Sábado, 23 de Junio de 2018 Actualizado: 23:46 h.

LA MODIFICACIÓN DE LA LEY NO HA SALIDO ADELANTE

El PSOE vota en contra de la eliminación de privilegios propuesta por Podemos

Los socialistas se quedaron solos en la votación para eliminar los privilegios a los expresidentes. Aunque dicho sufragio fue favorable a retirar las prebendas, la propuesta no ha salido adelante porque se necesitaba una mayoría de tres quintos.

Bono abraza a García-Page el día de las elecciones autonómicas / Foto Archivo
Bono abraza a García-Page el día de las elecciones autonómicas / Foto Archivo

José García Molina, el líder regional de Podemos, ha sido el encargado de defender la propuesta de la formación morada para modificar la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo en la que se recogen los privilegios de los altos cargos y expresidentes castellano-manchegos. Y es que finalmente, puesto que los ‘populares’ han decidido retirar la suya, la propuesta de Podemos para la modificación de esta legislación ha sido la única en llevarse a votación.

Molina, que ha comenzado su intervención asegurando a los parlamentarios que les tenía preparada “una oferta que no podrían rechazar”,  se ha topado con el voto en contra del PSOE para poder suprimir dichas prebendas.

La formación morada, que ha protagonizado un cara a cara directo con los socialistas, ha asegurado que su propuesta “no tiene nombres y apellidos”, puesto que han afirmado querer “eliminar los privilegios de todos los ex altos cargos, no de alguien en concreto”.

Pero lo cierto es que los votos favorables tanto de Podemos como de los ‘populares’ no han conseguido sacar adelante la supresión de los privilegios a los expresidentes, ya que aunque la votación contaba con 18 votos a favor -Podemos y PP- y 15 votos en contra -PSOE-, para modificar la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha se exige una mayoría de tres quintos, es decir, para que esta propuesta hubiera salido adelante se necesitaba al menos un voto a favor de la bancada socialista.

Un libro de Bono en las Cortes de Castilla-La Mancha

Durante su argumentación, y de manera muy ilustrativa, el diputado de Podemos ha leído un pequeño pasaje del libro de José Bono 'A vueltas con el futuro: reflexiones para la renovación del socialismo', con el que, según ha recalcado, no puede estar más de acuerdo. "Es una idea escrita hace 20 años, pero como todas las ideas luminosas y verdaderas no ha perdido vigencia", ha destacado.

Este pasaje dice así, según ha comentado García Molina: "La historia no puede ser escrita por quienes dedicaron su vida a beneficiarse, a ser beneficiados de alguna situación. Lamentablemente los parásitos han encontrado con alguna frecuencia a lo largo de la historia un aparato, un acomodo, un escaño o un nombramiento desde el que conseguir prebendas. Son quienes se apoltronan y yugulan las aspiraciones de los pueblos".

Molina, que ha dicho que el PSOE al oponerse a esta modificación se está metiendo "un tiro en el pie" y que van a tener que explicar a los ciudadanos la orientación de su voto, y ha ido más allá criticando el funcionamiento de las comisiones parlamentarias, muchas de ellas "decorativas" y donde a los diputados "se les paga por asistir a trabajar, no por trabajar". "Lo único que pasa es que gastamos más luz y hacemos venir a los funcionarios gastando dinero público", ha indicado.

El diputado de la formación morada ha mostrado además su sorpresa porque según él, “los privilegios parecen estar blindados incluso contra la democracia”. El también secretario general de Podemos ha declarado no entender “que hoy en las Cortes 18 votos valgan menos que 15”. “Es difícil comprender el voto del Partido Socialista, pero aún más difícil les va a ser explicarlo”, ha argumentado Molina.

Los socialistas defienden su voto en contra

En este sentido, la portavoz de los socialistas castellano-manchegos, Blanca Fernández, ha defendido que "nunca ha habido abusos por parte de los tres expresidentes y que han sido ejemplares en esta materia".

Ha dicho que si Barreda y Cospedal renunciaron a sus "mal llamados privilegios", José Bono ha sido el primer expresidente del Congreso en renunciar a las prestaciones que le otorga este cargo y que por carta, remitida al secretario general del PSOE en la región, ha presentado su renuncia a los que le reconoce el estatuto de expresidentes de Castilla-La Mancha.

La representante del PSOE, que aunque ha admitido que haya que revisar el estatuto de los expresidentes, ha insistido en alejar este debate del cercano proceso electoral "porque no hay prisa ni aprieta el zapato" y en abordarlo a nivel nacional para homogeneizar este asunto.

La portavoz socialista ha acusado a los 'populares' de querer "hundir" a Bono por medio de querellas y de sus medios de comunicación, al tiempo que ha criticado que María Dolores de Cospedal quisiera aplicar la "austeridad" al primer presidente autonómico cuando ella "compatibilizaba diferentes salarios, siendo la política mejor remunerada del país".

Es por ello que ha abogado por debatir de formar "rigurosa, serena y con luces largas sobre la arquitectura institucional de la región", pues ha insistido en que aunque rechacen estas modificaciones esto no significa que el PSOE cierre la puerta a estas cuestiones, que no quieren abordar de forma unilateral.

El PP duda sobre la carta de Bono renunciando a los privilegios

Desde la bancada conservadora, el parlamentario del PP Lorenzo Robisco ha puesto en duda la autenticidad de la carta de José Bono en la que renuncia a sus privilegios,  por lo que le ha perdido a Emiliano García-Page que haga pública esa carta y que no se aferre a cuestiones de seguridad para justificar estas prebendas, pues de esas cuestiones se encarga el Ministerio del Interior.