miércoles 29.01.2020
MENSAJE DE AÑO NUEVO

Page despide 2019 defendiendo que la Constitución aglutina "a todos, incluso a aquellos que le dan patadas"

  • El presidente de Castilla-La Mancha apela al "compromiso moral" de proteger la unidad de España frente a la desigualdad, puesto que "no es el momento" de ir cada uno a lo suyo, sino de "ir a lo de todos" para "que nadie se quede atrás".
  • Reclama también consenso para defender cuestiones "clave" en el futuro de la región como el agua, la nueva Política Agraria Comunitaria, los fondos europeos o las infraestructuras a reclamar al Estado.

TOLEDO.- El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, pide al año que está por comenzar unidad en la defensa de los intereses de la región, pero especialmente del conjunto de España, "un compromiso moral" que incumbe a todos los que defienden la igualdad.

Así lo ha señalado el jefe del Ejecutivo autonómico durante su tradicional mensaje de Año Nuevo, que ha pronunciado en el toledano Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional, rodeado de un grupo de castellanomanchegos, niños y mayores que han trasladado sus deseos para el 2020.

Un mensaje en el que García-Page ha defendido la Constitución española como "nuestro seguro de país", ya que garantiza la existencia de "los límites, las garantías, los derechos y la libertad" de España. Una Carta Magna que da cabida a "muchos y diferentes", de ahí la importancia de que "dentro de la pluralidad mantengamos la unidad".

Ha recordado así cómo la Constitución "resume a todos, incluso a aquellos que le dan patadas". "Tenemos una Constitución muy generosa, que nos ha permitido tener 40 años de éxito, de modernización, de democracia", ha subrayado García-Page, puesto que nunca antes el país había tenido tanto tiempo en vigor una constitución que beneficiara además "a la gran mayoría".

Por ello ha defendido la necesidad de "defender la igualdad", puesto que "no es el momento" de ir cada uno a lo suyo, sino de "ir a lo de todos".

En este sentido ha pedido que, independientemente de lo que se piense o en el dios que se crea, se tenga claro que "avanzamos más si vamos todos juntos". Y es que, aunque a veces cueste, "lo que merece la pena como sociedad es que nadie se quede atrás".

Unidad que también ha reclamado para los grandes temas que afectan a Castilla-La Mancha y que se deberán abordar en este 2020. Cuestiones como las grandes infraestructuras que se tienen que plantear al Estado o la necesidad de "pelear en serio" junto al Gobierno de España una mejor defensa de los intereses castellanomanchegos en Europa. En este sentido ha recordado que están en juego la nueva Política Agraria Comunitaria y los fondos europeos "que tanta riqueza nos han proporcionado".

Pero también ha pedido de forma muy especial unidad para que este 2020 sea "estratégico" en la consecución de "un nuevo equilibro del agua, que nos permita utilizar a nosotros también nuestro propio agua". Un objetivo que mucha gente ya tiene claro, ha apuntado, pero del que le gustaría "que nadie dudara en Castilla-La Mancha", puesto que "necesitamos mostrarnos con unidad para que nadie se cuele entre las rendijas".

VALORAR DE DÓNDE VENIMOS

Un 2020 en el que García-Page confía en que "los miedos se conviertan en ilusiones" y que "las incertidumbres y pesares se conviertan en esperanzas".

Pero para ello es fundamental tener muy presente "de dónde venimos", para de este modo "poder seguir avanzando".

Algo que el presidente regional ha querido subrayar a través del diálogo planteado entre la veteranía y la experiencia de tres mujeres de avanzada edad -Vicenta, Lola y Milagros-, y un grupo de escolares de la región, recordando cómo se vivía entonces y cómo han cambiado hoy las cosas. Se ha destacado así la importancia de "respetar" de dónde se viene, las tradiciones, las costumbres, los principios y las creencias, para poder seguir dando pasos hacia adelante.

En este sentido García-Page ha recordado que Castilla-La Mancha nació con la Constitución del 78, pero entonces ya "sabía muy bien de dónde venía". Una región en la que "no tenemos problemas de identidad", ha subrayado, puesto que "sabemos lo que somos". Punto en el que el presidente regional ha incidido en que "no somos una nación, sino al revés, dependemos de la gran nación que es España" y estos cuarenta años de autonomía y democracia han hecho que se viva "mucho mejor".

Ahora de lo que se trata es que de nadie se quede en la cuneta, puesto que "una sociedad es mejor no porque atienda mucho a la mayoría, sino porque atienda a todos", y fundamentalmente "evite los elementos de desigualdad e injusticia más evidentes".

MÁS Y MEJOR EMPLEO

En este contexto, García-Page ha señalado como sus grandes objetivos para este 2020 la creación de más y mejor empleo en Castilla-La Mancha, una región en la que "se puede invertir porque ofrecemos garantías", "estabilidad" y "certidumbre".

Generación de riqueza que desea para poder seguir liderando la inversión sanitaria en España, puesto que aún "hay que acabar muchas obras; hay que contratar a más personal sanitario y se tiene que mejorar mucho nuestra salud, porque está dando muy buen resultado".

Algo que además se está haciendo sin tener que "estirarnos más el bolsillo", lo que ha hecho posible "reflotar" los servicios públicos, la Educación, los Servicios Sociales, y además abordar nuevas infraestructuras.

Para ello no hace falta inventar nada nuevo, sino abordar con "coraje y valentía" los problemas que se presentan, sin pretender ser más que nadie, pero tampoco "ser menos".

Un mensaje de Año Nuevo que el presidente del Gobierno regional ha concluido deseando a los castellanomanchegos un feliz 2020 y ofreciéndose para todo aquello que pueda ser útil, "como presidente, como ciudadano, como una persona que gobernando esta tierra no solo ha aprendido, sino que se ha entusiasmado queriéndola", ha sentenciado.

Comentarios
x