que están dentro del grupo de edad de alcance del Programa (50-69 años) recibirán en su domicilio una carta de invitación. Si desean participar, deben pedir cita en su centro de salud, una vez hayan recibido dicha carta. Allí le ofrecerán la información necesaria y el kit para la realización de la prueba.

¿En qué consiste la prueba de detección precoz?

Los adenomas y cánceres de colon y recto a veces producen un sangrado que no es apreciable a simple vista. Con la recogida de una pequeña muestra de heces se puede proceder a su análisis para detectar sangre oculta. Esta prueba no sirve por sí sola para diagnosticar un cáncer de colon o recto, por lo que según los resultados puede ser necesario continuar con otras exploraciones.

¿Cómo se realiza la prueba de sangre oculta en heces?

Los pasos a seguir para recoger la muestra de heces se indican en un folleto informativo que se aporta con el kit que le entregarán en la consulta de su centro de salud.

Según los resultados puede precisar una colonoscopia

En 92-93 de cada 100 pruebas realizadas el resultado es negativo (no se ha encontrado sangre en las heces). En ese caso, usted volverá a ser invitado a participar en este Programa en dos años (si aún está en el rango de edad del mismo, 50-69 años).

Si el test de sangre oculta en heces es  positivo (se ha detectado determinada cantidad de sangre no visible en las heces) se procedería a realizar una exploración intestinal mediante una colonoscopia, procedimiento del que será informado en la consulta de su centro de salud y para el que será citado en su hospital.

¿En qué consiste la prueba de la colonoscopia?

Es un procedimiento endoscópico consistente en la introducción de un tubo flexible a través del ano para visualizar la mucosa del colon. La realización de esta prueba requiere que el intestino esté muy limpio, por lo que usted tendrá que realizar una dieta y tomar un preparado, según las indicaciones recibidas en su centro de salud.

La colonoscopia suele durar entre 15 y 60 minutos. Para que la exploración sea lo más confortable posible, se le administrará algún tipo de sedación, según el criterio del médico que realiza la colonoscopia. Por lo tanto, debe ir acompañado y no podrá conducir el resto del día tras la prueba.

¿Qué es la limpieza intestinal?

La limpieza intestinal consiste en la realización de una serie de actividades de preparación del intestino en el domicilio, previas a la cita para la colonoscopia y necesario para tener una buena visión del colon.

El colon debe estar totalmente limpio de heces para poder visualizar su mucosa. Para ello, los días anteriores debe seguir una dieta de la que le informarán en su centro de salud. Además, unas horas antes, variables según el preparado comercial, deberá ingerir un líquido laxante.

La preparación intestinal le causará diarrea, que puede empezar entre unos minutos y tres horas después de comenzar a tomar el laxante, por lo que es recomendable que se quede en casa. En la mayoría de los casos, los pacientes se sienten hinchados y tienen molestias abdominales. Se trata de una sensación normal.

¿Cuáles son los beneficios esperables de la colonoscopia?

La colonoscopia permite diagnosticar las enfermedades del recto y colon. Al diagnóstico puede llegarse mediante la visualización directa de las lesiones o con la toma de muestras (biopsias) de forma indolora,  permitiendo conocer la naturaleza benigna o maligna de las lesiones.

La colonoscopia es muy importante en la detección precoz del cáncer de colon y recto porque la mayoría de estos tumores han sido previamente pólipos que después han degenerado, de tal modo que si se diagnostican, pueden extirparse mediante la colonoscopia y prevenir la aparición de tumores.

La colonoscopia es el único procedimiento capaz de diagnosticar lesiones mucosas superficiales o pequeñas.

¿Tiene molestias y riesgos la colonoscopia?

La introducción de aire mientras se realiza la prueba para distender el colon ocasiona hinchazón abdominal. Puede producirse dolor al pasar el tubo por zonas anguladas propias del colon. Con la sedación/analgesia que se administre se intentará que estas molestias sean las menores posibles.

¿Cuáles son los riesgos generales de la colonoscopia?

La colonoscopia es un procedimiento invasivo y como tal lleva implícitos riesgos relacionados con la propia técnica endoscópica y riesgos relacionados con la situación vital de cada paciente: diabetes, cardiopatía, hipertensión, edad avanzada, anemia, obesidad,… 

Como ocurre con la mayoría de los procedimientos médicos, existe la posibilidad de que surjan complicaciones, como sangrado y perforación. En todo caso, usted estará bajo vigilancia médica y en la Unidad de Endoscopias le indicarán qué debe hacer si nota cualquier molestia inusual tras la misma, que será atendida con todos los medios disponibles.

¿Qué resultados puede dar la colonoscopia?

En caso de que la colonoscopia sea totalmente normal recibirá el informe correspondiente y volverá a ser invitado a participar en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto en un plazo de cinco años.

Si durante la realización de la colonoscopia se detecta algún pólipo casi siempre será posible quitarlo, con lo que se evita la progresión de aquellas lesiones que podrían derivar en un cáncer de colon o recto. Si existen muchos pólipos o son de gran tamaño y no pueden extirparse durante la exploración será citado para continuar con el procedimiento que corresponda.

Si en una exploración se detecta un cáncer y el tamaño y tipo de lesión lo permiten, se procederá a su extirpación en ese momento y solo se precisarán revisiones posteriores. En caso contrario, el cáncer podrá ser tratado según los procedimientos establecidos, teniendo en cuenta el hecho de haberlo detectado precozmente, lo que mejorará el pronóstico y aumentarán las posibilidades de curación.

Comentarios
x