jueves 09.07.2020
NEGOCIACIÓN PACTO

El PSOE se cansa de las "excusas" del PP y ve "imposible" un acuerdo con la actitud de Núñez

  • El secretario regional de Organización ha escrito una carta a Núñez en la que desmonta la actuación que ha tenido hasta ahora el PP y critica que hasta ahora lo único que han recibido de los populares sean "bulos, tergiversaciones e insultos".
  • Gutiérrez dice a Núñez que si quiere realmente buscar un acuerdo tiene que "desmarcarse" de las afirmaciones en las que vincula a los gobiernos socialistas "con los terroristas" y "enviar al resto de interlocutores sus propuestas".
El número 2 del PSOE regional, Sergio Gutiérrez, ha dirigido una carta al presidente regional del PP, Francisco Núñez.
El número 2 del PSOE regional, Sergio Gutiérrez, ha dirigido una carta al presidente regional del PP, Francisco Núñez.

TOLEDO.- El PSOE de Castilla-La Mancha se ha cansado de las "excusas" del Partido Popular para sumarse a un acuerdo por la recuperación económica de la región generada por la crisis de la COVID-19 y da "por imposible" que los populares estén dispuestos a ello.

Así lo señala el secretario de Organización de los socialistas castellanomanchegos, Sergio Gutiérrez, en una carta que ha dirigido al presidente del PP regional, Francisco Núñez, al que dice que se le han acabado las excusas, después de que el popular afirmara este lunes que solo necesitaba "una fecha y una hora" para buscar el acuerdo.

Sin embargo Gutiérrez le recuerda que no ha tenido una, sino que han sido "seis" fechas con sus respectivas horas, concretamente en las que se han citado los grupos de trabajo entre el Gobierno, el PSOE, PP y Ciudadanos, y en cuyo seno los que los populares no han presentado "ni una sola medida de las que dice tener".

De este modo, y después de siete semanas en las que se ha podido poner de acuerdo Junta, diputaciones, sindicatos, empresarios, organizaciones de todo tipo y otras formaciones políticas, como PSOE y Ciudadanos, los únicos que siguen anclados "en la bronca" son los populares, a quienes acusa Gutiérrez de "inventar cada día una excusa distinta" para así "ni tan siquiera enviar una sola de las 300 propuestas que dicen tener".

El número 2 del PSOE castellanomanchego se pregunta así "quién se cree" que los populares tienen voluntad de acuerdo "si después de tres meses, cinco reuniones con el presidente y seis grupos de trabajo se han negado a presentar ni una sola propuesta, pero no han dejado de descalificarnos".

En este sentido, Gutiérrez recuerda que en este tiempo solo han recibido del PP "bulos, tergiversaciones e insultos".

"¿De verdad usted cree que el presidente de Castilla-La Mancha, o el que le escribe, somos amigos o socios de los terroristas? ¿Es capaz de decírnoslo mirándonos a los ojos? ¿De verdad usted cree que así muestra deseos de pactar mientras que nos acusa de ser amigos de asesinos o de ocultar fallecidos?", pregunta Sergio Gutiérrez a Núñez.

Reprocha así a los populares que hayan sido "el único partido" capaz de "conjugar en la misma frase el dolor de la pandemia junto con el dolor provocado por los terroristas".

Asimismo afea a Núñez que "haya cambiado cinco veces de argumentos sobre el pacto", después de que el 12 de marzo, antes del confinamiento y con un fallecido por COVID en la región, convocara una veintena de ruedas de prensa pidiendo la dimisión del presidente de Castilla-La Mancha "mostrando ya sus intenciones".

Un día después, sin embargo, acudía a una reunión convocada días atrás y "ofreció su voluntad de acuerdo", algo que se le valoró.

No obstante, un mes después, el 13 de abril, cuando el presidente García-Page ofrecía a los partidos un pacto de reconstrucción, Núñez respondía ese mismo día solicitando una comisión de investigación -"en mitad de la pandemia, hecho inédito todavía en España", precisa Gutiérrez-, y añadía a los dos días que "no se firmaría ningún pacto para blanquear a Page".

Versión que el presidente del PP regional no dudaba en cambiar días después, cuando exigía una comisión de reconstrucción en el seno de las Cortes regionales, "pero nombrando a interlocutores que no eran diputados regionales", algo inviable si lo que se pedía era una comisión parlamentaria. 

A pesar de estos cambios de rumbo del PP se convocaron y reunieron seis grupos de trabajo a cuatro bandas (Gobierno, PSOE, PP y Ciudadanos), en los que los populares "se negaron a dar a conocer sus propuestas", arguyendo la necesidad de obtener una información "que es pública y la tienen en las páginas oficiales" -le recuerda Gutiérrez- y que "en ningún caso suponen limitación para pensar, escribir o enviar ideas".

Todo ello lleva a los socialistas a estar convencidos de que los populares "no se han atrevido a decir que no quieren pacto" y por ello se han estado dedicando a "marear la perdiz"

En este sentido, Gutiérrez señala que en el PP creen que en el acuerdo se apoyaba a Page -como llegaron a decir-, "cuando en realidad solo se apoya a la sociedad de nuestra tierra a transitar por los momentos más duros de nuestras vidas".

Un pacto, insiste el secretario de Organización socialista, que "da fuerza a las sociedades, no a los gobiernos", algo que en el caso de Castilla-La Mancha, en el que se gobierna con mayoría absoluta en estos momentos, "el pacto no es necesario desde el punto de vista de los números para aprobar una medida".

Sin embargo ese acuerdo resulta "muy valioso cualitativamente" para salir, como sociedad, "más fuertes, más unidos y con más confianza para impulsar los empleos, para atraer inversiones, para proteger a los que sufren las consecuencias y para corregir errores".

Gutiérrez recuerda así a Núñez que "son más importantes las personas que las tácticas políticas en momentos tan crueles como este".

Desde el PSOE entienden que, con su actitud, el presidente del PP "da por rota cualquier voluntad de acuerdo", algo que lamentan "después de estar pactando con todos, menos con el que no quiere".

No obstante, tiende a Núñez una mano y le insiste en que "si realmente desea negociar" solo tiene que hacer dos cosas.

La primera de ellas pasa por "desmarcarse" de las manifestaciones realizadas por la portavoz de su grupo parlamentario Lola Merino, en las que a través de las redes sociales relacionaba al Gobierno regional con ETA -ilustrando con una imagen de la banda terrorista un tuit en el que se preguntaba si García-Page y Pedro Sánchez estarían pensando "en mandarnos estas mascarillas" (en alusión a las máscaras con las que cubrían sus rostros los miembros de la banda terrorista)-, al entender que si lo considerase cierto no querría sentarse con ellos a negociar.

Y la segunda es "enviar al resto de interlocutores sus propuestas", aquellas que desde hace tres meses dice tener, pero "que no manda, que no cuenta en las reuniones y que no da a conocer".

Para Gutiérrez "cuando alguien cree tener la solución de algo y tiene vocación de servicio, no se lo calla, sino que lo propone", y si no lo hace "es o porque miente y no las tiene, o porque simplemente desea que le vaya mal a la sociedad que dice representar".

En este sentido insiste y señala en su carta que cuando alguien tiene voluntad de acuerdo no busca excusas para no sentarse, sino que "simplemente lleva sus ideas, se sienta y no se levanta hasta que se acuerda".

Por ello el secretario de Organización socialista le pregunta "por qué es posible" en Castilla-La mancha "llegar a acuerdos con todos", menos con él. "Espero que no sea porque considere que, apoyándose en la pandemia y en el dolor, le vaya a ir mejor a su partido cuanto peor le vaya a Castilla-La Mancha", sentencia.

Comentarios