Domingo, 19 de Agosto de 2018 Actualizado: 13:09 h.

DURAS CRÍTICAS

"Vomitivo", "repugnante" e "infumable": las redes y la ministra Valerio responden al artículo machista de 'ABC'

Indignación por el reportaje del diario conservador que, bajo el pretexto de analizar los 'estilismos' de las nuevas ministras, dice que la titular de Trabajo "siempre ha sabido sacarse partido" por su "chasis de aquí te espero" y los "turbantes bien escogidos" con los que superó su cáncer.

Palabras que el diario 'ABC' dedica a Magdalena Valerio, ministra de Trabajo
Palabras que el diario 'ABC' dedica a Magdalena Valerio, ministra de Trabajo

TOLEDO.-  Retrógrado, machista y denigrante son algunos de los calificativos que ha recibido el reportaje publicado este sábado por el diario ABC en el que, bajo el título 'El guardarropa de las ministras de Sánchez', se pretendía 'analizar' el vestuario y el físico de las mujeres que forman parte del nuevo Ejecutivo central. Un artículo que parece remitir a otros tiempos, y al que una de las propias aludidas, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, se ha referido como algo "impresentable" en pleno siglo XXI. 

A ella precisamente en este artículo se refiere la autora como una "extremeña de buen físico recriada en La Mancha, de ojos penetrantes y chasis de aquí te espero" que "ha sabido siempre sacarse partido".  

Una descripción que emana machismo de principio a fin, que su autora completa con un comentario también de muy mal gusto relacionado con el cáncer que sufrió Valerio. "Ha superado una enfermedad con turbantes bien escogidos colocados con gusto", escribe la autora, "ha lucido el cabello corto con valentía, mostrando que es capaz de estar atractiva y femenina en cualquier circunstancia. Y sigue luciendo su maquillaje marcado y sus labios rojos". 

Todo ello amparándose en un pretendido "análisis de los aciertos y errores ‑a subsanar‑ de los estilismos de las recién estrenadas dueñas de las carteras ministeriales". De los ministros, los seis hombres elegidos por Pedro Sánchez también para formar parte de su Gobierno, ni una palabra, quizás porque de ellos sí se mire el currículum y la trayectoria profesional, en lugar del maquillaje, el color de la chaqueta o su figura. 

Y es que, como precisa la propia autora en el polémico artículo, basándose sobre el planteamiento lanzado por el psicoanalista británico John Carl Flügel ‑autor de 'Psicología del Vestido' nacido en el XIX y fallecido en 1955‑, para la mujer queda la "decoración" al ser el "escaparate familiar". 

Sobre esa base construye este reportaje, en el que llega a plantear que "la inteligencia, experiencia y preparación de cada ministra" pueden estar en relación con su aspecto, y de ahí que al evaluar sus "aciertos y errores de estilismo" éstas los desearán mejorar, "conscientes de que la imagen de los políticos influye de modo subconsciente en la percepción que se tiene de sus capacidades". Todo ello sin inmutarse y dando paso a un escrutinio 'estilístico' indignante, más si cabe a tan solo unos meses de distancia de las movilizaciones por la igualdad y contra el machismo vividas en España en este 2018. 

RESPUESTA TAJANTE DE VALERIO

Un artículo al que la propia Valerio ha respondido de forma tajante, calificándolo de "impresentable" en pleno siglo XXI. Así lo hacía este domingo, durante la entrevista que la periodista Cristina Pardo le hacía en su programa de LaSexta y en la que era preguntada por el controvertido artículo sobre el físico y la forma de vestir de las ministras publicado por ABC. 

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social confesaba que no había sido hasta la noche antes cuando había leído el artículo, puesto que el viernes se había marchado del Ministerio directamente a casa con "tanto que estudiar" que no había hecho caso. 

No obstante, cuando se enteró le pareció "alucinante". Pero a la que fuera consejera en Castilla-La Mancha no le preocupa tanto lo que en el artículo se diga sobre su persona, "allá penas" apunta Valerio, sino que "alguna mujer" que haya pasado por la grave enfermedad que ella misma vivió hace tres años y medio "se pueda sentir ofendida con ese tipo de comentarios".  

Apuntes que a Magdalena Valerio le parecen "totalmente fuera de lugar", y que le suenan a "algo viejuno", como diría el cómico albaceteño Joaquín Reyes. Comentarios que "no tienen ningún sentido", apostillaba la ministra, quien sin embargo aclaraba que no tiene intención de "obsesionarse" con el asunto, puesto que son "tantas cosas que hacer y tantas cosas en que pensar", como las pensiones dignas, el paro entre los jóvenes o la igualdad salarial de las mujeres, antes que dedicarle tiempo a esto. 

Cuestiones mucho más importantes por las que preocuparse en lugar de por este artículo de ABC, causante de gran revuelo en las redes sociales durante el fin de semana y que llevaba incluso a pedir la retirada del mismo. Algo que, hasta el momento, el periódico no ha hecho.

LAS TUITERAS ESTALLARON

De hecho, las principales críticas contra 'ABC' ante su reportaje machista llegaban a través de Twitter. Entre ellas la de la periodista Ainara Guezuraga, que no dudaba en decir que el diario conservador "debería pedir disculpas". Misma petición, aunque más dura, la que hacía la exdiputada socialista Amparo Rubiales, que también tildaba el artículo de "asqueroso, impresentable y repugnante".

Mientras, y al igual que el periodista Manuel Marlasca, la magistrada y exdiputada de Podemos, Victoria Rosell, instaba a los tuiteros a que dejaran de compartir el polémico artículo: "Al final resulta que nos dan vergüenza ajena, indignan, pero les damos visitas". 

La escritora Lídia Guinart aseguraba que, tras elegirse un Gobierno con mayoría de ministras, "ahora le toca a cierta prensa evolucionar y salir de la caverna del machismo rancio", y, a través de su cuenta personal, el periodista Isaías Lafuente calificaba el reportaje de 'ABC' como "infumable".

Otros tuiteros indignados llegaron a manifestar que el artículo es "vomitivo", e incluso el PSOE se llegó a pronunciar a través de su perfil oficial: "Intorerable este tipo de información en el siglo XXI. Este nuevo Gobierno tiene mucho trabajo por hacer".