martes 20/10/20
COVID-19

Salud Pública advierte: "Lo que ahora hagamos servirá para torcer el brazo a la pandemia o no"

  • El director general recuerda que "de nada" sirve analizar datos o implementar medidas "si luego no se llevan a cabo", por lo que hace un llamamiento a la "responsabilidad" individual para no poner en riesgo la salud de toda la sociedad.
  • En la última semana se han confirmado 4.115 positivos en Castilla-La Mancha, se han producido 35 fallecimientos a causa de la COVID-19 y las hospitalizaciones superan el medio millar.
El director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha llamado a la responsabilidad individual para luchar contra la COVID-19.
El director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha hecho un nuevo llamamiento a la responsabilidad individual.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha se encuentra ante un momento "enormemente importante" en la evolución de la pandemia de COVID-19, de modo que "lo que ahora hagamos servirá para torcer el brazo a la epidemia o no", permitirá "salvar vidas" y a la vez "permitir que no se produzca un colapso" en los hospitales.

Un contundente mensaje con el que el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha querido subrayar la importancia de este momento en el que, a pesar de los datos, se está teniendo "muchas dificultades" para que algunas personas "continúen el aislamiento o la cuarentena".

En este sentido Camacho ha insistido en que "de nada vale analizar los datos, pensar medidas, implementarlas, trabajar con ellas o negociar, de alguna manera, cuál ha de ser su puesta en funcionamiento, si luego no se llevan a cabo". 

Por ello ha recordado que "cada vez que alguien se salta un aislamiento o una cuarentena, puede poner en riesgo la salud de toda la sociedad y, desde luego, de los suyos". Se trata pues de una cuestión no solo de responsabilidad individual, sino de "responsabilidad social".

Camacho ha vuelto a pedir así que más allá de la implantación de medidas y de los "sacrificios enormes" que está haciendo toda la sociedad, también desde el punto de vista individual "ayudemos en esa tarea de responsabilidad".

Un nuevo llamamiento a los castellanomanchegos para luchar contra el virus que "está ahí, sigue circulando en la sociedad y dando guerra", y que ha hecho que en la última semana -del miércoles 9 al miércoles 16 de septiembre- se hayan confirmado en la región 4.115 positivos, hayan fallecido 35 personas a causa de la COVID-19 y superen ya el medio millar los pacientes ingresados en hospitalización convencional.

Datos que indican por una parte que se debe "redoblar el cuidado", que las medidas de control son "absolutamente imprescindibles" en este momento, pero también que "tenemos capacidad de diagnóstico, de rastreo y de seguimiento de los casos".

Estos números más el conocimiento genérico de la situación epidemiológica muestran ya de por sí que "cuando sucede algo, si no hacemos algo para cambiarlo, la tendencia va a ser a duplicar el número de contagios cada pocos días".

Por ello ha recordado que cuando se implantan medidas, que en muchas ocasiones implican restricción a las libertades individuales y sociales, el objetivo es poder "contener y controlar la expansión del virus", basándose para ello en criterios técnicos y epidemiológicos.

PREOCUPACIÓN POR MADRID

Un contexto en el que preocupa "enormemente" la evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid, la cual ya ha anunciado su intención decretar nuevas restricciones de forma selectiva.

A este respecto el director general de Salud Pública ha apuntado que se esperan dichas medidas. Una decisión que "nos llena de esperanza", confiando en que así "todos podamos contribuir al mejor control de la epidemia".

Una labor de coordinación que se va a materializar en la creación de un grupo de trabajo técnico entre la Comunidad de Madrid y las dos Castillas, junto con el Ministerio de Sanidad, "para establecer de qué manera armonizamos las medidas y podemos adecuar estas condiciones de frontera a unas medidas lo más homogéneas posibles".

Y es que  "cuando Madrid se constipa, los demás tenemos fiebre, como es lógico", algo natural por la propia condición geográfica y sociodemográfica, ha apostillado.

Aunque el trabajo técnico a nivel epidemiológico entre las tres comunidades es "continuo", se ha decidido "formalizar" ese grupo "para compartir ideas, documentos y, en la medida de lo posible, homogeneizar y armonizar la toma de decisiones".

Comentarios