jueves 1/10/20
Advertisement
CORONAVIRUS

La región estrecha el cerco al origen de los brotes de COVID con medidas más restrictivas

  • Además de las medidas aprobadas en el Consejo Interterritorial para el conjunto del país como el cierre del ocio nocturno o la prohibición de fumar, se suma la suspensión de campamentos y la limitación a un máximo de 10 personas en reuniones de todo tipo.
  • El nuevo decreto contempla también restricciones para las visitas en las residencias de mayores y se limitan las salidas de los usuarios.
Fernández Sanz ha detallado algunas de las medidas recogidas en el nuevo decreto.
Fernández Sanz ha detallado algunas de las medidas recogidas en el nuevo decreto.

TOLEDO.- Cierre del ocio nocturno, suspensión de campamentos, limitación a un máximo de 10 personas en todo tipo de reuniones, restricciones en las visitas y salidas en residencias de mayores, son algunas de medidas que entrarán en vigor este domingo en Castilla-La Mancha con el objetivo de frenar la expansión de la COVID-19.

Todas ellas forman parte de un nuevo decreto que incide en todo aquello que se considera responsable de los brotes, fundamentalmente originados en eventos sociales y familiares.

Normativa sobre la que ha informado este viernes en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno en la que se han ratificado las medidas aprobadas por unanimidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de hace una semana y se han añadido medidas aún más estrictas sobre diversos ámbitos para el territorio castellanomanchego.

Un decreto que "todavía deja capacidad para la recuperación socioeconómica", ha querido precisar el consejero, puesto que únicamente se plantean medidas "más extraordinarias o que van más allá de lo contemplado en el mismo" en casos como los de Villamalea (Albacete) o Consuegra (Toledo), donde la incidencia es mayor y se actúa en consecuencia.

Así el decreto presta especial atención al ocio nocturno para el que se suspende toda actividad. Discotecas, salas de baile y todos aquellos lugares en los que la principal entrada de personas se produce durante la noche, deberán permanecer cerrados día y noche.

Lo mismo se plantea en relación a los lugares de alterne o prostíbulos, para los cuales se aclara expresamente que, independientemente de la licencia de actividad con la que operan deberán permanecer cerrados "las 24 horas del día".

Por su parte el resto de establecimientos hosteleros, tales como restaurantes y cafeterías, así como los bares con licencia especial o café espectáculo -que se asimilan a restaurantes y cafeterías- podrán permanecer abiertos hasta la 1 de la madrugada, aunque no podrán acceder más clientes a partir de la medianoche.

Y es que aunque desde Castilla-La Mancha se había negociado con el sector algo diferente, ofreciendo una app que permitía tener abierto el ocio nocturno "pero con salvaguardas de registro", la decisión del Consejo Interterritorial fue otra, por lo que se adoptan estas medidas que llevan consigo el cierre del ocio nocturno.

Preguntado sobre el sentir de la hostelería respecto a estas medidas, Fernández Sanz ha reconocido que "no es bueno", puesto que "les gustaría que todo volviese a la normalidad". Sin embargo, ha subrayado, "todos tenemos que admitir" esta nueva normalidad, consistente en "vivir lo mejor que podamos sabiendo que tenemos una pandemia que sigue azotándonos".

Y es que, aunque todo esté más controlado y se sepa más al respecto, lo cierto es que la mayoría de los brotes que se están registrando se producen en un entorno social y familiar lo cual "obliga a tomar estas decisiones".

"Nos gustaría que fuese distinto, pero el virus sigue entre nosotros", ha apostillado el titular de Sanidad.

Al margen de lo relativo a los horarios, en estos establecimientos se podrá servir en barra, "pero con una distancia mínima de un metro y medio", y en las mesas no podrá haber más de 10 personas.

Cifra que se hace extensible a cualquier tipo de reunión, ya sea en lugares públicos o en domicilios, ya que "en cualquier lugar" -ha subrayado Fernández Sanz-, el número máximo de personas autorizadas es de 10.

Por otra parte, y puesto que se cierra el ocio nocturno y se limita el número máximo de personas que se pueden reunir, desde el Ejecutivo regional se va a pedir a aquellos ayuntamientos que tienen policía local y al delegado del Gobierno para los que no la tienen, que se "extremen" los controles, de modo que "no se puedan consumir bebidas en la vía pública". Bebidas alcohólicas o no alcohólicas, ha precisado el consejero, de modo que no haya botellón en las calles. 

Para ello se va a pedir que exista la vigilancia adecuada y que "donde se pueda prohibir" porque la normativa así lo permita, se haga, y se vigile que a partir de la una -hora de cierre señalada para los establecimientos hosteleros- "tampoco haya encuentros en la calle".

Asimismo el decreto regula en Castilla-La Mancha la prohibición de fumar en lugares públicos o privados "si no hay más de 2 metros de distancia", medida aplicable también a otro tipo de inhalaciones o vapeos. 

En este sentido Fernández Sanz ha explicado que está demostrado que "la exhalación de humo lanza más lejos las burbujas de saliva y es más contaminante", de ahí la prohibición.

VISITAS Y SALIDAS RESTRINGIDAS EN RESIDENCIAS

Pero además del ocio nocturno y las reuniones, este decreto también contempla medidas para el ámbito sociosanitario. 

Así se establece que las visitas serán "muy restringidas, de una hora y una sola persona", mientras que también se limitan las salidas de las personas mayores.

Una decisión dolorosa, puesto que los mayores aun siendo la parte más vulnerable de la pandemia "no se merecen que los tengamos tan encerrados", pero precisamente por ser los más vulnerables, "hay que cuidarlos mucho y limitar las visitas y salidas".

En otro orden de cosas, y preguntado por la reivindicación de las residencias de mayores privadas para que la Comunidad Autónoma financie las PCR de sus trabajadores, el consejero de Sanidad ha considerado que, al igual que en el resto de sectores, "las patronales de todas las empresas deben hacerse cargo de las pruebas a los trabajadores que tienen en su nómina habitual".

No obstante, Fernández Sanz ha precisado que desde la Consejería de Bienestar Social se está en conversaciones con el sector y se ha mostrado convencido de que se conseguirá "acercar posturas casi con toda seguridad".

NI CAMPAMENTOS NI FIESTAS POPULARES

Por otra parte, el decreto recoge también la suspensión de los campamentos, con el objetivo de "cuidar a las personas que visitan este tipo de lugares, para que en los siguientes meses no se vean afectados".

En este sentido, el consejero de Sanidad ha precisado que se ha considerado la "muy especial" circunstancia que se produce en estos eventos, puesto que sus participantes "conviven y pasan muchas horas juntos", lo que hace pensar que "hay más capacidad de contagio que si se hace solo unas horas al día".

Asimismo se establece la suspensión de las fiestas populares en Castilla-La Mancha, "todo lo que tiene que ver con el ocio", ha precisado el consejero, aunque "salvando la celebración del evento religioso que acompaña a la fiesta popular".

Del mismo modo también se prohíbe la ingestión de bebidas o comidas en el transporte público, "para no tener que quitarse la mascarilla".

Junto a estas medidas, el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno recoge también la reducción de los mercadillos al 50 por ciento, estableciendo una distancia mínima entre puesto y puesto de 3 metros.

Por su parte no se podrán celebrar "eventos multitudinarios" si no es posible tener butaca preasignada, quedando además limitado el aforo al 75 por ciento.

Asimismo, después de haberse declarado algunos brotes en relación a funerales, como el registrado en Toledo, se han decidido establecer de nuevo limitaciones. Así para los velatorios si se realizan fuera el número máximo de acompañantes se establece en 25 personas, 10 si son en interior.

Respecto al acompañamiento fúnebre, el número máximo de personas permitido se establece en 15.

Medidas todas ellas, así como alguna más que queda recogida en el decreto que será publicado esta medianoche en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, y que entrará en vigor a las 00.00 horas de la noche del sábado al domingo.

Momento desde el cual, por ejemplo, no podrá estar abierto ningún local de ocio nocturno; los restaurantes deberán echar el cierre a la una; los campamentos quedarán suspendidos, así como las fiestas populares.

A modo de ejemplo, Fernández Sanz ha explicado que "quien esté fuera el sábado cenando, a la una tendrá que retirarse".

"IMPLACABLES CON QUIEN NO CUMPLE"

Medidas todas ellas que el consejero ha llamado a cumplir con responsabilidad, pero también a ser "implacables" con quien no lo hace.

Para Fernández Sanz "no puede ser" que alguien con síntomas "esté campando a sus anchas y no haga caso a las prohibiciones".

Por ello desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se trabaja para saber cómo se pueden aplicar medidas punitivas para que "este atentado contra la salud pública" tenga castigo.

Mientras se regula al respecto, el consejero se ha mostrado convencido de que "la mejor manera de castigarlo es la propia sociedad".

Así ha pedido responsabilidad, ser conscientes de que el llevar la mascarilla -"no en el codo, ni en la barbilla ni con la nariz por fuera"- supone "una ventaja de salud comunitaria".

Para finalizar, el consejero de Sanidad ha vuelto a realizar una nueva llamada a la responsabilidad. "Por favor, usen la mascarilla; mantengan la higiene de manos y respiratoria; cumplan bien las normas que este decreto trae consigo; colaboren al cien por cien con las medidas y recomendaciones que se dan", ha pedido, para que "no echemos a perder" lo conseguido hasta ahora.

En su opinión este decreto nos va a permitir "vivir con un poco más de tranquilidad, aunque sigamos en la calle", y es que, ha concluido, "la responsabilidad de todos y cada uno de los que vivimos en Castilla-La Mancha es muy importante".

"El cumplimiento de las normas es la mejor vacuna en estos momentos", ha sentenciado.

Comentarios