viernes 20.09.2019
ELECCIONES AUTONÓMICAS

El PP arranca la campaña dispuesto a convertir la Junta en "el dique de contención" contra Pedro Sánchez

  • Pocas horas después de que el CIS pronosticara su batacazo para el 26M, el candidato 'popular' a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ha dicho que su misión es recuperar el voto que su partido perdió en los comicios generales.

  • Sitúa el foco de su campaña en lo que ha calificado como "las políticas perjudiciales para la región" que va a poner en marcha "el Ejecutivo de izquierdas que hay en el país", al tiempo que dice que en su hipotético gobierno cogen todas las ideologías.

El candidato del Partido Popular a presidir el Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, iniciando la campaña de los comicios del 26M
El candidato del Partido Popular a presidir el Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, iniciando la campaña de los comicios del 26M

TOLEDO.- El candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez, ha arrancado la madrugada de este viernes la campaña electoral autonómica con la premisa de "reilusionar" a los ciudadanos que el 28 de abril no votaron al PP, pidiéndoles que "vengan con nosotros" porque "aquí tienen su casa".

Así lo señalaba durante la tradicional pegada de carteles en un acto celebrado en un restaurante toledano, en el que estuvo acompañado por la candidata a la Alcaldía de la capital regional, Claudia Alonso. Un acto en el que aseguraba que ha llegado el momento de que "todos unidos" reilusionen a Castilla-La Mancha y trabajen juntos "por un proyecto ganador y de futuro".

"Estamos ante el inicio de un sueño, que es el de ganar las elecciones junto a los castellano‑manchegos" y demostrar que "otra región es posible" con "el gran partido del centro‑derecha español". Un partido que "trabaja por una España unida en la que se protejan nuestras tradiciones y nuestra cultura", apostillaba.

Adelantaba así que va a "trabajar por aquello que nos hace más libres, mejorando nuestra educación, porque las políticas sociales sean protagonistas de la vida diaria del Gobierno, para que la sanidad sea de excelencia y no sea un herramienta arrojadiza como ha pretendido el Gobierno de izquierdas". Asimismo, afirmaba que en el PP "nos importan nuestros pueblos, ciudades, la gente del mundo rural, nuestros autónomos y lo que genera empleo, riqueza, oportunidades y bienestar".

Con este reposicionamiento hacia el centro, siguiendo los pasos dados en este sentido por el líder de su partido, Pablo Casado, tras los resultados electorales del 28 de abril, Núñez aseguraba que "ha llegado el momento de decir que aquí ‑refiriéndose al PP‑ hay una opción de gobierno en la que cogen todos los castellano‑manchegos, ya sean de izquierdas, de centro o de derechas", y de llevar a la región "hacia un futuro de oportunidades". "Ha llegado el momento de pasar página del gobierno de la dejadez, de dejar atrás un gobierno que no ha cumplido lo que prometió y de decirle al gobierno de izquierdas que son parte de la historia", apostillaba.

Momento de "dejar atrás" un gobierno que, según el candidato 'popular', se ha dedicado durante cuatro años "a prometer cosas que no ha cumplido". Aboga así por un proyecto para la región de "ilusión, fortaleza, impulso, energía y vanguardia"; una Castilla-La Mancha que quiere que sea "dinámica", que esté "conectada y comunicada"; que sea una región "donde se pueda vivir y construir una familia", con un gobierno que anteponga el interés de Castilla-La Mancha "a cualquier otro".

Un gobierno, aseguraba, que va a acabar "con el más nefasto de la historia de esta tierra, que es el de Page y Podemos" y que va a ser "el dique de contención al Ejecutivo de izquierdas que hay en nuestro país y que va a poner en marcha políticas perjudiciales para a región".

Núñez propone para ello una campaña "muy sencilla", en la que asegura va a decir "las cosas" a la gente "con claridad".

El candidato 'popular' se ha mostrado así "orgulloso" del PP, de los 919 municipios de la región, de todas las candidaturas, alcaldes, concejales y afiliados, remarcando que salen "a ganar, a gobernar en Castilla-La Mancha".

Terminaba su intervención interrumpido por los aplausos de los asistentes, con gritos de "presidente, presidente".

Comentarios
x