martes 20.08.2019
LOS POPULARES QUIEREN PARCHEAR SU FALTA DE UNIDAD DE CARA A LAS GENERALES

Rajoy intenta esconder las divisiones del Partido Popular con un acto en Toledo

El Presidente de Gobierno busca una foto de unidad tras las voces críticas y las dimisiones que han comenzado a asediar a la cúpula del PP estos últimos días.

Rajoy intenta esconder las divisiones del Partido Popular con un acto en Toledo

Mariano Rajoy quiere cerrar filas en Toledo. Tras las divisiones internas sacadas a la luz esta semana, el presidente del Gobierno se ha empeñado en mostrar la monolítica unidad que ha caracterizado al PP. Al acto, con el lema “CumPPlimos”, han sido invitados los ministros, presidentes autonómicos y algunos alcaldes.

Con este acto el 17 de octubre será la segunda vez que el presidente del Gobierno viaja a Castilla-La Mancha en prácticamente menos de una semana, ya que el pasado sábado participó en un acto con jóvenes en la localidad toledana de Mora.

El Partido Popular intentará  apagar las cítricas y dimisiones de algunos de los miembros más reconocidos, como las críticas de Aznar tras las catalanas, la dimisión de Arantza Quiroga y las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que lanzó reproches a Aznar por "molestar", a José Manuel Margallo por su "arrogancia intelectual" y a los "compañeros" que "se avergüenzan" de ser del PP.

A ello se suman las declaraciones de la Cayetana Álvarez de Toledo y del presidente de Castilla Y León Juan Vicente Herrera, que criticaron duramente a Rajoy y las decisiones del Ejecutivo durante la legislatura.

Pero el Presidente sigue negándose a reconocer las divisiones internas de los conservadores. Ayer en Bruselas, Mariano Rajoy negó “en absoluto” una crisis en el seno de la cúpula del PP. También se declaró en condiciones óptimas para ganar las próximas elecciones generales.

Hasta la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que en los últimos días fue alabada por la revista Financial Times y a la que algunos populares han acusado de querer suceder al Presidente, ha querido zanjar el cruce de críticas entre Margallo y Montoro asegurando que el Ejecutivo tiene "poco tiempo para disquisiciones" y mucho trabajo por delante. "Espero que no haya y no habrá más", ha enfatizado.

Pero para disipar cualquier duda, Rajoy y el PP quieren exhibir una imagen de unidad en Toledo junto a los miembros de la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido entre congresos.

Con este acto en Toledo, el partido quiere explicar a los ciudadanos el grado de cumplimiento del programa electoral con el que el PP se presentó a las elecciones generales de 2011 y que los populares cifran en el 92,5 por ciento, demostrando que “los populares tampoco destacan por sus habilidades matemáticas.”

En la página que el Partido Popular ha creado para promocionar los “logros” de la legislatura y el cumplimiento de su programa electoral cabe resaltar que los propios populares reconozcan en su web que el apartado que menos han cumplido es el relacionado con la calidad democrática. Aunque, a pesar de la Ley Mordaza y las múltiples denuncias de organismos internacionales, para el PP, el grado de cumplimiento en este aspecto es de un 81%.

Con todo esto, los populares se enmarcarán en sus esfuerzos por gobernar tras el 20D, algo que según los informes demoscópicos puede resultar bastante complicado.

Comentarios
x