Domingo 18.11.2018
RESULTADO DE LAS PRIMARIAS DEL PP

Cospedal gana en su feudo castellano‑manchego con el 65% de los votos entre denuncias por irregularidades

La expresidenta de la Junta recibe el apoyo mayoritario de los afiliados de su región en las primarias del PP, aunque el amplio margen no le sirve para pasar el corte y no será candidata a la Presidencia del partido. El proceso, bajo sospecha tras las numerosas denuncias.

María Dolores de Cospedal el día que presentó su candidatura para presidir el PP. EFE
María Dolores de Cospedal el día que presentó su candidatura para presidir el PP. EFE

TOLEDO.- La exministra de Defensa, expresidenta de la Junta, exsecretaria general del PP y líder autonómica del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha conseguido imponerse en su feudo castellano-manchego, donde ha obtenido el 65,5 por ciento de los votos, en concreto 2.922 del total de 4.851 afiliados que se habían inscrito para participar en este proceso de primarias. 

Se ha impuesto así con solvencia a sus dos principales rivales, el exvicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, quien obtenía 1.113 votos y la exvicepresidenta del Gobierno de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, que lograba en Castilla-La Mancha tan solo 423 votos

De este modo los populares castellano-manchegos han 'cumplido' con lo que la dirección regional esperaba de ellos, respaldando mayoritariamente a su presidenta regional, y dando un apoyo marginal ‑tan solo el 9% de los votos emitidos‑ a la que hasta hace unos días se consideraba su principal rival, Santamaría. 

La albaceteña ha conseguido imponerse así en todas las provincias de Castilla-La Mancha, a pesar de que desde alguna candidatura se apuntaba que Casado podría haberla desbancado en Cuenca. No obstante, después los resultados confirmaban que no había sido así. Cospedal obtenía en dicha provincia 517 votos, mientras que Casado lograba 111 y Sáenz de Santamaría obtenía 81. 

Por su parte en Toledo, la presidenta regional del PP lograba 1.091 votos, superando en más del doble a Casado, que obtenía 445 votos, mientras que la exvicepresidenta del Gobierno conseguía tan solo 167. 

Una situación que se repetía en Albacete, donde Cospedal lograba 547 apoyos, seguida por Casado con 107 mientras que Sáenz de Santamaría tan solo obtenía 30.  

En Ciudad Real se imponía también Cospedal, con 521 votos, aunque Casado se acercaba algo más con 341 votos, frente a los 123 de Santamaría. 

Finalmente en Guadalajara la presidenta regional del PP se hacía con 246 apoyos, duplicando así los 109 obtenidos por Pablo Casado y los escasos 22 que recibía la exvicepresidenta. 

A estas dos últimas provincias hacen referencia, precisamente, las acusaciones y amenazas de impugnaciones más graves que han trascendido. Entre ellas las que se producían en Ciudad Real, donde un interventor de la candidatura de Casado acusara formalmente a las diputadas Rosa Romero y Carmen Quintanilla de intentar "dirigir" el voto de los afiliados que acudían a la sede ciudadrealeña del partido, indicándoles qué compromisarios tenían que elegir. Así habría quedado reflejado en el apartado de incidencias de una de las mesas electorales. 

Equipo de Casado desde el que también han asegurado que afiliados castellano-manchegos se han encontrado con problemas a la hora de votar, como en el caso de Guadalajara, donde aseguran que se habría incumplido la neutralidad, porque presuntamente se habría acompañado “a gran cantidad de personas mayores” para que cojan una papeleta marcada, mientras que en Talavera de la Reina se habla incluso de “coacciones”.

Situaciones a las que el presidente del Comité Organizador del Congreso de los próximos 20 y 21 de julio, Luis de Grandes, se ha referido como cuestiones “anecdóticas”, señalando que no se habían formalizado reclamaciones al respecto. 

TAMBIÉN PRIMERA EN GALICIA Y ASTURIAS 

Sin embargo, a pesar de estos resultados aplastantes de Cospedal en su territorio, no han sido tan significativas las diferencias en las otras dos regiones en las que la exsecretaria general del PP se ha impuesto.

En Galicia, donde su presidente Alberto Núñez Feijoo terminó mostrándo su apoyo a Cospedal, las distancias han sido mucho más ajustadas. Allí la exministra de Defensa conseguía 1.559 votos, seguida por Casado con 1.161 votos y Sáenz de Santamaría con 1.106 apoyos. 

También habría obtenido un apoyo mayoritario en Asturias. 

Unos resultados que, sumados con las derrotas que había cosechado en el resto de autonomías, no han sido suficientes para que María Dolores de Cospedal pase a la segunda ronda de estas primarias, en las que Sáenz de Santamaría se ha terminado imponiendo con 21.513 apoyos y Casado recogía 19.967 apoyos. 

LA LLAVE, EN SU MANO 

Y aunque podría verse a Cospedal como la gran derrotada en estas primarias, relegada al tercer puesto tras Santamaría y Casado, la llave de la presidencia del PP podría estar en los compromisarios conseguidos por su parte

En las últimas semanas mucho se ha hablado de la posibilidad de plantear una única candidatura para llegar “unidos” al Congreso Nacional Extraordinario del PP del próximo 20 y 21 de julio, aunque de no conseguir esa unidad, los compromisarios afines a María Dolores de Cospedal tendrán mucho que decir en esa cita. 

Un proceso al que también ha hecho referencia la propia Cospedal durante su intervención ante los medios de comunicación, apelando a la apertura de un proceso de reflexión.

A los 15.090 afiliados que han apoyado su candidatura, María Dolores de Cospedal ha agradecido su apoyo. Un 26% de los militantes que han votado y que, ha incidido, “no pueden quedar fuera”. 

Apuesta Cospedal por un futuro del PP “unido”, capaz de ofrecer una propuesta que “hoy por hoy es la única respuesta alternativa al Gobierno de Sánchez y sus aliados”. 

Un partido “fundamental” para España y defender valores “como la unidad del país, el patriotismo y la libertad”, según la exministra de Defensa, por lo que considera necesario “llegar a acuerdos” para dar lugar a esa formación que opte a recuperar el Gobierno. 

"NO ASPIRO A NINGUNA RESPONSABILIDAD" 

Respecto al futuro y las conversaciones que haya que tener, Cospedal ha aclarado que “no aspira” a ningún cargo ni responsabilidad en el PP, aunque considera que “hay muchas personas, militantes que son ganadores de elecciones”, que “representan lo mejor del PP, que tienen que estar presentes en el futuro de nuestro partido”. 

“Espero que seamos entre todos capaces de hacer lo mejor para el Partido Popular”, ha sentenciado. 

Preguntada por la orientación de sus apoyos, Cospedal ha señalado que hoy por hoy “es muy precipitado” responder a esa pregunta, y que habrá que hablar. “Hay muchos votos que no están integrados en esas dos candidaturas que han pasado” y por ello “aún tenemos mucho que reflexionar”

Respecto a la posibilidad de integración en una única candidatura de cara al Congreso, María Dolores de Cospedal ha apuntado que teniendo en cuenta los resultados se debe “ser prudentes” e iniciar un proceso de reflexión, en el que la iniciativa corresponde a los dos candidatos que han pasado. 

Sobre su futuro, Cospedal ha apuntado que hará lo que considere “mejor para el partido” y para su situación personal. Lo que tiene claro es que lo que no hará será “entorpecer” a quien vaya a presidir el partido. 

Un futuro que, también ha dicho, no tardará en desvelar cuál será. 

Comentarios
x