Lunes 10.12.2018
TRANSPARENCIA

Polémica en Castilla-La Mancha por los contratos públicos y premios a una productora ligada a Podemos

  • El diario nacional El Confidencial pone en el punto de mira conexiones entre El Retorno Producciones S.L., empresa que nace poco después del pacto de investidura de Emiliano García-Page con Podemos, y el jefe de gabinete de la Vicepresidencia Segunda de la Junta, en manos del partido morado, Julio Pérez del Campo.
  • Semanas después de su inscripción en el Registro Mercantil, la productora, que ha participado en dos documentales del dirigente de Podemos, uno de ellos nominado a los Goya, conseguía su primer contrato con la televisión pública regional por un importe de algo más de 80.000 euros.
  • La empresa y Pérez del Campo niegan cualquier relación más allá de lo profesional, y éste ve en la información desvelada un ataque personal y contra sus trabajos audiovisuales.
Imagen del plató de Tercera Pantalla, emitido en la televisión pública castellano-manchega y producido por El Retorno Producciones, S.L.
Imagen del plató de 'Tercera Pantalla', emitido en la televisión pública castellano-manchega y producido por El Retorno Producciones, S.L.

TOLEDO.- La supuesta vinculación entre una productora talaverana y uno de los cargos de Podemos en el Gobierno castellano-manchego, así como los beneficios que se habrían obtenido de esta relación, está siendo objeto de polémica en la región.

Una información, publicada por El Confidencial, en la que se desgranan los lazos que conectarían al jefe de gabinete de la Vicepresidencia Segunda del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez del Campo, con una productora talaverana, El Retorno Producciones S.L., contratada por la televisión pública castellano-manchega, CMMedia, para la producción de una tertulia televisiva. Productora que también se habría encargado de producir el cortometraje del asesor del partido morado, recientemente seleccionado para los Goya.

Concretamente, según los datos desvelados por el periodista Ángel Villarino, El Retorno Producciones S.L. se constituía en Talavera de la Reina el 14 de diciembre de 2015, unos meses después del acuerdo de investidura. Un pacto con Podemos que permitió al socialista Emiliano García-Page formar gobierno en Castilla-La Mancha y en cuya negociación tomó parte el propio Pérez del Campo, por aquel entonces secretario de Organización del partido morado a nivel regional y portavoz del grupo de contacto en las conversaciones con el PSOE.

Dos cuestiones distintas que desde El Confidencial se ponen en relación. Señala así, que unas semanas después de su inscripción en el Registro Mercantil, la empresa conseguía su primer contrato con la televisión autonómica por un importe de algo más de 80.000 euros. Apunta este diario nacional cómo entonces, a pesar de carecer de experiencia, "se dejaba en manos de esta productora desconocida, un ambicioso espacio se debate político, entrevistas y humor".

Se ponía así en antena 'Tercera Pantalla', en cuyo nombre -apunta EC- ya algunos interpretaron "una declaración de intenciones", después de que en las elecciones autonómicas del mes de mayo la formación morada hubiese quedado en tercera posición, por detrás de PP y PSOE, acabando así con el bipartidismo en unas Cortes que parecían inasequibles después de que Izquierda Unida perdiera su único escaño en 1999.

Pero no sería todo un camino de rosas para este formato, que lanzado en horario de máxima audiencia, se encontraría de frente con algunos profesionales del medio, que "no entendían que un ente público con cerca de 500 trabajadores tuviera que echar mano de una pequeña productora sin currículum para un programa informativo tan destacado en parrilla".

Una empresa talaverana que como vendrían a saber después, "estaba vinculada a Julio Pérez del Campo, talaverano también secretario de Comunicación de Podemos en la autonomía y, desde septiembre de 2017 -en virtud del pacto con el PSOE- jefe de gabinete de la Vicepresidencia Segunda de la Junta", que además es precandidato para las europeas del próximo mayo y en los últimos años se ha dedicado a dirigir documentales habiendo sido dos de sus proyectos más ambiciosos producidos por El Retorno.

Dos cintas que abordan la crisis humanitaria de Palestina: un cortometraje titulado 'Gaza' y el largometraje documental 'Gas the Arabs', ambos dirigidos junto al mallorquín Carles Bover.

Producciones para las que, según El Confidencial, se habría destinado dinero procedente de los contratos que El Retorno tiene con CMMedia, ya que la productora "vive fundamentalmente de lo que le vende a la televisión pública".

En este sentido detalla que de los 84.916 euros que habría tenido como ingresos El Retorno, un total de 81.326 habrían llegado del ente público. Una cantidad, tal y como recoge el extracto de liquidaciones de CMMedia, que la productora percibía por el programa de tertulia de actualidad, grabado entre el 4 de febrero y el 15 de junio de 2016.

Una adjudicación que coincidía en el tiempo con la negociación de los primeros presupuestos del Gobierno de Page, y cuyo feliz desenlace se anunciaba públicamente el 8 de febrero, durante una rueda de prensa en la que junto al presidente autonómico también estuvo el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina.

El año siguiente se le encargaban otros ocho programas de 'Tercera Pantalla',  grabados entre el 30 de enero y el 31 de marzo de 2017, por los que El Retorno Producciones facturó 77.519 euros. Adjudicación que terminaba con el mes de marzo, tan solo unos días antes de que la formación morada protagonizase en las Cortes la "espantada" presupuestaria, al impedir con su voto en contra que las cuentas previamente acordadas con el Ejecutivo socialista saliesen adelante. Un hecho que abría una crisis que se cerraría meses después, cuando para poder sacar adelante los presupuestos, García-Page ofrecía a la formación morada entrar en el Ejecutivo autonómico.

Pero en El Confidencial van aún más allá y destacan cómo estos dos trabajos han protagonizado "un paseo triunfal" en varios festivales de la región, ganando premios remunerados y menciones honoríficas en los de Albacete y Guadalajara, así como en el Festival de Castilla La-Mancha, "todos ellos patrocinados o copatrocinados por el gobierno del que forma parte y por la propia televisión autonómica".

Así, por ejemplo, en el Festival de Cine Solidario de Guadalajara (FESCIGU), celebrado del 3 al 7 de octubre de 2017, patrocinado por la Junta y el ente público, 'Gaza' obtuvo el Premio Picazo al mejor cortometraje español, dotado con 2.000 euros, diploma y trofeo.

En Albacete, en el festival Abycine, que cuenta con el apoyo de la Fundación Impulsa ‑dependiente del Gobierno‑ y entre cuyos patrocinadores se encuentra también CMMedia, unas semanas más tarde se exhibía el documental 'Gas the Arabs'; mientras que en la novena edición del Festival de Cine de Castilla-La Mancha (FECICAM), que se celebraba en marzo de 2018 en Ciudad Real, se le otorgaba el premio al mejor cortometraje, dotado con 1.000 euros y trofeo otorgado por CMMedia, a 'Gaza'.

Respecto a este último festival, que contó con el patrocinio también de CMMedia, cabe apuntar que entre los miembros del jurado se encontraba la responsable del departamento de producción ajena de la televisión autonómica, por lo que podría establecerse una relación profesional entre este miembro del jurado y la productora del cortometraje premiado. Una relación que podría haber terminado con el corto fuera del concurso, al establecer las bases del festival en su artículo octavo, que "si hay algún acuerdo, relación o atenuante entre jurado y participante, automáticamente quedará descalificado".

"Es un secreto a gritos lo que está ocurriendo, son cifras pequeñitas pero son las mañas de siempre en política regional. Aquí no hay mucha industria audiovisual y cuesta trabajo encontrar cintas de calidad, pero aún así es un escándalo que en todos los festivales premien los documentales ya no del amigo de un político, sino directamente de un político que además se suponía que venía a renovar y dar ejemplo" señala en declaraciones a El Confidencial un productor castellano-manchego.

Reconocimientos en diversos festivales -también son numerosos en los que ha participado fuera de territorio castellano-manchego- que han servido de trampolín para estas producciones.

Y es que respecto a Pérez del Campo, cuyo cortometraje 'Gaza' ha sido nominado para los Goya, no se pone tanto en duda la calidad técnica de su trabajo sino "su relación con la política", más aún cuando el propio Código Ético de Podemos exige "evitar la contratación pública con empresas en las que el miembro de Podemos o sus familiares puedan tener algún tipo de interés económico".

NIEGAN LA RELACIÓN CON PODEMOS

Aunque desde El Retorno habrían negado a El Confidencial cualquier relación más allá de lo profesional con ningún partido político e insistido en que no conocían a Pérez del Campo antes de grabar 'Tercera Pantalla', siendo allí cuando entraron en contacto y decidieron colaborar en sus documentales, sí habrían admitido que la productora se constituyó para asumir el encargo de realizar el programa de debate político.

Un espacio, por otra parte, cuya creación habría apoyado la formación morada al considerar que "era necesario" un programa de tertulia, "pero en ningún caso estamos relacionados con el partido", señalan desde la productora.

No obstante, como apunta El Confidencial, sí que ha existido una relación con al menos otro de los miembros de Podemos en Castilla-La Mancha. Se trata de la asesora en el gabinete de la Vicepresidencia Segunda, que dirige Pérez del Campo, Carolina Rodríguez, quien antes del acuerdo que llevó a la formación morada a integrarse en el Ejecutivo regional, había sido responsable de prensa del partido en las Cortes autonómicas. Una relación laboral con El Retorno Producciones S.L., que se extendió entre marzo y junio de 2016 y entre febrero y abril de 2017 -fecha en que pasaba a ocuparse de las labores de prensa de Podemos en las Cortes-, y que quedaba recogida en la declaración de bienes publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el 8 de noviembre de 2017.

Conexión Podemos-El Retorno que también establece El Confidencial a través del portavoz de Podemos en Talavera de la Reina y recién elegido secretario general en el municipio, Sergio Ortiz, quien se ha encargado del grafismo de los documentales.

SIN APENAS AUDIENCIA

Respecto a los contenidos del programa, 'Tercera Pantalla' tampoco habría sido ajena a las clásicas disputas sobre la parcialidad de los mismos. Y es que aunque es frecuente contar entre sus tertulianos con políticos de la oposición, un exdiputado regional comentaba a EC que el espacio "tiene un sesgo claro, que se ve en las entrevistas, en el tipo de gente que llevan y en cómo tratan los temas".

Sin embargo el verdadero debate en torno al programa se ha generado debido a sus malos datos de audiencia, al no haber superado después de varias temporadas el 2 por ciento de share, por debajo de la media de la cadena, lo cual -según EC- "pone en riesgo su renovación para este año, que además es año electoral, lo que complica el equilibrio político".

Muestra de ello el comentario que hacía en sede parlamentaria la propia directora general del ente público, Carmen Amores, quien el pasado 6 de marzo, durante una comisión de control, señalaba: "Le he dicho a mi equipo hace nada que elijan a los representantes de la tertulia política y las personas del equipo me miran asustadas y me dicen: no, de verdad, no, si es que son los partidos quienes nos lo dicen. Y yo les digo: pues por eso tenemos el uno y medio por ciento de audiencia. Vamos, que la gente está que no duerme para ver por la noche el dichoso 'Tercera Pantalla'".

No obstante, para El Retorno Producciones ya hay otro contrato en marcha, un programa sobre salud y nutrición para el nuevo canal digital a la carta del ente público, que se llama 'Equipo S', por el cual -detalla este medio- facturarán más de 40.000 euros.

Respecto a la relación entre el programa que produce El Retorno y Podemos, también realizaba alguna insinuación uno de los consejeros del PP en la televisión autonómica, señalando que los más de 80.000 euros que había costado la externalización de 'Tercera Pantalla' en 2016 solo sirvieron "para que esté contento el representante de Podemos", tal y como recoge El Confidencial.

Y es que han sido los diputados ‘populares’ y no tanto la formación morada, quienes han hecho suyas las reivindicaciones sindicales relativas a la excesiva externalización de programas por parte de la televisión pública.

Así se ponía de manifiesto durante la comparecencia de la directora del ente público, Carmen Amores, el 7 de noviembre de 2017, para dar cuenta del presupuesto previsto para 2018. Una intervención en la que fue interrogada por parte de la diputada  regional de Podemos, María Díaz, sobre la externalización para preguntarle cuándo cobraban las productoras de Andalucía que venían a trabajar con la televisión pública de Castilla-La Mancha, al tiempo que pedía que se priorizase la contratación de gente y empresas de la tierra.

Preguntaba así por las medidas o acciones emprendidas para "el desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual en la región", pero pasando por alto la reivindicación sindical relativa a priorizar los recursos y personal propios, que ya se planteaba durante la anterior legislatura.

UNA CAMPAÑA DE ATAQUE PERSONAL

Una información a la que respondía el propio Julio Pérez del Campo a través de sus redes sociales, calificando de "triple salto con tirabuzón" lo publicado por El Confidencial en su intento de "desprestigiar a la productora diciendo que apoyan a Podemos (y ya de paso a un servidor)".

Julio Pérez del Campo junto a José García Molina. Redes Sociales

Pérez del Campo precisa que "el documental se rodó antes de que ni Podemos ni la productora existieran", aunque no detalla cuándo se llevaron a cabo, por ejemplo, las fases posteriores a la filmación -como el montaje o la propia distribución-, para las cuales también se precisa contar con financiación. De hecho, según consta en la web de Filmin, donde se puede visualizar el documental ‘Gas The Arabs’, éste habría sido producido en 2017.

Pérez del Campo explica cómo el periodista que firma el artículo se puso en contacto con la productora, en la que "a pesar de que le dijeron que ni siquiera existían cuando se rodó, que no han aportado ningún capital, que todo lo hemos pagado los directores", insistió en que lo iba a publicar.

Asegura que hizo llegar al periodista que quería dar su versión, aunque "ni siquiera me ha llamado, porque obviamente le da igual", al considerar que "la intención no era dar una noticia".

Y es que para el jefe de gabinete de la Vicepresidencia Segunda, con esta información publicada por El Confidencial, lo que se pretende es atacarle "personalmente", consiguiendo con ello "arrasar por el camino con: la productora (dos chicas que se esfuerzan por llegar a fin de mes y que nada tienen que ver conmigo y que les acaba de joder cualquier contrato a futuro); los festivales de cine (creo que al jurado y a los festivales no les hará ninguna gracia que insinúe que están vendidos); las personas que han ayudado altruistamente a que pudiéramos desarrollar el documental (pagado por los directores) ", precisa.

Una aclaración que Julio Pérez del Campo continúa asegurando que cualquiera que le conozca "sabe que soy un activista desde que tengo uso de razón, sabe lo que nos ha costado sacar este proyecto adelante económicamente y los favores a nuestro entorno que hemos tenido que pedir".

Cree que "éstas son las primeras consecuencias de la preselección" a los Goya, augura que "vendrán más" puesto que "no van a permitir que el corto sea nominado. No obstante, advierte Pérez del Campo, "que algo tengan claro, superamos su censura y sus amenazas, ahora superaremos esto". Y con un "ni un paso atrás", concluye su exposición.

POSIBLE INFRACCIÓN DEL CÓDIGO ÉTICO

En cuanto a José García Molina, en relación a los premios cinematográficos recibidos por su jefe de gabinete, Julio Pérez del Campo, en festivales patrocinados por el propio Gobierno castellano-manchego cuando ya ostentaba el cargo de vicepresidente segundo, fuentes de la televisión pública regional señalan que el dirigente del partido morado podría haber infringido uno de los puntos del Código Ético de los altos cargos o asimilados de la Administración de la Junta de Comunidades, el cual firmó el 28 de marzo de 2018.

En concreto se trataría del punto relativo a los criterios, comportamientos y estándares de conducta, en el que se establece que "evitarán cualquier práctica o actuación que esté afectada o que pueda levantar cualquier sospecha de favoritismo a determinadas personas o entidades públicas o privadas".

Una incompatibilidad que también se atribuye a el cameo que ambos protagonizaron en octubre de 2017 en el rodaje de la última película de José Luis Cuerda, 'Tiempo después', que también ha contado con el apoyo de la Junta de Comunidades y del ente público.

Participación que no fue remunerada económicamente, pero hay quien considera en la televisión pública regional que ha podido beneficiar en cuanto a publicidad y promoción política.

Comentarios
x