martes 28.01.2020
VÍDEO

Cañamero, en Castilla-La Mancha: "La democracia no ha llegado al campo en 40 años"

El diputado de Podemos se ha reunido este miércoles en Toledo con la secretaria de Organización autonómica del partido, María Díaz, y ha anunciado que va a recorrer durante varios días el campo la región para conocer la realidad del medio rural.

TOLEDO.- El diputado de Unidos Podemos por la provincia de Jaén, Diego Cañamero, ha lamentado hoy que "la democracia no ha llegado al campo en 40 años" al realizar un análisis de la situación del medio rural en nuestro país que ha calificado de "sinceramente malo" con una clara "situación de abandono".

Cañamero ha sido tajante al enjuiciar que "no solo en algunas zonas donde existe desploblamiento, en el Estado no se cuida el medio rural ni se ayuda a los pequeños agricultores, además de los incumplimientos, con mucha inmigración, y aunque muchos empresarios tengan dificultades económicas porque los precios de los mercados están muy difíciles".

No obstante, "no puede recaer sobre la mano de obra, el jornalero". "Hay que dignificar la vida en el campo, defenderlo, porque es la vida, el pulmón de todo", ha dicho Cañamero en atención a los periodistas tras reunirse hoy en Toledo con la secretaria de Organización del partido morado castellano-manchego, María Díaz.

En la cita, donde se ha abordado la agricultura, el diputado nacional ha anunciado que va a recorrer diversos tajos de la campaña de recogida de la vid de nuestra región "para conocer a pie la realidad de Castilla-La Mancha", como ya ha hecho antes en Castilla y León y Navarra, donde hay entre 25.000 y 30.000 jornaleros durante los casi veinticinco días que dura la recolección.

"Voy a hacer una visita a los tajos", ha comentado Cañamero, cuya ruta en la región podría prologarse durante tres o cuatro días, con el objetivo de ratificar las propuestas que ha planteado su Grupo Parlamentario en el Congreso de los Diputados para mejorar el medio rural y al objeto de que "la democracia llegue también a los últimos".

Entre esas medidas, el diputado ha citado, en primer lugar, un cuerpo especial de inspectores para que "pueda visitar todos los campos, ya que hay una serie de fraudes, sobre todo de empresarios que no dan de alta a los trabajadores y no cumplen los convenios colectivos".

"Una especie de Seprona, pero en Inspección de trabajo, que puedan salir todos los días al campo, sobre todo en las recolecciones, y hacer cumplir la legalidad", ha concretado.

También que "las altas y bajas en el campo sean como en el régimen general, porque te dan de alta el primer día pero te declaran las peonadas al mes siguiente" y, además, que la reforma de la Política Agraria Común (PAC) favorezca "fundamentalmente a los pequeños agricultores, los que tienen menos explotación", y esté condicionada al "cumplimiento de la legalidad", permitiendo así que esta ayuda se pueda "cortar" a los empresarios que cometan irregularidades.

Cañamero no ha obviado las elecciones sindicales porque "después de 40 años de Democracia los trabajadores agrarios, cerca de un millón, no pueden votar" ya que, ha aclarado, "para ser delegado tienes que tener seis meses de antigüedad y para poder votar 30 días continuados de trabajo en la misma empresa".

Unas iniciativas que ha apoyado María Díaz, quien ha asegurado que "vamos a estudiar para ver cómo podemos apoyarlas" y que ha incidido en el cumplimiento de los convenios que "tienen que ser territoriales" al observar que los jornales, incluso por debajo de 50 euros, varían de una provincia a otra "cuando hacen el mismo trabajo".

Díaz ha mantenido la importancia de que sea "un proyecto de país" y no autonómico, y más "para nuestra región, tradicionalmente agrícola", y de ahí "el legislar para la gente" porque, ha zanjado, "hay una reforma agraria pendiente, que es histórica, para devolver la dignidad a los jornaleros de nuestro campo".

Comentarios
x