Domingo 19.05.2019
ELECCIONES GENERALES

Vox amenaza con potenciarse en Castilla-La Mancha tras sacar dos escaños por la región en las generales

La formación de extrema derecha ha pasado de 1.800 votos en territorio castellano‑manchego en las elecciones de 2016 a ser cuarta fuerza en la comunidad ‑por encima de Unidas Podemos‑ y obtener más de 180.000 sufragios en el 28A.

El presidente provincial de Vox, Luis Miguel Núñez, a la derecha del líder nacional del partido, Santiago Abascal, durante un acto de campaña en Toledo. EFE/ARCHIVO
El presidente provincial de Vox, Luis Miguel Núñez, a la derecha del líder nacional del partido, Santiago Abascal, durante un acto de campaña en Toledo. EFE/ARCHIVO

TOLEDO.- Tras haber obtenido dos escaños en el Congreso por Castilla-La Mancha, la formación de extrema derecha Vox amenaza ahora con tratar de mejorar los datos de cara a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo que decidirán la composición del Parlamento regional y qué rumbo toma la Junta de Comunidades, actualmente en manos del socialista Emiliano García‑Page.

Así lo ha señalado el presidente provincial del partido de Santiago Abascal en Toledo, Luis Miguel Núñez, este lunes, asegurando no obstante que los resultados de las elecciones generales son "para estar satisfechos".

Y es que, tras los comicios generales del pasado día 28, Núñez ha destacado que los resultados son "muy buenos" y, aunque ha admitido que "todo es susceptible de mejorar", ha resaltado que hay que tener en cuenta "de dónde venimos y a dónde hemos llegado".

Explicaba así que en 2016 la formación ultraderechista tuvo solo 47.000 votos a nivel nacional, mientras que en esta ocasión ha logrado casi 2,7 millones, lo que se traduce en más del 10 por ciento del electorado.

En este punto, ha manifestado que se ha cubierto "el 99 por ciento de las expectativas", ya que, a pesar de que esta formación esperaba conseguir mayor número de escaños, el apoyo de los españoles ha sido "muy claro".

Además, el presidente provincial de Vox hacía hincapié en que en Castilla-La Mancha se ha pasado de poco más de 1.800 sufragios a más de 180.000, lo cual ha considerado un incremento "tremendo" que ha convertido a este partido en la cuarta fuerza, por lo que se ha jactado de sacar de las instituciones "a la izquierda radical" ‑en alusión a Podemos que logró dos escaños en 2016 pero ahora no ha obtenido ninguno‑.

Remarcaba que en la región el aumento de votos ha sido "fantástico" y que, de no tener representación, se ha pasado a contar con dos diputados por Castilla-La Mancha, uno por Toledo y otro por Ciudad Real.

Preguntado por cómo afronta Vox la próxima cita electoral, ha señalado que "con ilusión, con muchas ganas de seguir trabajando y de potenciar y de aumentar los resultados obtenidos en las generales".

"Si hacemos una extrapolación de datos, nos dan una muy buena proyección en las elecciones autonómicas y en las ciudades más importantes de la provincia, como Toledo y Talavera", por lo que concluía subrayando que las expectativas son "muy buenas".

Insistía así en que Vox tiene "confianza plena" en que esos resultados se puedan extrapolar en los próximos comicios y en que los equipos de trabajo, tanto a nivel regional como provincial, están empleándose "al máximo", no solo para replicar esos resultados, sino para mejorarlos.

Asimismo, indicaba que en la provincia de Toledo esta formación juega con dos factores que no ha habido en las generales.

En primer lugar, apuntaba que los partidos que están a la izquierda del PSOE no concurren como una sola fuerza, sino como varias, por lo que cree que el voto va a quedar "muy fragmentado".

Y, en segundo, se ha mostrado convencido de que Ciudadanos, en determinadas poblaciones como Toledo o Talavera, se va a ver "castigado" por actuaciones internas del partido.

"Jugamos con el trabajo, con la ilusión de todos los equipos y con una serie de factores que nos hacen ser muy optimistas de cara a las municipales y autonómicas", ha sentenciado Núñez.

Comentarios
x