sábado 14.12.2019
CASTILLA-LA MANCHA

Podemos registra en las Cortes una ley en defensa del colectivo LGTBI sobre la bocina de la legislatura

  • La formación morada impulsa una normativa para combatir la discriminación por orientación sexual e identidad de género, contemplando medidas que abarcan desde la atención sanitaria al empleo, pasando por la educación.
  • Confían en contar con la unanimidad Parlamento castellano-manchego para su aprobación este mandato, pero desde el Ejecutivo regional recuerdan que no queda tiempo debido a la inminente disolución de la Cámara.

TOLEDO.- Blindar los derechos del colectivo LGTBI es el objetivo de la proposición de ley registrada este miércoles en las Cortes regionales por el grupo parlamentario de Podemos. Texto normativo con el que se pretende legislar en materia de igualdad social, de trato y no discriminación por orientación sexual e identidad de género en Castilla-La Mancha, "anclar derechos y libertades que todavía no están garantizados en la sociedad".

Así lo señalaba la presidenta del grupo parlamentario, María Díaz, tras el registro de la propuesta en el Parlamento castellano‑manchego, acompañada por la secretaria regional de Igualdad y Feminismo de Podemos, Ana Navarrete, y miembros de asociaciones en defensa del colectivo LGTBI.

Una proposición de ley que confía cuente con la unanimidad de las Cortes, como ha sucedido en otros parlamentos. Y es que, a pesar de ser Castilla-La Mancha la última región en legislar en esta materia, "nunca es tarde si la dicha es buena".

En este sentido, Díaz destacaba que es "esencial" que cualquier ciudadano "pueda amar o identificarse como quiera"; unos derechos y libertades que "hay que garantizar en nuestra tierra".

Por ello la diputada regional se mostraba confiada en que la ley se tramite "lo antes posible" y por unanimidad, ya que "no se entendería que alguien imposibilitara la tramitación de esta ley, pusiera impedimentos o que negara que es importante garantizar la igualdad en la comunidad al máximo nivel".

Subrayaba en este sentido que esta ley "no tiene color político" puesto que procede de la sociedad civil, de los colectivos que han trabajado en su elaboración. Un proyecto de ley que por tanto se debe tramitar, debatir y votar en el Parlamento regional, y "si alguien tiene algún inconveniente" en su aprobación será quien deba sentarse "frente a frente" con estos colectivos y explicar su negativa.

Petición de que esta normativa sea aprobada antes de que finalice la legislatura a la que se suman las asociaciones, algunos de cuyos miembros, a través de las redes sociales, se preguntan si el PSOE de Emiliano García-Page "bloqueará" también esta iniciativa legislativa en las Cortes, en relación al anuncio que hizo la semana pasada la Junta, que rechaza tramitar nuevas leyes mientras persista la crisis interna de la formación morada y la división de su grupo parlamentario.

Una situación que denunciaba hace unos días la propia presidenta del grupo parlamentario Podemos, María Díaz, señalando al presidente de la Cámara, el socialista Jesús Fernández Vaquero, como responsable de la paralización legislativa de las Cortes y acusándole de hacerlo por intereses electoralistas. 

Acusaciones a las que se respondía con contundencia desde la Presidencia del Parlamento autonómico, tildándolas de "falsedades" y asegurando que la tramitación legislativa sigue el calendario previsto y que las leyes ya registradas se llevarían al Pleno antes de que finalice la legislatura.

Sin embargo, no habrá tiempo para que esta proposición de ley pueda ser aprobada, puesto que "el Gobierno deberá firmar el próximo 31 de marzo el decreto de disolución de las Cortes", tal y como han confirmado fuentes del Ejecutivo autonómico a PeriódicoCLM.

Por su parte, continuando con el análisis de la ley, Navarrete apuntaba el carácter "integral" de esta norma, al abarcar actuaciones tanto en el ámbito sanitario, como en el del empleo y en el de la diversidad de las familias. Asimismo la propuesta incluye la creación de un Observatorio de Violencia LGTBI y regula un marco de punición de máximos para los delitos de odio.

Delitos que, detallaba, están por encima de los delitos raciales y que, sin embargo, son "invisibilizados".

De ahí la importancia del planteamiento en materia de educación y sensibilización que propone este texto normativo, con actuaciones desde la educación Primaria, como vía para generar un cambio social.

En la misma línea, la representante de la Asociación Plural LGTBI Mancha Centro, Noelia Seller, coincidía con Díaz en que el registro de la ley es un "hito" en la región que el colectivo necesita porque en su día a día los discriminan por "no entrar dentro de la heteronormatividad".

Según Seller, esta ley puede ayudar a todo el colectivo, desde niños a personas mayores, por la visibilidad que supone y, sobre todo, ante el desconocimiento, incluso de lo que es la LGTBIfobia.

La representante de la Asociación Plural LGTBI Mancha Centro recordaba que lo único que hacen es "amar de una forma", "para muchas personas diferente", pero que en realidad "no es ni igual ni diferente, sino nuestra propia forma de amar". Algo por lo que "nos la jugamos muchas veces cuando salimos a la calle".

Lamentaba por ello declaraciones como las del exministro del PP Jaime Mayor Oreja, quien sostiene que "no puedes ser hombre hasta los 15 años y luego hacerte mujer", o las de la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, sobre el adoctrinamiento de los niños, a la que ha preguntado si cree que "adoctrinar a alguien es defender la libertad de las personas".

Con esta ley se pretende que Castilla-La Mancha "sea una sociedad inclusiva", en la que se garanticen los derechos y libertades.

Comentarios
x