Lunes 19.11.2018
VÍDEO | NÚÑEZ SE ESTRENA CON POLÉMICA

El sucesor de Cospedal defiende públicamente la gestión privada de la sanidad

  • En su primera entrevista tras ganar las primarias, el futuro presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ha apoyado "la gestión privada para nuestra sanidad", pues asegura que evita la "quiebra" y el "colapso" del sistema.

  • Desde el PP han rectificado inmediatamente sus palabras, atribuyéndolas a un 'lapsus', y aseguran que el partido defiende la sanidad pública, universal y gratuita, mientras que el PSOE ve "un ataque de sinceridad" en estas declaraciones.

TOLEDO.- Sanidad universal y gratuita, pero su gestión en manos privadas. Esta es la idea que defiende el futuro presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, el almanseño Francisco Núñez, quien justifica esa práctica auspiciada por el Ejecutivo autonómico que presidía María Dolores de Cospedal durante la anterior legislatura.

Así lo señalaba este lunes en una entrevista en la Cadena SER quien el próximo domingo, 7 de octubre, se convertirá en el sucesor de Cospedal, cuyo gobierno, defendía, lo que hizo fue "evitar la quiebra" y el "colapso" de una sanidad que les llegó tras una gestión "nefasta".

Un alegato con el que Núñez trataba de justificar su posición frente a la privatización de la Sanidad, cuando al ser preguntado sobre si se había desterrado esa idea, aseguraba: "Yo he defendido siempre una gestión privada para nuestra sanidad", siendo ésta "universal y gratuita", sentenciaba después.

Y es que según el candidato vencedor en las primarias castellano-manchegas de los 'populares', esta vía fue la que permitió a la Junta que presidía Cospedal "evitar el colapso" de algunos hospitales como los de Almansa o Villarrobledo, que "estaban a punto de ser cerrados" cuando el PP llegó al Palacio de Fuensalida en 2011.

Según Núñez, entonces se encontraron con una Sanidad "quebrada", en la que en cuatro años "no se había pagado ni una de las resonancias magnéticas hechas fuera del hospital", que eran realizadas por una empresa privada, y a pesar de ello hay quien -dice- "les gusta seguir ahondando" en el asunto.

Y es que para Núñez, Castilla-La Mancha "le debe" al Gobierno de María Dolores de Cospedal que en la pasada legislatura "evitara la quiebra de este sistema".

Una cuestión, la de la privatización de los servicios públicos, que para el nuevo presidente del PP castellano-manchego no resulta preocupante, sino que aprovecha para justificarla el hecho de que el actual Ejecutivo de Emiliano García-Page "acaba de privatizar la residencia de mayores de Almansa", de ahí que no entienda que los socialistas "estén tan preocupados".

Declaraciones de Núñez que suscitaban una nueva polémica y a las que ha debido salir al quite una de sus compañeras en la bancada 'popular' de las Cortes, Carolina Agudo, quien ha rectificado lo dicho por su futuro presidente, matizando que el PP "siempre va a seguir trabajando por que la sanidad sea pública, universal y gratuita".

Así, mientras que desde el equipo de Núñez se tildaba de 'lapsus' las palabras del almanseño, Agudo insistía en los argumentos dados por este, recordando la situación de "quiebra" del sistema sanitario regional en 2011.

Un intento de apagar el nuevo fuego encendido por Francisco Núñez a menos de una semana de ser proclamado presidente del PP regional, que sin embargo ha tenido un efecto bumerán, puesto que desde el PSOE se ha interpretado como un "ataque de sinceridad" de Núñez.

Así lo calificaba la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, Blanca Fernández, quien ha desvinculado la defensa de la gestión privada de la sanidad hecha por Núñez de un 'lapsus'. Muestra de ello, recordaba una rueda de prensa en la que él defendía el cambio de modelo de gestión en los hospitales de Villarrobledo y de Almansa, alegando que "las encuestas mostraban que la gestión público-privada en Madrid o la Comunidad Valenciana satisfacían a los ciudadanos".

NO SE ARREPIENTE Y SE REAFIRMA

Pero su defensa de la privatización de la gestión sanitaria no ha sido el único asunto polémico al que el futuro presidente del PP de Castilla-La Mancha hacía referencia en esta entrevista.

Así, preguntado por el hecho de que desde el PSOE se le haya acusado de "radical" tras asegurar en sede parlamentaria que en el Gobierno de Castilla-La Mancha están sentados "amigos de los etarras", Núñez negaba arrepentirse de haberlo dicho, puesto que "dije la verdad" -aseguraba-.

De este modo se refería el candidato a la Presidencia del PP regional al espectáculo que él mismo protagonizaba en las Cortes el pasado mes de mayo cuando era expulsado del pleno tras establecer esa relación entre el Ejecutivo y los terroristas de ETA.

Y es que ,según Núñez, lo único que hizo entonces fue decir "la verdad", puesto que el Gobierno de Castilla-La Mancha está formado por un partido, el PSOE, que gobierna en coalición con Podemos, cuyos miembros se han encargado de "blanquear personas que han tenido actividad proetarra". Es por ello que el almanseño asegura sentir "vergüenza" de que en este Gobierno haya "sentadas en los sillones personas que se dan la mano con aquellos que están defendiendo lo que ha manchado la democracia en este país".

En su opinión, lo que molestó entonces -en aquel pleno- a los socialistas fue "que les recordamos que gobierna con Podemos".

Respecto a que tilden su discurso de radical, Francisco Núñez considera que el hecho de que el PSOE haya iniciado ataques contra él "entra en el guión", puesto que "no saben trabajar" por el futuro de Castilla-La Mancha, sino que "su único proyecto es atacar al PP".

UNIDAD, NO INTEGRACIÓN

Al margen de polémicas, Núñez también se refería a su reciente victoria en las primarias, y recordaba el mensaje que le transmitió el presidente nacional del PP, Pablo Casado, quien le habría dicho que es el momento de "trabajar por recuperar el Gobierno de Castilla-La Mancha", de "poner toda la carne en el asador" para que "todo el PP de Castilla-La Mancha a una fuera capaz de ganar las elecciones".

Respecto a su equipo, asegura que todavía no se está hablando de nombres, "sino de un partido unido", en el que "todo el que quiera trabajar tenga un lugar".

En este sentido, y preguntado sobre el papel que podría tener su rival en las primarias, Carlos Velázquez, quien ha reivindicado que el 30 por ciento de los afiliados que le votaron estén representados en la nueva Dirección del PP regional, Francisco Núñez insistía y aseguraba que las primarias son "el pasado reciente del partido", en el que "la democracia interna ha hablado".

"No hablo de integración, hablo de unidad", subrayaba el exalcalde de Almansa, quien insistía en que "todo el que quiera estar en el equipo de trabajo, va a estar".

Comentarios
x